Opinión

Medidas emergentes ante feminicidios

Estamos en contra de cualquier manifestación machista que denigre la legítima exigencia del derecho de las mujeres a una vida libre de violencia. | César Cravioto

  • 10/12/2019
  • Escuchar

El 7 de diciembre de 2017, dos organizaciones de la sociedad civil presentaron al gobierno federal la solicitud de alerta de violencia de género en la ciudad de México fundada en el no reconocimiento de los feminicidios y otros delitos contra las mujeres, y en la indolencia y desatención a vidas en la administración del entonces jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera.
El actual gobierno de la Doctora Sheinbaum, a diferencia del anterior, ha emprendido acciones definitivas y radicales con la prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia contra de las mujeres en la Ciudad:
El 20 de marzo de 2019 se instaló un nuevo Centro de Justicia para las Mujeres en la Alcaldía de Tlalpan.
El 6 de mayo de 2019 se anunció la creación de la Fiscalía Especializada para la Investigación del Delito de Feminicidio, encargada del desarrollo del Programa Integral para la Acción Investigación y Combate a la Impunidad del Delito del Feminicidio.
Se incorporó el criterio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, establecido en la Sentencia relativa a la investigación de la muerte violenta de “Mariana Lima”, para que todas las muertes violentas de mujeres sean investigadas bajo la hipótesis de feminicidio. A partir de esta incorporación se han reclasificado carpetas e investigado bajo el protocolo de feminicidio.
Actualmente se desarrolla una amplia estrategia de capacitación a personal ministerial, pericial, de seguridad y de atención a víctimas en materia de derechos humanos y perspectiva de género.
A partir de abril de 2017, 70 Ministerios Públicos de las fiscalías desconcentradas cuentan con una abogada de la Secretaría de las Mujeres encargada de asesorar y apoyar a las mujeres que llegan a presentar denuncias por violencia de género o familiar. A la fecha la intervención de estas abogadas ha posibilitado que se abran 6,670 carpetas de investigación y han atendido a 28,135 mujeres.
También se implementó la Red de Mujeres por la Igualdad y la No Violencia en la que 2.200 mujeres en la Ciudad de México llevan a cabo acciones territoriales, puerta por puerta, para difundir la igualdad, y los derechos de las mujeres. A la fecha 13, mil mujeres han sido atendidas.

El 27 de agosto de 2019 se instaló el Gabinete de Igualdad Sustantiva y Violencia contra las mujeres de la Ciudad de México.

Datos del INEGI indican que el 70% de las mujeres mexicanas han vivido violencia en alguna etapa de su vida; es por ello que toda la sociedad debe involucrarse en la construcción de espacios libres de violencia y discriminación para niñas y mujeres.
Como gobierno e individuos, estaremos siempre en contra de cualquier manifestación machista que denigre la legítima exigencia del derecho de las mujeres a una vida libre de violencia.
“Son legítimas las protestas de mujeres de todas las edades, que han tenido lugar en la capital del país y en otras ciudades del mundo en las últimas semanas, y ante las burlas que se han dado en redes sociales, no habrá tolerancia, pues se convierten en acciones que justifican el abuso y el acoso sexual”, ha refrendado la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, CONAVIM. Trabajemos todos para erradicar la violencia contra las mujeres en la gran ciudad de México, y en nuestro país.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.