Opinión

Marcelo Ebrard contra el eminentísimo cardenal Juan Sandoval

“Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen...”: Jesús de Nazaret

  • 07/07/2016
  • Escuchar

 

Esta semana nos enteramos –de nuevo– que el juez Primero de lo Civil de Zapopán, Jalisco  emitió una sentencia de embargo en contra de Marcelo Ebrard  Casaubón por litigio contra el eminentísimo –así se le dice a los cardenales– señor Juan Sandoval Íñiguez, arzobispo emérito de Guadalajara.

 

En efecto, el ex jefe de gobierno de la Ciudad de México enfrenta una orden de embargo por 67 mil 290 pesos, derivada de un juicio civil que promovió contra el cardenal Juan Sandoval Íñiguez y el vocero de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdemar Romero.

 

De acuerdo con una nota publicada por el diario Reforma, el 13 de noviembre de 2015 el juez de Zapopan emitió la sentencia del juicio civil ordinario 1115/2010 en contra de Ebrard, quien ha sido obligado a pagar los gastos administrativos del litigio que él mismo promovió.

 

“Se ordena proceder a la ejecución forzosa, en consecuencia requiérase a la parte actora por conducto del secretario ejecutor por el pago de la cantidad de $67,290.00… condenada en sentencia interlocutoria dictada en actuaciones y que se encuentra liquida.

 

“En caso de no hacer el pago en el momento de la diligencia, embárguesele bienes de propiedad suficiente para garantizar el pago de la cantidades condenadas”, señala el diario.

 

Según el reporte, si Ebrard no paga esa cantidad, “la orden es romper las cerraduras de su domicilio en Plaza Río de Janeiro 46, colonia Roma, incluso con ayuda de la fuerza pública, para embargar bienes que cubran el monto”.

 

 

La reacción en los medios fue inmediata.

 

Ricardo Sánchez, abogado de Ebrard precisó que el juicio a que se refiere se encuentra en el estado de Jalisco, por lo que cualquier embargo contra su defendido en la Ciudad de México sería ilegal. Precisó que Ebrard no ha perdido ningún juicio y hasta hoy no ha recibido notificación de embargo: “No se ha recibido todavía absolutamente ninguna notificación ni requerimiento legal alguno por lo cual es improcedente que ahora se realice algún embargo y en el supuesto de que se dé esta situación, el licenciado Marcelo Ebrard todavía tiene expeditos los recursos legales para poderlos hacer valer”, dijo en entrevista radial con Ciro Gómez Leyva.

 

"No se ha recibido ninguna notificación, por lo cual es improcedente que se realice algún embargo", afirmó en entrevista con Manuel Feregrino para Grupo Fórmula.

 

Por lo que afirma que la orden de embargo contra su cliente es improcedente. Y dijo que, “en caso de que se expida esta notificación, aún tienen recursos legales que volverían ilegal la acción”.

 

Tiene razón, el asunto puede seguir.

 

Hay que decir que el juicio se quedó en el olvido. A Marcelo y a sus abogados no les interesó.

 

Nunca avanzó el caso en el Distrito Federal porque los jueces de la Ciudad de México y de Jalisco se pelearon por llevarlo en su territorio, obviamente allá en Jalisco el Cardenal mandaba, o tenía influencia con algunos jueces locales.

 

Y los abogados de Ebrard no hicieron bien su trabajo, no le dieron seguimiento como debiera ser. Recuerdo que en un principio solicitaron a la SCJN ejerciera su facultad de atracción, pero la Primera Sala de la Corte acordó desechar la solicitud.

 

 

Al final, el caso se quedó en un tribunal colegiado de Jalisco, donde comenzaron a derivar los gastos que hoy reclaman a Ebrard. Y el 13 de noviembre de 2015, el Juez Décimo Primero de lo Civil en Zapopan emitió la sentencia del juicio civil ordinario 1115/2010:

 

 

Información añeja

 

La información que publica Reforma no es nueva.

Hace meses la agencia de noticias católica ACI prensa dio a conocer esa información…: “Marcelo Ebrard deberá pagar costes judiciales por difamar a Cardenal Sandoval”, rezaba la nota publicada el 28 de enero de 2016.

 

Textual:

 

“El ex jefe del Gobierno del Distrito Federal (México), Marcelo Ebrard, fue condenado por la justicia del estado de Jalisco a pagar los costes judiciales por haber difamado en cuatro juicios civiles al Arzobispo Emérito de Guadalajara, Cardenal Juan Sandoval Íñiguez, y al vocero del Arzobispado de México, P. Hugo Valdemar; dinero que -indicó el Purpurado-, será destinado a ayudar a los pobres.

 

Esta decisión –agrega la nota/- fue dada a conocer por el Cardenal Sandoval -de visita en la capital mexicana, y por el P. Valdemar. Ambos estuvieron acompañados por el Arzobispo de México, Cardenal Norberto Rivera Carrera, durante la presentación del libro “Credo, Retrato interior del Cardenal Juan Sandoval Íñiguez”.

 

El vocero Valdemar –subraya el texto– explicó el capítulo 19 del libro, donde aborda que el origen de estos juicios se basa en la declaración del Cardenal Sandoval de mediados de agosto de 2010: “También no dudo que estén muy maiceados, desde luego por Ebrard, deben estar bien maiceados, y por los organismos internacionales”, expresada en el marco de la declaración constitucional del matrimonio entre personas del mismo sexo por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), a principios de ese mismo mes…

 

 

¿Cuál es el origen de este juicio?

 

En agosto de 2010 Marcelo Ebrard presentó a través de sus abogados, una demanda ante el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF) por daño moral porque el arzobispo de Jalisco quien lo acusó de haber “maiceado”(dado dinero) a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para que avalaran el matrimonio entre personas del mismo sexo y las posibilidades de adoptar.

 

 

¿Qué significa maicear?

 

De acuerdo a la Real Academia de la Lengua:

 

maiceado, da.

 

2. adj. Nic. Dicho de un animal: Que ya ha comido su ración de maíz.

 

Pero en el argot se entiende como sobornar.

 

En una entrevista en Aguascalientes Juan Sandoval Sandoval dijo textual:

 

“A lo mejor salen otra vez con su batea de babas estos señores (los ministros), y mañana o pasado aprueban la adopción, a lo mejor, no lo dudo. También no lo dudo que estén muy ‘maiceados’, desde luego, por Ebrard; están muy ‘maiceados’, y por organismos internacionales”.

 

Todavía más el purpurado calificó a la SCJN como la “Suprema Decepción”. “No sé si a alguno de ustedes les gustaría que lo adoptaran un par de lesbianas o un par de maricones. Creo que no”, cuestionó a los reporteros de la fuente en Aguascalientes.

 

En aquel tiempo también el vocero de Norberto Rivera Carrera acusó a Ebrard de tener “vocación fascista” y ser autor del “atentado contra la familia” y de dañar a México más que el narcotráfico.

 

Ante ello, Ebrard exigió a ambos que se retractaran de sus dichos y ofrecieran una disculpa pública. “Es evidente que no tiene tales pruebas y anticipo que el juicio va a concluir en que él se va a tener que disculpar públicamente… Los cardenales o prelados de la Iglesia no gozan de fuero por encima de la ley”, declaró.

 

Y como era de esperarse no hubo disculpa pública por lo que semanas después, Ebrard pasó del dicho a la demanda civil por “daño moral”.

 

Se trató de un proceso de reparación del daño moral, de acuerdo con lo que dicta el Código de Procedimientos Civiles del Distrito Federal. Ebrard reiteró que Sandoval debía presentar alegatos y pruebas para comprobar sus señalamientos.

 

El asunto pensamos habría quedado quedó ahí, y no fue cierto.

 

Los que también se molestaron por los dichos del cardenal  fueron los ministros de la SCJN; lo que hicieron fue no dejar pasar el agravio y emitieron un voto de censura.

 

En una sesión de la Corte, el ministro chiapaneco Sergio Valls señaló al pleno: “Solamente para hacer a título personal un voto de censura a las declaraciones de un alto dignatario de la Iglesia católica, en donde cuestiona la honorabilidad tanto de este Tribunal como de sus miembros con relación a este asunto precisamente. Considero que en un Estado laico como el nuestro, debe haber una absoluta separación, y existe en el 130 constitucional, entre la Iglesia y el Estado. No se puede, impunemente, amparado bajo ningún título, acusar a 11 ministros del más Alto Tribunal del país, de corruptos y de decir que han sido interesados pecuniariamente para decidir en determinado sentido en este asunto que nos ocupa. Por lo que, en mi carácter de ministro de la Corte, critico acremente el lenguaje, la forma, el fondo con que se expresaron esas opiniones, que dan lugar indudablemente a que cualquiera de nosotros que lo considere pertinente puede enderezar las acciones que la ley nos da. Eso es todo, muchas gracias”.

 

Después, el ministro presidente dijo: “Como esos comentarios, y así lo ha dicho el señor ministro, se refieren a todos nosotros, sugiero al pleno que unánimemente nos sumemos a este voto de censura que ha propuesto el ministro Valls”.

 

Recientemente don Juan Sandoval ha dicho muchas cosas...

 

En una entrevista que le hizo el periodista español Luis Losada Pescador (agencia católica ACI del 10 de mayo de 2016) el purpurado volvió a criticar a la SCJN, reiteró que la Corte “está sometida a presiones de instancias internacionales que llevan esta agenda”.

 

Usted ha tenido un discurso claro contra el matrimonio entre personas del mismo sexo. ¿Por qué tanta agresividad de la Corte?, ¿hay activismo judicial?

 

La respuesta fue:

 

- “Yo creo que la Corte de México está sometida a presiones de instancias internacionales que llevan esta agenda. Todo nace de un proyecto de destruir la cultura cristiana de Occidente. Uno de los bastiones es la familia. Otro es la Iglesia. Eso es claro.

 

- Pero, ¿para qué?-, le inquiere el periodista.

 

- “El matrimonio y la familia son el pilar de una civilización, de una cultura. Si se destruye, no hay civilización ni cultura. Si debilitas a los pueblos, son más fácilmente moldeables.

 

- ¿Y la soberanía?, ¿nadie se rebela?, le preguntan.

 

- Tienen manera de presionar a países del Tercer Mundo que están endeudados y son débiles económicamente. Los ministros son unos “vende-patrias”.

 

Neocolonialismo, como denuncia el Papa… Y supongo que también están las coimas…

 

- Las dadivas son muy cuantiosas. Cuando me preguntaron que por qué la Corte aprobó el matrimonio homosexual respondí: Seguramente los maiceó.

 

- ¿Y no se querellaron contra usted?

 

- No. La Corte no desmintió que los hubiera maiceado. Uno de los parientes muy cercanos de uno de los ministros me lo confirmó. La gente que entra con ansia de dinero, silencia su conciencia.

 

- ¿Y la crisis institucional? Porque el hecho de que la Corte se ponga a legislar, ¿no enoja a los diputados?-, pregunta.

 

- Ese es el problema: 11 señores no elegidos democráticamente se ponen a legislar en lugar de a juzgar, que es lo que tienen que hacer. Y los diputados tampoco tienen la independencia. El presidente propone una ley y todos la votan, aunque sea tan absurda como la ley de paridad.

 

Y por último le pregunta al cardenal emérito (ya no tendrá voto en un nuevo conclave).

 

- Por cierto, ¿qué pasó con la denuncia que le presentaron ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos por “discriminación”?

 

- ¡Nada!, fue la respuesta.

 

- ¿Nada?

 

- Nada. Me llegó, la tiré a la basura y no pasó nada.

 

Como sabe, hay un proyecto para blindar el matrimonio hombre-mujer en la Constitución federal. ¿Lo ve viable?

 

- Si el pueblo se manifiesta no una vez sino varias veces, lucha por ello, es viable. Si el pueblo no despierta y sigue dormido, el gobierno hará lo que se le pegue la gana.

 

- Y con el aborto, ¿cree que la Corte lo “bendecirá”?

 

- Los ministros están comprados y obligados a legislar lo que les dicten de arriba.

 

Eso y más ha dicho el cardenal emérito y nadie del gobierno le ha dicho nada. ¿Para qué? Quizá deberíamos decir “perdónalo señor porque no sabe lo que dice”.

 

P.D. Norberto Rivera Carrera pide perdón... Nunca pensé escucharlo, o leerlo. En la celebración religiosa realizada en la Catedral metropolitana por sus 50 años de ordenación sacerdotal, el emienntísimo cardenal Primado de la Ciudad de México, dijo: “...Desde lo más profundo de mi ser pido perdón al Señor y a su Pueblo Santo por mis debilidades y pecados y por mis omisiones y frialdades”.

 

Mmm…

 

Me hubiera gustado escucharlo pedir perdón, por ejemplo, a los homosexuales como lo hizo días antes el Papa Francisco. Empero, u vocero, Hugo Valdemar, dijo que al contrario –según el periódico La Razónque la Iglesia en México no ofrecerán la disculpa porque los homosexuales “cometen un pecado grave como lo es robar, difamar y cometer adulterio”. Aseveró que “el pecado de las prácticas homosexuales está vigente, sigue siendo un pecado grave, como pecado es robar, como pecado es el adulterio, como pecado es difamar, pues también las relaciones homosexuales son un pecado grave, lo siguen siendo (…)”.

 

Mencionó que “el hecho de que el Papa haya dicho que se les pida disculpas no exime de que ese tipo de relaciones sean pecaminosas”.

 

¡Caray con el padre Valdemar! No ha entendido lo que dice el papa jesuita.

 

Ante ello, la columna Rozones de La Razón, 5 de julio de 2016, dijo:

 

Obispos se desmarcan de Valdemar

 

Preocupa en demasía a los obispos de México el activismo antigay del vocero de la Arquidiócesis Primada, Hugo Valdemar. Tanto es así que el padre José Yaír Ortega, encargado de la oficina de la Secretaría General del Episcopado Mexicano, advirtió ayer:

 

“La voz oficial de la Iglesia católica somos nosotros y nos conducimos con respeto hacia este sector de la población”.

 

Y tiene razón el padre Yaír, el vocero de la arquidiócesis es sólo de esa demarcación y no de la Iglesia Católica.

 

Ante ello, el Papa Francisco ha manifestado lo que piensa de los grupos conservadores.

 

En una reciente entrevista en La Nación de Buenos Aires, el periodista Joaquín Morales Solá le pregunta:

 

¿Cómo se lleva con los ultraconservadores de la Iglesia?

 

La respuesta del Papa es fantástica, y directa:

 

- “Ellos hacen su trabajo y yo hago el mío. Yo quiero una Iglesia abierta, comprensiva, que acompañe a las familias heridas. Ellos le dicen que no a todo. Yo sigo mi camino sin mirar al costado. No corto cabezas. Nunca me gustó hacerlo. Se lo repito: rechazo el conflicto”. Y concluye con una sonrisa amplia: "Los clavos se sacan haciendo presión hacia arriba. O se los coloca a descansar, al lado, cuando llega la edad de la jubilación”.

 

¡Bolas! El Papa jubilará a muchos cuando cumplan la edad de 75 años.

 

¿Lo habrán leído en Durango #90?

 

Recomiendo la entrevista completa en La Nación, la subí en mi blog: Francisco: "No tengo ningún problema con Macri. Es una persona noble"

 

@fredalvarez

@OpinionLSR