Opinión

Los retos electorales de 2020

2020 marca el banderazo de salida de 2 años muy complejos en materia electoral que tendrán importantes consecuencias en la vida de nuestro país. | Carla Humphrey

  • 10/01/2020
  • Escuchar

El año está comenzando y, desde punto de vista electoral, nos recibe con muchos temas importantes y con diversas modificaciones aprobadas en el Senado en el mes de diciembre al marco normativo electoral, principalmente para incorporar el principio de paridad en las leyes generales que regulan esta materia.

2020 marca tres fechas importantes en el ámbito electoral. En primer lugar, la selección de las y los Consejeros Electorales del Consejo General del Instituto Nacional que cubran las vacantes de una consejera y tres consejeros que concluyen el encargo para el que fueron nombrados por seis años en el mes de abril. La renovación de cuatro de once espacios en el Consejo General es un tema relevante en materia política y electoral en nuestro país, ya que la legitimidad del árbitro electoral debe garantizarse desde su integración. El segundo tema está relacionado con el inicio del proceso electoral intermedio de 2021 en el mes de septiembre, en el concurrirán 15 gubernaturas así como la renovación de 29 Congresos locales y casi 2 mil ayuntamientos en todo el país. En 2021 las elecciones federales concurrirán con la celebración de elecciones en todas las entidades federativas y, además, con el voto desde el extranjero para el caso de algunas gubernaturas y diputaciones migrantes en algunos estados. La de 2021 será la elección más grande en la historia democrática de nuestro país.

El proceso federal comenzará en septiembre de este año y a este proceso se une un tercer tema de relevancia para nuestro sistema electoral y de partidos políticos. En el transcurso de este mes, las organizaciones ciudadanas que quieran constituirse como partido político deberán presentar una notificación ante el INE, y llevar a cabo las actividades establecidas en la ley que les permitan cumplir con los requisitos para la consecución del registro. Al iniciar el segundo semestre de este año, conoceremos por acuerdo del Consejo General del INE, a los nuevos partidos políticos que contenderán en las elecciones de 2021 y que modificarán el panorama electoral del próximo año. Estos partidos contarán con registro, financiamiento y tiempos en radio y televisión desde el inicio del proceso electoral.

Adicionalmente, este año se llevarán a cabo elecciones para 25 diputaciones en el Congreso de Coahuila y para renovar 84 Ayuntamientos en Hidalgo, para los que el INE aprobó desde el mes de octubre el calendario electoral para ambos procesos, y cuyos procesos de precampaña inician en Hidalgo en el mes de febrero y en Coahuila en marzo. La jornada electoral se llevará a cabo el 7 de junio.

Por otra parte, con la aprobación en el Congreso de la Unión de la modificación al artículo 35 constitucional referente a la revocación de mandato, el próximo año el INE también tendría que preparaste para organizar este inédito ejercicio por el que se pone a consideración de las y los electores si el presidente de México debe o no seguir en el cargo. La revocación de mandato sólo puede solicitarse por la ciudadanía, con un porcentaje de 3 por ciento del padrón electoral y se podrá solicitar durante los 3 meses siguientes al término del tercer año de gobierno, por lo que 2022 será la fecha para realizar este ejercicio, siempre y cuando se cumpla con los requisitos constitucionales para llevarlo a cabo.

2020 marca el banderazo de salida de 2 años muy complejos en materia electoral que tendrán importantes consecuencias en la vida política e institucional de nuestro país y que, sin lugar a dudas, presentarán oportunidades para seguir avanzando en la protección, garantía y ejercicio de nuestros derechos

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.