Opinión

Los últimos días de campaña

Las estrategias finales de Anaya y de López Obrador van a marcar si se sigue cerrando la diferencia o si vuelve a ganar distancia. | Julio Castillo López

  • 20/06/2018
  • Escuchar

Ya iniciado el Mundial el volumen de las campañas va bajando. Se llega a la última etapa con las estrategias finales, con el llamado al voto y con renovado ánimo nacional.

No soy de los que piensa que un resultado de futbol, por bueno que sea, pueda llegar a alterar una estadística electoral; esto no refuerza ni debilita a nadie, porque el deporte, y más específicamente el Mundial es un referente nacional ulterior a los procesos electorales, sin embargo, sí creo que modifica el ánimo nacional y que dicho ánimo pueda estar relacionado con las preferencias electorales.

Además del orgullo y la victoria, el México – Alemania nos demuestra que nada que se da por hecho es necesariamente lo que va a pasar. Fuera del ánimo patriótico que obliga a desear y anhelar la victoria de México; la lógica, la estadística y la historia no estaban de nuestro lado. También y como punto central modifica el ánimo nacional y eso sí se relaciona indirectamente con la elección; el voto de la gente que vota por enojo podría desincentivarse.

Estrategias visibles

Pero partiendo de las cosas más medibles y dejando de lado el futbol, la última parte de la campaña ya se tiene estrategias visibles:

·         Jaime Rodríguez, el Bronco, llega al final de la campaña con un discurso que ya demuestra otra intención. Sabe y reconoce que es nula la posibilidad de triunfo y habla de una especie de “misión” de hacer reflexionar a México… sin ánimos de denostar su “nueva misión” creo que está terminando lo que fue una gran broma con una especie de moraleja y es bastante patético.

·         José Antonio Meade hace un último intento, lleno de noticias falsas y declaraciones absurdas, de hacer creer que va en segundo lugar. Han intentado filtraciones, supuestas encuestas reservadas de los empresarios y una serie de columnas y racionales, pero simplemente es absurdo y por eso nadie lo cree. En un promedio de encuestas nacionales e internacionales está por los 20 puntos contra 31 de Anaya y 40 de López Obrador… si partimos de que el Presidente de la República llegó a tener más del 80% de repudio, José Antonio Meade le da un poco de valor a la marca, pero es iluso pensar que van en segundo lugar… muy iluso; está más cerca Anaya de López Obrador que Meade de Anaya.

·         Ricardo Anaya llega al final de la campaña a menos de dos dígitos del puntero, siendo un perseguido político del gobierno y respondiendo a acusaciones absurdas. Nueve puntos no es tanto y hemos visto como las elecciones recientes de Chihuahua, Aguascalientes, Estados Unidos, España, Colombia y muchos otros lugares tienen resultados contrarios a los que marcan las encuestas. Para Anaya llega el momento del llamado al voto útil, de la operación fina y las alianzas estratégicas; sabe perfectamente que puede ganar, pero también sabe que no puede equivocarse.

·         Andrés Manuel López Obrador llega con una ventaja en las encuestas a la última etapa de la campaña. Evidentemente hay preocupación porque esa ventaja se acorta (siempre pasa al final) y por ello han enfocado su tiempo aire, sus discursos y sus entrevistas a atacar a Anaya. Nueve puntos parecen una ventaja cómoda y hasta cierto punto lo es, el problema radica en que va bajando (el incidente de Rioboó, su contratista/constructor predilecto le pega en todo su discurso y toda su congruencia) y sabe perfectamente que los ataques del Gobierno de Peña a Anaya lo han fortalecido más de lo que lo han dañado. Está haciendo todas las alianzas que puede porque sabe que se puede esfumar lo que puede parecer un triunfo evidente… el problema de alguien que aglutina tanto tan diverso es que se empiezan a cruzar los intereses, no creo que a la gente radical que cree en una especie de revolución le caiga muy en gracia ver a su líder López Obrador loando a Colosio en Hermosillo… ese tipo de escenas se ven mucho en su campaña.

Las estrategias finales de Anaya y de López Obrador van a marcar si se sigue cerrando la diferencia o si vuelve a ganar distancia, pero todavía no hay un resultado final y aunque ya se pueden desechar dos opciones creo que se podía desde el primer día.

El último debate

@JulioCastilloL  | @OpinionLSR | @lasillarota

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.