Opinión

Maduro, con las horas contadas

La cuenta regresiva de Estados Unidos contra Nicolás Maduro -para que abandone Venezuela- ha comenzado. | José Luis Castillejos

  • 05/02/2019
  • Escuchar

Nicolás Maduro tiene tres vías: o se va a una isla a veranear de por vida y a gozar de sus millones de dólares, como se lo sugirió un alto funcionario de Washington o enfrenta el poder de la potencia más fuerte del mundo, que lo tomaría preso y lo confinaría, de por vida, en la Base Naval de la Bahía de Guantánamo.

La última opción, la más difícil y decisiva de Maduro es que se ponga a la cabeza de las Fuerzas Armadas de su país y tome la decisión de enfrentarse a una invasión y muera en ese acto.

Un asesor de seguridad nacional de Trump, advirtió a Maduro, de que puede acabar en “Guantánamo” (Cuba), donde Washington tiene una prisión militar para sospechosos de terrorismo, si no deja de inmediato el poder.

Estados Unidos adoptaría el concepto de “guerra global” para capturar a Maduro y enviarlo a una horrible celda de aislamiento bajo custodia

estadounidense.

La Base Naval de la Bahía de Guantánamo está considerado uno de los 14 territorios no incorporados de los Estados Unidos.

Cuba reclama ser el estado soberano de dicho territorio pero Washington se niega a poner fin al arriendo haciendo valer el Tratado cubano-estadounidense de 1903.

Según el Gobierno cubano, el territorio de la base es parte del municipio de Caimanera, y se ubica dentro de la provincia de Guantánamo, en el extremo sureste de Cuba y alberga una base naval estadounidense de aproximadamente 117.6 kilómetros cuadrados.

Sólo la mitad es tierra firme y el resto agua y pantanos, además es una inexpugnable zona militar donde los norteamericanos se establecieron en 1898 tras derrotar a España en la guerra hispano-estadounidense.

Ese lugar donde Estados Unidos obtuvo un arrendamiento a perpetuidad que inició el 23 de febrero de 1903, con la firma por parte de Tomás Estrada Palma, primer presidente de la República de Cuba, del Tratado cubano-estadounidense sería la nueva residencia de Nicolás Maduro que se niega a dejar la presidencia de Venezuela.

Actualmente hay 166 personas en Guantánamo y Amnistía Internacional ha denunciado que la mayor parte de los detenidos no han recibido un juicio adecuado y no tienen procesos judiciales en su contra.

Entre los detenidos están Khalid Shaikh Mohammed, a quien se le considera el “cabecilla” de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, entre otros a los que la CIA los considera enemigos del mundo.

Para el gobierno de Donald Trump enviar a Maduro a Guantánamo pareciera ser la salida más fácil si no acepta pronto una transición. La moneda la lanzó al aire el asesor de seguridad nacional de Estados Unidos John Bolton.

El último fin de semana advirtió a Nicolás Maduro de que puede acabar en “Guantánamo” (Cuba) si no abandona pronto el poder.

“Twitié que le deseo un retiro largo y tranquilo en una bonita playa lejos de Venezuela. Y cuanto antes aproveche esa oportunidad, más probable será que pueda tener un retiro agradable y tranquilo en una playa bonita en lugar de estar en otra zona playera como la de Guantánamo”, dijo Bolton en una entrevista de radio.

Bolton es un defensor de la prisión militar que Estados Unidos tiene en la base naval de Guantánamo. “Aprovechen la amnistía”, sugirió a Maduro y a su equipo de asesores. Ello en relación a lo planteado por el jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, quien se proclamó como presidente interino de Venezuela, que goza del respaldo de Washington.

“No estoy seguro de si nadie en Venezuela puede garantizar la seguridad de Maduro en caso de que se quede en el país después de abandonar el poder”, señaló a su vez un alto funcionario estadounidense, que no fue identificado.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro dispuso en la última semana que las Fuerzas Armadas se preparen, junto al pueblo, para hacer frente a un potencial conflicto armado ante el "golpe de Estado" que asegura lidera Estados Unidos.

Maduro pidió reaccionar ante "el conflicto que se pueda presentar" pues "han dicho que van a meter a los marines a Caracas (...) bueno, en cada ciudad, en cada pueblo, plan de defensa, de reacción, de combate y de victoria".

La cuenta regresiva en contra de Maduro ya ha comenzado.

Sólo falta la estocada final.

Temas del Sur

En Chiapas, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, Marcelo Toledo Cruz planteó transformar el Estado con la ayuda de todos y dijo que van a trabajar para rescatar la credibilidad de la clase política que quedó muy desprestigiada (después del desastroso gobierno de Manuel Velasco Coello).

-¿Cree Usted en la tesis del perdón, olvido y reconciliación. Perdonar lo que hicieron en el pasado y seguir adelante o sancionar a los que extrajeron recursos del Estado?

-Creo en la tesis de que debemos procurar ver hacia adelante. Eso no significa olvidar. En este caso, de Chiapas nosotros fuimos cuestionados como legislatura. Aprobamos, por ejemplo, la cuenta pública correspondiente a los últimos nueve meses de la administración anterior porque lo marca la ley. El congreso tenía que recibir y aprobar la cuenta pública.

Lo trasladamos a nuestro órgano de fiscalización que es la Auditoría Superior del Estado y esta va a tener seis meses para generar observaciones, solventar las observaciones y en su caso fincar responsabilidades a quienes correspondan.

Vamos a recuperar la credibilidad con resultados.

-Hay muchos ex alcaldes que no han rendido al ciento por ciento sus cuentas ¿como está el panorama en esa materia?

-Debemos estar conscientes que todos los que ocupan un cargo público manejan un recurso público, que no es de ellos, por lo tanto debe haber una correcta comprobación de ese recurso. Ni siquiera estamos señalando alguien en específico porque la tarea de la Auditoría Superior del Estado no es ser un órgano de represión sino de control que no trabaje por consigna.

“El que la hizo que la pague”, advirtió.

Lamentablemente –dijo- a los diputados se les conoce como levanta dedos. Con los resultados que estemos dando va a ser la mejor muestra que somos una clase política distinta. Hay 40 diputados (26 mujeres, 14 hombres). Confío mucho en lo que dijo nuestro presidente que el 1 de julio se rompió el viejo molde de hacer política y ahorita estamos caminando en consenso.

Entonces confío en que con resultados vamos a recuperar la credibilidad de la gente que no es tarea fácil pero esperamos dar lo mejor de nosotros, anotó.

-Chiapas tiene problemas de desempleo, analfabetismo, inseguridad, pobreza y salud. ¿Cómo piensan desde el Legislativo fortalecer acciones para mejorar a los chiapanecos?

-Estamos ayudando en todo lo que proponga el Ejecutivo. Ahora se está dando una Feria del Empleo, se coordinó la comisión del trabajo del Congreso con la Secretaría de Economía y del Trabajo. Vinieron algunas empresas a ofertar unas 400 fuentes de empleo. Desde el salario mínimo hasta los 15 mil pesos. Ya no se va a trabajar con organizaciones. Va a ser el trabajo directo con el ciudadano. Esta no es una tarea de unos cuantos. Es de todos.

Sobre el clima de bloqueos que mantiene en jaque a los chiapanecos, el diputado dijo que “Nadie puede estar afuera del marco del derecho. Los grupos que están acostumbrados hacer esto deben ayudarnos y entender que no es bloqueando carreteras, como van a generar soluciones a sus inconformidades”.

Primero tiene que estar el diálogo. La secretaría general de gobierno tiene que hacer su trabajo y dialogar con estos grupos y que no impere la ley del garrote, anotó.

Debemos ser tolerantes. Estirar la liga hasta donde se pueda pero la tolerancia tiene límites y es un reclamo del ciudadano también. Aplicar pero en forma correcta la ley y con ello no debe haber mayores inconformidades, enfatizó.

-¿Como ve a Chiapas de aquí a seis años a partir de estar normas y consensos con el Ejecutivo?

-Nosotros luchamos por el proyecto de la transformación desde hace varios años y confiamos en que a Chiapas le va ir muy bien en esta nueva administración. El presidente de la República Andrés Manuel López Obrador adicional al presupuesto asignado a Chiapas (de 90 mil millones de pesos) tiene proyectado otorgar 32 mil millones de pesos más para nuestro Estado.

Solo pidió paciencia para empezar a ver los resultados.

Política “huachicolizada”

@JLCastillejos  | @OpinionLSR | @lasillarota