Opinión

Los juegos del hambre de Río de Janeiro

Los ingresos serán insuficientes cuando la economía del país se derrumba.

  • 07/08/2016
  • Escuchar

Ante un escenario de crisis económica y política galopante, el día de hoy se inauguraron los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Un gobierno dividido encabezado por interino impopular como lo es Michel Temer y una economía que al primer semestre del año registraba una caída del PIB de 5.4%, son los escenarios que dan la bienvenida a más de 11,400 atletas de 205 naciones.

 

Las cifras aún no están claras pero existen estimaciones de que los Juegos Olímpicos costarán al gobierno brasileño 10 mil 600 millones de dólares de acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Oxford.

 

Estimaciones de la delegación organizadora de la justa olímpica en Brasil, señalan que el 51% de los ingresos que generarán los juegos se recaudarán de los patrocinadores locales e internacionales, mientras que el Comité Olímpico Internacional aportará el 25%, 16% serán producto de la venta de entradas a las diferentes justas deportivas y 8% restante de la venta de la comercialización de diferentes licencias.

 

De acuerdo con cifras del comité organizador, durante la primera fase de la organización de los Juegos Olímpicos Brasil recabó 11 mil millones de dólares entre los años 2009 y 2016 y se estima que los beneficios que obtendrá luego de la justa serán de 13 mil 500 millones de dólares, para sumar un total de 24 mil 500 millones de dólares los ingresos por la organización de los juegos.

 

Lo cierto es que esos ingresos serán insuficientes cuando la economía del país se derrumba, el real se ha devaluado 19% frente al dólar en seis meses y la inflación acumulada en lo que va del año es superior a 9.5 por ciento.

 

Apenas hace una semana, el presidente Michel Temer, concedió recursos extras por 850 millones de dólares a la ciudad de Río debido a la fuerte crisis financiera que atraviesa la entidad. Los recursos, serían utilizados para los cuerpos de seguridad pues las autoridades locales no contaban con los recursos para ese fin. Esto sucedió luego de que el gobernante de Río se declarara en emergencia económica debido a la fuerte crisis que vive esa entidad.

 

Río ha venido sufriendo una serie de sucesos que han presionado su desempeño económico, pues al ser una de las entidades importantes productoras de petróleo, con la caída de los precios internacionales del energético, disminuyeron también los ingresos que el gobierno de la entidad recaudaba por esa vía el 15% de sus ingresos totales.

 

Sólo el mercado de valores ofreció noticias halagüeñas este día de la inauguración, quizás sólo como muestra de buena voluntad de los inversionistas en una especie de juego limpio durante la justa olímpica.

 

@ijm14

@OpinionLSR

 

También te recomendamos:

Por qué aumentan la gasolina y las tarifas eléctricas

Brexit: la puerta hacia un agujero negro

> Lee más sobre el autor

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.