Opinión

Luis Videgaray, ¿es el que sigue?

Entre los altos círculos del poder político aseguran que quien está en la mira de la Fiscalía General de la República, es Luis Videgaray Caso. | Romina Román

  • 08/10/2019
  • Escuchar

Entre los altos círculos del poder político aseguran que quien está en la mira de la Fiscalía General de la República, es nada más y nada menos que el ex canciller y ex titular de Hacienda, Luis Videgaray Caso. La razón, nos cuentan su presunta participación en la llamada Estafa Maestra.

Luego de la no tan sorpresiva renuncia del Ministro Eduardo Medina Mora y de la detención de Rosario Robles, ex titular de la Sedesol y de Juan Collado, abogado y amigo cercano del ex presidente Enrique Peña Nieto, el objetivo es Videgaray Caso, por quien los priístas difícilmente meterían las manos.

La soberbia que ejerció Luis Videgaray en el sexenio anterior fue tal, que él decidía a quién podría recibir el entonces presidente Peña, por lo que se erigió como el hombre más poderoso del gobierno peñista, que incluso ni el desprestigio por la fallida reunión Donald Trump y Peña Nieto, logró alejar del ex mandatario.

No es un secreto que después del escándalo mediático por la reunión con Trump, Peña Nieto lo protegió y cobijó con una asesoría para más adelante, pasadas las elecciones en Estados Unidos y siendo Trump, ganador lo premió con la cancillería, bajo el argumento de la cercanía con el yerno del mandatario estadounidense, Jared Kushner, a quien por cierto, hasta en los últimos días de su sexenio, trató de halagar al concederle la Órden del Águila Azteca. Este evento que enfureció a la oposición y del que poco se supo, fue de los últimos actos que encabezó el presidente Peña.

Desde que era secretario de Hacienda, Videgaray nunca gozó de la simpatía del empresariado; los primeros meses se negaba a reunirse con ellos, pero lo que era más evidente eran los moches que se pedían en muchas de las compras de gobierno, el que llegó hasta 40%, cuando en otras administraciones, la cifra era de entre 10 y 20%.

Todo lo anterior, generó la animadversión del sector privado hacia Videgaray, muestra de ello es que al terminar el actual gobierno, fueron contadas las invitaciones para integrarse a las grandes empresas del país.

Desde hace casi un año, el silencio y el aislamiento envuelven a Videgaray. Su último tweet fue el 29 de noviembre de 2018, el todavía canciller hizo público su agradecimiento a Enrique Peña Nieto; desde esa fecha, contados son los que saben de él. Hay quienes dicen que transita entre su residencia de Malinalco, en el Estado de México y Boston, donde se afirma, da seminarios y clases de economía.

Nos cuentan que si bien desde que inició el gobierno del presidente López Obrador no se ha mencionado el nombre de Videgaray, sí hay una investigación por su complicidad en la Estafa Maestra, pero también por presuntas irregularidades en gastos de consulados, tema que trae la Auditoría Superior de la Federación.

Así las cosas...