Opinión

Los recortes

El recorte de 523, 327 millones de pesos tiene como consecuencia inmediata una mayor participación de la iniciativa privada.

  • 14/09/2016
  • Escuchar

Los recortes al presupuesto se han vuelto una manía cíclica de los funcionarios del actual gobierno. Cada año presentan recortes y más recortes no importando los alcances que tengan estos en perjuicio de la población.

 

El presupuesto presentado para el año de 2017 no tiene precedente alguno. La afectación abarca programas de salud para la población más pobre, para atención de enfermedades crónico degenerativas, medicamentos, hospitales, educación en todos los niveles, investigación, atención al campo, fondo antidelito dirigido a los municipios más peligrosos.  Se reducen aún más el presupuesto de empresas públicas como Pemex y la CFE con la clara intención de desaparecerlas.

 

Hay recortes al 100% en programas ligados a la infraestructura estatal y municipal, de desarrollo regional, del fondo de capitalidad, de personas con discapacidad, fondo para fronteras, fondo sur-sureste, de fiscalización del gasto federalizado, apoyo a migrantes y fortalecimiento financiero.

 

El pretexto del recorte presupuestal es el pago de la deuda externa que crece de manera incontrolable. 

 

Se ha convertido la deuda en un monstruo de mil cabezas que se come a pedazos la Nación entera. Es la excusa para reducir cada vez más los espacios de soberanía que tenemos.

 

Con el pretexto de la deuda, los grupos financieros internacionales son quienes dictan las políticas que en materia económica debe llevar nuestro país.  El Congreso de la Unión solo avala las líneas que se le imponen.

 

Nadie respeta los supuestos candados que impone la Constitución en materia de deuda. Es el Congreso de la Unión de acuerdo a la fracción VIII del artículo 73 constitucional quién fija las bases para que el presidente de la República celebré préstamos con entidades internacionales. Para aprobar, reconocer y mandar a pagar la deuda.

 

Son los diputados y senadores quienes se hacen los desentendidos del crecimiento de la deuda exorbitante siendo que ellos son corresponsables constitucionalmente de su autorización. Acusan a Luis Videgaray, ex secretario de Hacienda, de haber actuado al margen del Congreso, pero son ellos quienes supuestamente revisan las bases que aprueban para llegar a la grave crisis que nos encontramos. Si este ex funcionario cesado es responsable de haber actuado al margen del Congreso debe ser sancionado penalmente, de otra manera se demostrará la existencia de una complicidad perversa.

 

La deuda externa se ha convertido en la mayor tragedia por su crecimiento desmesurado. Tan solo el pago previsto para cubrir los intereses de la deuda en 2017 superará todo el gasto que el gobierno hará en materia de educación, salud y todas las instituciones de educación superior.

 

Son 568 mil 197.6 millones de pesos los que se pagarán únicamente para cubrir intereses sin disminuir la deuda externa y que aumenta cada vez que se incrementa el precio del dólar.

 

Quién diseñó el presupuesto tuvo cuidado en permitir aumentos en los salarios del presidente de la República, secretarios de Estado, subsecretarios, ministros, magistrados, consejeros electorales y titulares de organismos descentralizados y autónomos que ya reciben importantes percepciones. Pareciera que dijeran “a la pandilla no la toquen”.

 

El recorte de 523, 327 millones de pesos tienen como consecuencia inmediata una mayor participación de la iniciativa privada nacional e internacional en espacios que deja de ocupar el gobierno.

 

Es el caso de Pemex, electricidad o en el sector salud a quienes se le vuelven a recortar recursos para justificar la apropiación de inversionistas privados de éstas importantes áreas estratégicas.

 

No es gratuito que representantes de sectores patronales pidan un mayor recorte de al menos 50 mil millones de pesos. Dicen de manera alegre: Que el gobierno dé otro “apretón” al gasto.

 

Saben que cada recorte permitirá tener más espacios para ellos. Quieren un Estado pequeño que opere lo elemental, para que ellos actúen a sus anchas en sectores de gran impacto social para recibir ganancias sin límite. La Nación no les importa.

 

@Manuel_FuentesM

@OpinionLSR

 

También te recomendamos:

Traición a la Patria

Lo que no informará el Presidente

> Lee más sobre el autor

 

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.