Opinión

María Magdalena no fue meretriz, Sabina debe rectificar

Sin las mujeres probablemente no hubiera surgido el cristianismo | Fred Álvarez

  • 26/07/2018
  • Escuchar

"Dueña de un corazón tan de cinco estrellas 

Que hasta el hijo de un Dios, 

Una vez que la vio, se fue con ella 

Y nunca le cobró 

La Magdalena...".

Joaquín Sabina

Sin duda, después de la Virgen María, la mujer más importante y enigmática en los Evangelios es María Magdalena, o María de Magdala por el pueblo de donde era originaria ubicado en la orilla oeste del Mar de Galilea, a unos 7 kilómetros al norte de Tiberíades, aldea cercana a Cafarnaúm. 

¿Existió esa mujer maravillosa?

La evidencia que tenemos para documentarlo es la que contiene la Biblia -específicamente el Nuevo Testamento-; cuatro evangelios contienen doce referencias a ella, once de las cuales están directamente relacionadas con los relatos de la pasión y la resurrección.

Sólo el evangelista Lucas 8:2-3 agrega el detalle de que "María, llamada la Magdalena" era la mujer a quien Jesús libró de siete demonios. Después de esto, María Magdalena devino una de las discípulas más fieles de Jesús, sirviéndolo con sus propios recursos financieros (Lucas 8:3).

Esta mujer es una gran figura bíblica no sólo porque descubrió la tumba vacía de Jesús de Nazareth, según San Marcos, y presenció su resurrección; sino que acompañó incondicionalmente por muchas partes a Jesús de Nazareth

No es casual que hoy es considerada santa por los credos católico y ortodoxo, del cristianismo, además de la Iglesia Aglicana, sino que hace muy poco -en 2016-, el papa Francisco elevó su estatus litúrgico a "apóstol de los apóstoles".

María Magdalena era una mujer independiente en lo financiero que empleó sus bienes para mantener a Jesús y a su grupo de discípulos, dice Katherine Ludwig Jansen profesora asociada de Historia en la Universidad Católica, autora de Making of Madalena: Preading and Popular Devotion in the lather middle Age.

Sin embargo, por un error papal de Gregorio I, el arte, la música y algunos filmes de Hollywood la colocaron en un papel de meretriz.

Pero no fue así. María Magdalena no fue una prostituta, lo documenta un reciente libro dado a conocer el pasado domingo 22 de julio en la iglesia de la que se cree que fue su ciudad natal: Magdala, Israel. La obra "María Magdalena: percepciones desde la antigua Magdala" es de Jennifer Ristine, presidenta del Instituto Magdalena, y está publicado en inglés. En él se intenta reconstruir la imagen de Magdala tras cuatro años de trabajo, estudio y reflexiones a la orilla del mar de Galilea, donde las referencias históricas indican que nació y vivió.

María Magdalena fue real! Los desafíos, las luchas y las alegrías de su vida fueron reales”, asegura Ristine.

Dice en entrevista con la agencia EFE que ella se siente inspirada por su figura porque "encarna el drama humano de la redención". Para ella la figura de María Magdalena "es el ejemplo de que no hay situación suficientemente grave o difícil que no pueda ser resuelta", y sobre el debate sobre si fue o no una prostituta dice que ello es secundario y probablemente erróneo.

"¿Era una prostituta o no lo era?", se pregunta Ristine, y su respuesta es que lo considera "un asunto secundario" que, sin embargo, ve como "una mala interpretación".

En efecto, el error histórico no está en los evangelios sino en la homilía #33 del papa Gregorio I, pronunciada en el año 591, en la que declaró:

"De modo que creemos que la que Lucas llama la mujer pecadora y Juan llama María, es esa María de quien, según Marcos, fueron expulsados siete demonios. ¿Y qué significaban esos siete demonios sino todos los vicios? Está claro, hermanos, que esa mujer había empleado ese ungüento para perfumar sus carnes para actos prohibidos". 

Gregorio I dijo “creemos”, no dijo “sabemos”, pero ello permitió varias interpretaciones hasta llevarla al papel de prostituta y después a penitente hasta que el papa Francisco la reivindicó…

Precisemos. Hubo muchas marías en los evangelios, se habla hasta de siete; y Gregorio I fusionó a tres marías; María Magdalena, María de Betaniacon otra María "pecadora" no identificada del evangelio de Lucas; y quizá sin perversión aquel pontífice fundió en una sola persona las identidades de tres figuras evangélicas; así de un plumazo metió a la pecadora de Lucas en la identidad de María Magdalena y ahí la convirtió por decreto en prostituta. Quizá en buena parte porque se consideraba que los pecados de las mujeres debían ser inevitablemente considerados pecados sexuales.

¿Y qué tal si hubiera estado casada?

Para la investigadora Katherine Ludwig si María Magdalena hubiese estado casada, las cosas hubieran cambiado ya que el pecado sería adulterio con las consecuencias que ello implicaba entonces, empero al ser soltera, se interpretó que su pecado era el libertinaje, que se hacía equivaler a la prostitución...

Mmm…

Para Jennifer Ristine "los restos arqueológicos de Magdala" evidencian que "procedía de una ciudad judía rica", así como "las inscripciones sagradas y los versos de la Biblia, que mencionan que cuida a Jesús con sus propios recursos", y por ello se podría plantear la teoría de que habría sido una mujer acaudalada y no una prostituta.

La inspiración de Ristine para escribir el libro fue la ciudad bíblica de Magdala, ahora un yacimiento arqueológico de más de 2 mil años de historia donde se exponen las estructuras de una antigua sinagoga, con los restos de la antigua sala de asambleas, el espacio de estudio o los baños de purificación, así como representaciones de la menorá (candelabro judío de siete brazos).

Sin embargo, destaca Ristine, el misterio de María Magdalena sigue vigente, y aún hay muchos detalles sobre su vida que no se han desvelado.

Para Marcela Zapata-Mesa, arqueóloga que dirige las excavaciones desde que se comenzaron en 2010, Magdala es importante como yacimiento que puede aportar mucha información; dice que sólo se ha excavado el 15% de la antigua aldea, y en el futuro se podrá sacar a la luz "el pueblo del siglo I en su totalidad", lo que revelará más detalles del pasado religioso de un emplazamiento que en su momento de máximo esplendor tuvo la pesca como principal actividad económica.

El estigma

Pero hay que decir antes del libro de Ristine, a María Magdalena se le quito el estigma de prostituta e incluso fue reivindicada como evangelista.

En 1969 el papa Pablo VI retiró del calendario litúrgico el apelativo de penitente  y cambió la lectura del evangelio relativo a la mujer pecadora.

En 1988, el papa Juan Pablo II en la carta Mulieris Dignitatem se refirió a María Magdalena como la "apóstol de los apóstoles" y señaló que en "la prueba más difícil de fe y fidelidad" de los cristianos, la Crucifixión, "las mujeres demostraron ser más fuertes que los apóstoles".

Empero, la reivindicación definitiva la hizo el papa Francisco en 2016 cuando elevó la celebración de su día a la categoría de fiesta de la Iglesia y la llamó apostolorum apostola”, poniéndola en un nivel igual o superior al de los otros discípulos.

El arzobispo Arthur Roche, Secretario de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, explica el significado del decreto, tomado por el papa Francisco en el contexto del Jubileo de la Misericordia para destacar la importancia de esta mujer que mostró un gran amor por Cristo

“Precisamente porque fue testigo ocular de Cristo resucitado fue también, por otra parte, la primera en dar testimonio delante de los apóstoles. Cumplió con el mandato del resucitado: “Ve donde mis hermanos y diles”. María de Magdala fue a anunciar a los discípulos: “He visto al Señor” y “lo que él le había dicho”.

De este modo se convierte en evangelista, es decir, en mensajera que anuncia la buena nueva de la resurrección del Señor, o como decían Rabano Mauro y Santo Tomás de Aquino, en “apóstola de los apóstoles”, porque anunció a los apóstoles aquello que, a su vez, ellos anunciarán a todo el mundo”.

María Magdalena, apóstola de los apóstoles, 10.06.2016

Meses después, Hollywood también rectificó...

Quizá gracias a la decisión del Vaticano hace unos meses se difundió en las pantallas la película británico-australiano “María Magdalena, apóstola de los apóstoles”, dirigida por Garth Davis, interpretada por Rooney Mara, Joaquin Phoenix, Chiwetel Ejiofor, Tahar Rahim, Ariane Labed.

Es un filme recomendable

En120 minutos se narra la historia de María y le da un nuevo enfoque; muestran a una mujer discípula y amiga de Jesús de Nazaret, muy distinto a filmes anteriores como el de Mel Gibson “La Pasión de Cristo”, en la cual se le vincula con la mujer adúltera que están a punto de apedrear y Jesús salva.

Para Juan G. Bedoya el nuevo filme, (El País, 28 de marzo): "No es una película de Semana Santa, al estilo de Rey de reyes o Los diez mandamientos. Se presenta a una Magdalena de prestigio y, en contra de los tiempos del nacionalcatolicismo, no se atiene al tópico cine bíblico que gustaba a los jerarcas eclesiásticos para estas fechas...".

Trailer 'Mary Magdalene'

¿Y qué decir del arte?

Las pinturas renacentistas la trataron como una pecadora e incluso la pintaron con los cabellos rubios típicos de la mujer cortesana de entonces. Aunque hay otros que le dieron un buen trato.

¿Y la literatura?

José Saramago en su libro “El evangelio según Jesucristo”, de 1991; dice que dejó de ser prostituta el día que Jesús entró en mi casa trayendo una herida en el pie para que se la curase...”.

Hay siete Marías en los evangelios, pero en el caso de Maria Magdalena la liturgia romana identifica a tres: María de Magdala, la pecadora (Lc. 7, 37-50); María Magdalena, una de las mujeres que seguían al Señor (Jn. 20, 10-18) y María de Betania, la hermana de Lázaro (Lc. 10, 38-42).

Erróneamente Gregorio I puso a tres en el mismo lugar, una de ellas, la pecadora a que se refiere Lucas, es desconocida...

Seguramente habrá más información, espero leer el nuevo libro cuando sea traducido al español.

Muy tarde se reconoce que sin las mujeres probablemente no hubiera surgido el cristianismo, o quizá no se hubiera expandido tanto. María Magdalena y otras mujeres más acompañaron a Jesús desde el comienzo en Galilea hasta el final en el Gólgota.

Ojalá -quiera Alá- que por lo menos Joaquín Sabina rectifique, desde aquí se lo pedimos; esa fácil para él...

En el aire la Comisión de la Verdad para caso Ayotzinapa

@fredalvarez | @OpinionLSR | @lasillarota