Opinión

Mancera endosa sus errores a ciudadanos

Con medidas impositivas no se debe gobernar.

  • 05/04/2016
  • Escuchar

Con el endurecimiento del programa Hoy no Circula, el gobierno de Miguel Ángel Mancera le endosa la factura de sus errores a los citadinos. Él y sus secretarios de Medio Ambiente y Movilidad se muestran incapaces de hacer bien su trabajo, pero, en vez de reconocer su ineficiencia y tratar de revertirla, responsabilizan a los ciudadanos de la crisis ambiental que padecemos.

 

Carente de autocrítica, Mancera suple la eficacia con un autoritarismo cada vez más recalcitrante. Y de paso envía al bote de la basura su lema de campaña: “Decidamos juntos”. En efecto, en el colmo del despotismo advirtió, en respuesta a las críticas al Reglamento de Tránsito y al Hoy no Circula: “Si somos impositivos, ni modo”.

 

Nosotros, desde Morena le respondemos al jefe de Gobierno que con medidas impositivas no debe gobernarse. A los capitalinos se les debe consultar, más aún cuando el hartazgo ciudadano respecto de la administración de la ciudad es justificado y creciente, como lo revelan las muestras de desaprobación a su mandato que proliferan en la propia red social de Mancera.

 

Agréguese a tan anómala situación la necedad del Ejecutivo local de no realizar movimientos en su gabinete, la cual acentúa la ingobernabilidad en la metrópoli.

 

En vez de empecinarse en impulsar medidas que atentan contra los derechos de los citadinos, Morena le propone al gobierno local efectuar, con carácter de urgente, las siguientes medidas, las cuales incidirían en el bienestar de los habitantes de la urbe.

 

  1. Impedir que, por causa de obras públicas o privadas, se tale un árbol más en la ciudad.

 

  1. Instaurar un programa para sembrar 100 mil árboles en 2016.

 

  1. Invertir un monto extraordinario para comprar mil unidades nuevas de rtp y ste.

 

  1. Eliminar las funciones represivas de los granaderos y darles la tarea de agilizar el tránsito en los 300 cruceros conflictivos de la ciudad.

 

  1. Retirar, de inmediato, los vehículos públicos y de servicios que contaminen.

 

  1. Modificar el Reglamento de Tránsito para permitir vueltas continuas a la derecha y autorizar a los conductores circular a 80 kilómetros por hora en avenidas de más de dos carriles.

 

  1. Darles incentivos fiscales a los ciudadanos que circulen en bicicletas, motocicletas y vehículos eléctricos.

 

  1. Exentar del programa Hoy No Circula a las motocicletas.

 

Cabe asimismo recordar que, desde que se discutió el Presupuesto de Egresos 2016 en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, en diciembre de 2015, el Grupo Parlamentario de Morena propuso destinar recursos suficientes para adquirir mil camiones rtp y reforzar el mantenimiento a las unidades del transporte eléctrico.

 

Pero legisladores del prd, por órdenesdel Gobierno local, rechazaron la propuesta, no obstante que la administración del doctor Mancera tiene 30 mil millones de pesos guardados en el cajón, los cuales podrían invertirse en el mejoramiento del transporte público.

 

Al ordenar, mediante el Hoy No Circula que un día a la semana descansen todos los vehículos, aumentarán 20 por ciento los usuarios del transporte público, lo que provocará la saturación del transporte y acentuará la lamentable situación en que se encuentra un porcentaje significativo de unidades.

 

En vez de preocuparse por mejorar la circulación y el ecosistema, la Secretaría de Movilidad se ha convertido en un espacio destinado a pagar cuotas a los militantes del prd.

 

Una especie de oficina de contratación de los perredistas, como lo demuestra la marcada ineficiencia de numerosos funcionarios que ahí laboran, quienes carecen de experiencia en la materia. La dependencia parece sólo estar interesada en allegarle votos al prd y partidos asociados en el proceso electoral del Constituyente.

 

@craviotocesar

@OpinionLSR

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.