Los partidos políticos comienzan a tomar las primeras determinaciones de cara al proceso electoral 2017-2018. El miércoles pasado comenzó la vigésimo segunda Asamblea Nacional del Partido Revolucionario Institucional, que se lleva a cabo en cinco entidades federativas y que culminará este sábado en la Ciudad de México, en el Pleno de la Asamblea Nacional. La Asamblea está dividida en cinco mesas temáticas.

En el primer día de discusiones, en la Mesa sobre Estatutos en Campeche, se tomaron dos decisiones que comienzan a delinear el perfil de la persona que el PRI elegirá para la candidatura presidencial. La primera consiste en eliminar el candado "antizedillo" por el que para aspirar a la candidatura presidencial de ese partido debía acreditarse tener 10 años de militancia en ese instituto político. La segunda se refiere a la determinación de modificar los estatutos del partido para que cualquier persona que simpatice con la doctrina del PRI y cumpla con el requisito subjetivo de "tener buena fama pública", además de un nivel de reconocimiento y aceptación, pueda ocupar la candidatura presidencial por ese partido. Sigue vigente el requisito para todos los aspirantes, internos o externos, de reunir firmas de sectores y organizaciones priistas.

En estas condiciones, los simpatizantes y los militantes deben reunir los mismos requisitos para aspirar a la candidatura presidencial que, hasta ahora, estaba reservada para militantes priistas. En estas condiciones, la baraja de candidatos se amplía para ese partido político en el que se veía complicado encontrar un perfil competitivo para 2018 que cumpliera con sus requisitos estatutarios.

Por otra parte, la mayoría de los delegados integrantes de la Mesa de Estatutos rechazó la propuesta de una de sus militantes para que la candidatura presidencial se definiera con base en una elección abierta a la militancia priista.

Con estas reformas, que deberán ser ratificadas en la sesión plenaria de la Asamblea Nacional el día de mañana, el presidente del PRI pondrá en las manos del Presidente de la República los instrumentos necesarios para que sea él quien determine quién será la persona que abanderará a su partido político para intentar sucederlo en la presidencia del país.

Una modificación estatutaria que tendrá fuertes implicaciones en la postulación de candidaturas y que pasó desapercibida, se refiere a la propuesta de reforma aprobada por la Mesa de Estatutos en la que, con relación a la paridad, se plantea que las candidaturas a presidencias municipales no se asignen paritariamente únicamente en función del número de municipios sino del número de habitantes de cada municipio, con la finalidad de equilibrar el tamaño de municipios gobernados por hombres y por mujeres, en virtud de que en la abrumadora mayoría de los casos, son los hombres los que son postulados y terminan gobernando en los municipios con mayor población y recursos, mientras que las mujeres son postuladas en municipios con menores recursos y habitantes.

Tendremos que esperar a las ratificaciones el día de mañana en la asamblea plenaria, pero es claro que los dados y las decisiones comienzan a alinearse, de entrada en el PRI, pero empezaremos a ver movimientos en el resto de los partidos para tratar de generar las condiciones que generen menos fracturas internas para la elección de las candidaturas presidenciales de cada instituto político.

@C_Humphrey_J





Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información