Los nuevos partidos

Hoy se vence el plazo para notificar al Instituto Nacional Electoral la intención de formar un nuevo partido político, y al momento son 53 las organizaciones que han manifestado ese interés, pero en los próximos doce meses se deberán traducir en el cumplimiento de diversos requisitos que, de acuerdo a la experiencia, probablemente en la gran mayoría de los casos se quedarán en el intento.

Conforme a lo establecido en la Ley General de Partidos Políticos, los organizadores necesitan presentar una declaración de principios, su programa de acción así como los estatutos que normarán sus actividades, y llevar a cabo asambleas en 20 entidades federativas con la asistencia de tres mil militantes en cada una, o bien en 200 distritos electorales a las que acudan 300 afiliados -lo que significa un total de 60 mil ciudadanos presentes en las asambleas dispuestos a formar parte del nuevo partido- para posteriormente realizar una asamblea nacional constitutiva a más tardar el 29 de enero de 2020.

Adicionalmente se requiere contar con 233 mil 945 firmas que representan el 0.26% de ciudadanos inscritos en el padrón electoral -que es de poco más de 89 millones-, también hay que considerar que está prohibida la afiliación corporativa por lo que esta se debe realizar de manera individual, y el INE verifica que no exista una doble afiliación, en cuyo caso se solicitará al ciudadano para que se manifieste o prevalecerá la más reciente.

A pesar de la crisis que enfrenta nuestro sistema de partidos ante la percepción de que se trata únicamente de un gran negocio por la cantidad de recursos que reciben de financiamiento público, que solo defienden intereses cupulares, y que en general los ciudadanos no se sienten representados por ellos -además de que consideran que los nueve actuales ya son demasiados-, las organizaciones que buscarán obtener su registro como partido político nacional son numerosas y cuando menos en apariencia muy diversas, entre las que podemos encontrar algunas de origen sinarquista, liberal, o que reivindican causas indígenas o de migrantes.

Por lo pronto, entre las organizaciones que pudieran cumplir con los requisitos podemos identificar a “México Libre” que encabezan Margarita Zavala y el ex presidente Felipe Calderón, así como a “Redes Sociales Progresistas” representadas por el nieto y el yerno de la maestra Elba Esther Gordillo. También se ha dicho que los integrantes del Partido Nueva Alianza tratarán de recuperar el registro que perdieron en las pasadas elecciones.

Sin embargo, en la mayoría de los casos es difícil advertir en este momento con qué apoyos cuentan, si tienen estructura, quién las financia, o en realidad qué o a quiénes representan, por lo que es necesario que quienes sean invitados a participar como fundadores de los que podrían ser los nuevos partidos políticos, realicen una investigación previa para que en el futuro no se sientan sorprendidos y puedan otorgar un apoyo convencido y consciente. Sin duda el fortalecimiento de nuestra democracia -cuyo aprecio en la actualidad es decreciente- y de la representación política requiere de mejores partidos, pero también es indispensable que contemos con mejores ciudadanos.

Toque de queda

@agus_castilla  | @OpinionLSR | @lasillarota


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información