Opinión

¿Más bancos asiáticos?

Otra que podría dar la sorpresa en 2016, es Urbi quien prevé regresar a la bolsa, luego de que la CNBV suspendió su cotización hace casi tres años.

  • 12/01/2016
  • Escuchar

En este 2016, empezarán a operar por lo menos  cinco bancos extranjeros nuevos. Lo relevante es que hay un creciente interés de intermediarios asiáticos de ampliar sus negocios en el país.

 

En los pasillos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) se habla de que nada más en este año, abrirán sus puertas al público el español Sabadell, los chinos ICBC y Bank of China, el surcoreano Shinhan y el mexicano Finterra, este último resultará de la transformación de una Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (Sofom) a banco.

 

Sin embargo, la expectativa es que aumente el número de solicitudes formales en los siguientes meses. No descartan que más bancos provenientes de medio oriente se acerquen a la autoridad financiera, lo que se explica por el aumento de la inversión de esa región al país, tal es el caso de KIA, que pretende incrementar su participación de mercado.

 

Además, con las reformas en materia energética más empresas necesitarán financiamiento para los proyectos de inversión y la banca  fue una de las primeras en levantar la mano, sobre todo porque la mayoría opera al 50% de capacidad crediticia, es decir, tiene el capital para prestar por lo menos el doble de su cartera.

 

Vinte a la BMV

 

Otra de las vivienderas que decidió llegar a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), es Vinte. La oferta de la inmobiliaria será por entre 1,600 y 1,700 millones de pesos, que representan 25% de su capital social.

 

La intención es debutar en el mercado nacional la segunda semana de febrero. Los principales compradores de los papeles de Vinte serán inversionistas institucionales, entre los que se incluyen las Afores y los fondos de capital.

 

Esta empresa no es la única del sector que arribará a la Bolsa. Javer, que tenía previsto listarse el 15 de diciembre decidió posponer la emisión, ante las condiciones de volatilidad en los mercados, pero no se descarta que retome sus planes en el primer trimestre del año.

 

La última y nos vamos

 

Otra que podría dar la sorpresa  en 2016, es Urbi quien prevé regresar a la bolsa, luego de que la CNBV suspendió su cotización hace casi tres años.

 

La compañía ya diseñó un plan de reestructura que consiste en una inyección de capital por 1,073 millones de pesos, que será a cambio de 64.41% de los títulos de la inmobiliaria.

 

En principio, los acreedores recibirán 97.5% del capital de Urbi reorganizado, cifra que se diluirá conforme se concrete  la aportación de recursos y podría llegar a cerca de 35 por ciento.

 

Como parte de los primeros acuerdos, la intención es ratificar a los accionistas fundadores Cuauhtémoc Pérez Román y Netzahualcóyotl Pérez Román, en posiciones senior de gerencia, pero en el puesto clave, que es el director financiero, los nuevos accionistas serán los encargados de designarlo.

 

En los próximos días, la empresa buscará la aprobación del 50% +1 de sus acreedores no garantizados para finalizar su proceso de Concurso Mercantil, fecha que vence el próximo 15 de enero.

 

El plan tendrá que confirmarlo un juez el 4 de febrero, que es el último día para que la viviendera salga del concurso, o de lo contrario entrará en liquidación.

 

Como parte de la reestructura se negocia una línea de crédito garantizada por 330 millones de pesos, que permitirá proveer recursos adicionales a la compañía.

 

@rominarr 

 

 

 

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.