Opinión

Los primeros pasos de la Reforma Laboral

El camino de la reforma laboral apenas empieza. | Manuel Fuentes

  • 18/11/2020
  • Escuchar

Este 18 de noviembre entra en funciones la primera etapa de la reforma laboral en ocho estados de la República, quienes tendrán enormes retos por delante. Su propósito será deshacerse del viejo modelo, conformado por las Juntas de Conciliación y Arbitraje concebidas hace 103 años, y cambiarlo por otro configurado por jueces laborales sujetos al poder judicial, tanto federal como estatal, así como por Centros de Conciliación bajo la responsabilidad de cada entidad federativa.

El proceso de sustitución será gradual para no dejar ni polvo de la autoridad tripartita, compuesta por gobierno, patrones y trabajadores (con todos sus vicios y ventajas), y dejando en su lugar un juez (con todas sus limitaciones) que deba poner orden, sencillez, rapidez e imparcialidad en los juicios laborales.

Los ocho estados donde iniciará la reforma laboral serán Zacatecas, Campeche, Chiapas, San Luis Potosí, Hidalgo, Estado de México, y de manera parcial en Durango y Tabasco.

Durango con 39 municipios deja fuera a nueve que son: General Simón Bolívar, Gómez Palacio, Lerdo, Mapimí, Nazas, San Juan de Guadalupe, San Luis del Cordero, San Pedro del Gallo y Tlahualilo.

Por su parte Tabasco con 17 municipios deja fuera también a nueve que son: Acayucan, Agua Dulce, Coatzacoalcos, Cosoleacaque, Chinameca, Hidalgotitlán, Ixhuatlán del Sureste, Jáltipan, Jesús Carranza.

Llama la atención el lapsus distractus cometido por el Senado de la República en la declaratoria de inicio de la reforma laboral, publicada en el Diario Oficial el 13 de noviembre, en donde menciona innecesariamente a 16 municipios del estado de Veracruz, a pesar de que esta entidad ya se había excluido de la primera fase de la reforma laboral.

En los estados en los que entra en vigor la reforma laboral alcanza un total de 15 millones 115 mil 647 trabajadores, resultando 37.73% mujeres y 62.27% hombres como se describe en el siguiente cuadro:

(Elaboración propia con datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social 2020, sin excluir a los trabajadores de los municipios en los que no entra en vigor la reforma laboral.)

Al mismo tiempo entrarán en funcionamiento Tribunales Laborales para asuntos individuales dependientes del Poder Judicial de la Federación de la siguiente forma:

(Elaboración propia con base en los datos del Diario Oficial de la Federación del 17 de noviembre de 2020.)

En la Ciudad de México se instalará un solo Tribunal Laboral Federal para asuntos colectivos el cual tendrá jurisdicción para conocer de los Conflictos Colectivos Federales que se susciten en los ocho estados que conforman la primera etapa.

De la determinación de tener un solo Tribunal Laboral Federal para asuntos colectivos surge la inquietud de la centralización excesiva, que obligará tanto a Sindicatos, trabajadores y patrones a trasladarse a la capital del país para iniciar este tipo de procesos laborales, hasta en tanto no exista uno en cada estado involucrado.

No solamente serán los emplazamientos a huelga por revisión integral del contrato colectivo de trabajo, de salario o de cumplimiento de contrato, nulidad de procesos electorales o juicios de titularidad, sino incluso los procedimientos colectivos de naturaleza económica.

El camino de la reforma laboral apenas empieza y seguro habrá muchos pendientes por resolver, uno de los más importantes es que el presupuesto sea suficiente para responder al objeto de la reforma, con una mayor eficacia, transparencia, celeridad y participación de los trabajadores.

Estudios del Consejo de la Judicatura Federal prevén que un juicio laboral sumando las dos audiencias, la preliminar y la de juicio, puede durar 8.85 horas, tomando en cuenta que los juicios orales penales son los de mayor similitud. A esta medida, se prevé sumar tres horas adicionales para el estudio de cada caso por parte de los jueces.

Pronto se verá cual es la realidad, así como las necesidades que se deben cubrir, en la medida que vaya operando la reforma laboral.

Otro de los pendientes en este proceso será revisar un modelo procesal menos inequitativo en perjuicio de los trabajadores.

Aún así, los primeros pasos de la reforma laboral han significado un enorme esfuerzo para quienes están participando en su cimentación y estructura, por lo que es deseable que tenga el mayor de los éxitos.

Inicia la prueba de fuego.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.