Opinión

Los gastos en las campañas 2016

Hasta ahora la fiscalización en tiempo real es un mito.

  • 08/07/2016
  • Escuchar

El Dictamen Consolidado y la Resolución respecto a la verificación de los recursos erogados por los partidos políticos y las y los candidatos independientes serán aprobados por el Consejo General del Instituto Nacional Electoral la próxima semana. Junto con estos documentos, de conformidad con lo resuelto por la Sala Superior el año pasado, la autoridad electoral administrativa debe también resolver las quejas en materia de financiamiento que hubiere recibido antes de la aprobación de los documentos en los que consta la verificación de los ingresos y egresos de los partidos y candidatos en las campañas electorales, con la finalidad de que la Sala cuente con todos los elementos para resolver sobre el rebase del tope de gastos de campaña y el monto, que la reforma de 2014 constitucionalizó como causal de nulidad de una elección.

 

Uno de los pilares más importantes para garantizar la equidad en las contiendas electorales es la fiscalización de los recursos utilizados por los actores políticos en sus campañas. Dinero lícito y erogaciones que no rebasen los topes de gastos de campaña son las actividades en las que se centra la revisión realizada por la Unidad Técnica de Fiscalización del INE.

 

Si bien el procedimiento sigue siendo prácticamente el mismo de antes de la reforma político electoral de 2014, son dos los cambios sustanciales: la fiscalización en tiempo real de las campañas y la revisión nacional a cargo del INE de cada centavo que ingresen y egresen los partidos políticos y candidatos en todo el país.

 

Derivado de diversas resoluciones aprobadas por el Consejo General del INE en el primer semestre de este año, ha sido evidente que la fiscalización en tiempo real no ha sido posible. El INE ha informado periódicamente de los incumplimientos de los partidos políticos de registrar dentro del periodo establecido para ello las operaciones realizadas y de anexar en el mismo sistema de contabilidad en línea, la evidencia del gasto realizado. Lo anterior hace que la mayor carga en las tareas de revisión y verificación de los recursos de los partidos tenga que esperar a la presentación de sus informes que de conformidad con la ley debe ser tres días después de que concluyan las campañas electorales, para este proceso el plazo concluyó el 4 de junio.

 

La reforma de 2014, con la finalidad de contar con la información respecto al comportamiento financiero de partidos y candidatos con mayor brevedad, redujo los plazos con los que cuenta la autoridad para la revisión de los informes y para la notificación a los partidos de los errores y omisiones detectados por la autoridad con la finalidad de que puedan solventarlos. La ley determina que la Unidad Técnica de Fiscalización cuenta con 10 días hábiles para la revisión de los informes y de la documentación cargada en el sistema, que concluyó para este ejercicio el 14 de junio y los partidos con 5 días para responder el oficio de errores y omisiones detectados, plazo que venció el 19 de junio. Al concluir este plazo, la autoridad cuenta con 10 días para elaborar el dictamen y proyecto de resolución que deben ser sometidos a la Comisión de Fiscalización que cuenta con seis días para resolver lo conducente y, en su caso, ponerlos a la consideración del Consejo General, que cuenta con el mismo plazo para resolver.

 

Para el proceso electoral 2015-2016 se registraron en las 14 entidades federativas con elecciones un total de 8,294 candidaturas. La mayoría de las y los candidatos presentaron sus informes de campaña en tiempo y forma, pero también hubo quienes los presentaron de forma extemporánea e incluso candidatos que simplemente no presentaron sus informes.

 

De este segundo proceso de fiscalización nacional queda clara una cosa: los partidos y candidatos incumplen con su obligación de registrar las operaciones realizadas y documentación comprobatoria dentro de los plazos establecidos para ello y lo hacen los últimos días antes de presentar sus informes o incluso durante el plazo para solventar errores y omisiones, por lo que la fiscalización en tiempo real es hasta ahora un mito y los sujetos fiscalizados dejan la carga a la autoridad electoral para la revisión de sus gastos e ingresos al último momento y con plazos muy reducidos para hacerlo. Conoceremos la semana entrante los recursos con los que contaron cada uno de los candidatos para sus campañas y las sanciones que propone la Comisión de Fiscalización al Consejo General para las irregularidades detectadas.

 

@C_Humphrey_J

@OpinionLSR

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.