Opinión

Los resultados de la Fiscalización 2016

La fiscalización practicada por el INE no sólo se basa en la información que entregan partidos y candidatos.

  • 18/07/2016
  • Escuchar

Uno de los aspectos que cobran mayor relevancia en los procesos electorales, son los resultados de la fiscalización que el Instituto Nacional Electoral (INE) realiza a los gastos de campaña que realizaron candidatas y candidatos en la pasada elección del 5 de junio.  Así, una vez más los principales actores de las contiendas electorales, partidos políticos y candidatos fueron exhibidos por las multas impuestas por la autoridad electoral.

 

El INE determinó imponer más de 424 millones 850 mil de pesos en multas que derivaron de la revisión a los Informes de Ingresos y Gastos de cargos de elección popular que se renovaron en 14 entidades federativas. De esta cifra, el 90% correspondió a sanciones de los partidos políticos nacionales (más de 380 millones de pesos); un 7% a los partidos políticos locales (más de 29 millones de pesos) y un 3% a candidatos independientes (más de 12 millones de pesos).

 

De las sanciones aplicadas por partido político nacional, destaca que el PRI fue acreedor al 21% de dichas sanciones, seguido por el PRD, con el 17%; el PAN con el 13% y Morena y PT con el 11% respectivamente.  De estas sanciones impuestas el 27% corresponden al ocultamiento de recursos destinados al proselitismo electoral, es decir, a las acciones realizadas por partidos y candidatos por convencer adeptos y eventualmente ganar seguidores que puedan convertirse en votos. Le siguen los gastos no comprobados con un 14.5%; el registro extemporánea de operaciones (ajuste 30%) con un 12.9%; registro extemporáneo de operaciones (normal) con un 11.8%, y sanciones por no reportar gastos por casa de campaña por un 7.1%, entre otros.

 

Por entidad federativa (en las que hubo elecciones) destacan Chihuahua y Oaxaca como las más sancionadas con más de 56 millones de pesos para cada entidad, y las entidades menos sancionadas fueron Aguascalientes con poco más de 13 millones de pesos y Tlaxcala con poco más de 9 millones de pesos.

 

En la sesión pública del Consejo General del INE, los consejeros electorales refirieron que una de las principales problemáticas que enfrentó la fiscalización fue la entrega tardía de información por parte tanto de los partidos políticos como de los candidatos, lo que independientemente de la sanción impuesta por 112.5 millones de pesos, se está convirtiendo en una práctica recurrente y hasta de “estrategia política” por los partidos y candidatos. En este rubro, se tiene un pendiente para el legislativo de endurecer la normatividad electoral e imponer sanciones más severas a quienes entreguen tardíamente su información, no sería nada conveniente llegar al proceso electoral del año 2018 con el mismo esquema.

 

Ahora bien, la fiscalización practicada por el INE, no sólo se basa en la información que entregan partidos y candidatos, sino también en las revisiones que en paralelo realiza la autoridad electoral con proveedores, cruzando información con terceros, integrando información, entre otros tantos aspectos más.

 

También resulta importante destacar que por primera vez la autoridad electoral sancionó la contratación no reportada en la Red Social Facebook, la cual entregó información de los 24 millones de pesos pagados por aproximadamente una centena de candidatos.

 

Los dictámenes incluyeron la revisión de ingresos y gastos de los candidatos registrados que contendieron por las 12 gubernaturas: 966 ayuntamientos; 388 diputaciones locales; 393 presidencias de comunidad y 60 diputados a la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México.

 

Finalmente, destacamos que 38 candidatos rebasaron los topes de gastos de campaña (aunque a decir, el INE, no se incluye ningún candidato a gobernador).  A todo lo anterior, seguramente seguirá una lluvia de medios de impugnación que paridos y candidatos recurran ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que tendrá la última palabra.

 

Como podemos observar, muchas cosas tienen que corregir los partidos políticos y candidatos; el legislativo debe realizar adecuaciones a la normatividad electoral como ya apuntamos y la autoridad electoral federal (INE) bien podría integrar una propuesta que el legislativo retome para hacer del proceso de fiscalización un auténtico instrumento que garantice la equidad en las contiendas electorales bajo el principio de legalidad, transparencia y rendición de cuentas por parte de partidos y candidatos.  Insistimos, no podemos llegar a 2018 con estas deficiencias legales en la normativa.

 

@fdodiaznaranjo

@OpinionLSR