Opinión

Los cuervos atacan de nuevo

Un hombre perverso que de entrada violó el juramento de fidelidad al Papa | Fred Álvarez

  • 30/08/2018
  • Escuchar

Esta vez mandaron al ex nuncio Carlo Maria Viganò, quien seguramente contó con la asesoría de Steve Bannon, cercano al jefe de la pandilla, es decir Raymond Leo Burke quien fue prefecto del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica.

El golpe pretendía ser un verdadero misil que derribará al papa Francisco al final de su gira por Irlanda, a donde asistió invitado al Encuentro Mundial de las Familias

La misiva fue hecha pública la tarde noche del sábado 25 de agosto para que saliera en los medios impresos el domingo 26,  justo cuando el papa Francisco estaba hablando del tema de los abusos sexuales en Irlanda.

El Testimonio -así le llama-, del ex nuncio de Estados Unidos y arzobispo de Ulpiana está fechado el miércoles 22 de agosto, fue publicada de manera simultánea en medios de derecha afines, que atacan sistemáticamente al Papa: los norteamericanos National Catholic Register y LifeSiteNews, el español Infovaticana y el italiano La Veritá.

Así estaba programado…

En el “testimonio” el ex nuncio acusa a varios altos prelados, incluido el papa Francisco, de complicidad en el encubrimiento de las acusaciones por abuso sexual contra el cardenal Theodore McCarrick, arzobispo emérito de Washington, quien renunció en julio a causa del escándalo.

Francisco acepta la renuncia de McCarrick como cardenal

Viganò aseguró -sin prueba alguna y con resentimiento hacia el papa Francisco- que a finales de la década del 2000, el entonces papa Benedicto XVI impuso sanciones al cardenal McCarrick, de las cuales sabía el papa Francisco pero éste eligió derogarlas.

Viganò culpó a casi toda la Curia Vaticana, en especial a los cardenales Angelo Sodano, Tarcisio Bertone, Leonardo Sandri incluso al actual secretario de Estado, Pietro Parolin, a su ex sustituto, Angelo Becciu, a su sucesor, el arzobispo venezolano Edgar Peña Parra, a Marc Ouellet, actual prefecto de la Congregación de Obispos, a Oscar Rodríguez Maradiaga, y a los estadounidense Sean O'Malley, arzobispo de Boston, y Donald Wuerl, arzobispo de Washington, de las terribles revelaciones de abusos en Pensilvania.

¿Qué dice Viganò?

Da una serie de datos que él habría informado a miembros de la Curia Vaticana sobe los pecados del cardenal McCarrick, pero el motivo principal es algo insólito, en la historia de la Iglesia Católica, pide la renuncia del papa Francisco...

En la carta Viganò reclama la dimisión del papa asegurando que le advirtió en una audiencia del 21 de junio de 2013 sobre el pasado oscuro de McCarrick y acusándolo de haber levantado supuestas sanciones que le había infligido años antes Benedicto XVI.

Subraya que Francisco está abdicando del mandato que Cristo dio a Pedro de confirmar a sus hermanos. Es más, con acción los ha dividido, los induce en error, anima a los lobos a seguir destrozando a las ovejas del grey de Cristo.

En este momento extremamente dramático para la Iglesia universal tiene que reconocer sus errores y, en coherencia con el proclamado principio de tolerancia cero, el papa Francisco tiene que ser el primero en dar ejemplo a los cardenales y obispos que han encubierto los abusos de McCarrick y tiene que dimitir con todos ellos…

Al final dice de manera sarcástica: “Recemos todos por la Iglesia y por el Papa, ¡recordemos cuántas veces nos ha pedido que recemos por él!”

Aquí el documento completo en español traducido por infovaticana:

Testimonio de Mons. Carlo Maria Viganò

La no respuesta del papa Francisco

La dio durante la rueda de prensa a bordo del avión de regreso a Roma la noche del domingo 26 de agosto, sería una pregunta obligada y fue la quinta…

Anna Matranga, de la CBS-News, pregunta: Esta mañana salió un documento del Arzobispo Carlo María Viganò, en el que dice que en el 2013 él conversó personalmente con usted en el Vaticano y que en este coloquio hablaron explícitamente del comportamiento y los abusos sexuales del ex cardenal McCarrick. Quiero preguntar si esto es cierto. Quiero preguntar además otra cosa. El Arzobispo dijo que el papa Benedicto había sancionado a McCarrick, que le dijo que no podía vivir en un seminario ni celebrar misas en público ni viajar. Estaba sancionado por la Iglesia. ¿Puedo preguntarle si estas dos cosas son verdaderas?

Papa Francisco: Una cosa, yo preferiría... yo responderé a su pregunta, pero preferiría que primero habláramos sobre el viaje y luego de los otros temas, me he distraído con Estefania (Falasca de Avvenire), pero ahora respondo.

He leído esta mañana ese comunicado, lo he leído y diré sinceramente que debo decirles esto, a usted y a todos los que están interesados: lean ustedes atentamente el comunicado y hagan ustedes su propio juicio. Yo no diré una palabra sobre esto, creo que el comunicado habla por sí mismo y ustedes tienen la capacidad periodística suficiente para sacar sus conclusiones. Es un acto de confianza.

Cuando pase algo de tiempo y ustedes tengan las conclusiones tal vez hablaré... pero yo quisiera que vuestra madurez profesional haga este trabajo. Hablamos luego, ¿está bien?...”.

Eso dijo el papa Francisco. No habló abiertamente, debe hacerlo, y desenmascarar de una vez por todas al grupo de conservadores opositores a su papado que encabeza el cardenal norteamericano Raymond Burke…

¿Quiénes son ellos?

Los cardenales dubia (duda). Originalmente fueron cuatro los cardenales que le escribieron a Francisco a fines de 2016 una carta pidiéndole aclarar cinco "dudas" respecto de la interpretación del capítulo octavo de la exhortación apostólica Amoris Laetitia, que le abrió las puertas a los divorciados vueltos a casar.

Se trata del italiano Carlo Cafarra, arzobispo emérito de Bolonia (que luego murió); el norteamericano Raymond Burke, y los alemanes Walter Brandmuller y Joaquim Meisner (también fallecido).

El Papa nunca respondió esa misiva; obviamente no les gusto e hizo que lo siguieran atacando...

A la muerte de Meismer y Cafarra, hoy Burke es el jefe de la banda…

¿Quién es Burke?

Fue poderoso prefecto del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica durante los años 2008 y 2014; en noviembre de 2014 Francisco lo corrió del cargo y lo nombró como “Cardinalis Patronus” de la Soberana Orden militar y hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta. Empero, a finales de 2016 hubo una crisis en la orden que semanas después llevó a la renuncia del Gran Canciller. El 2 de febrero de 2017, el papa Francisco nombró a Giovanni Angelo Becciu como delegado pontificio ante la congregación de los Caballeros de Malta, después de la crisis que culminó con la renuncia del gran maestro, Matthew Festing. El 3 de mayo, Frey Giacomo Dalla Torre prestó juramento como el octogésimo gran maestre de la Soberana Orden de Malta.

El año pasado el papa nombró a Burke juez del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica.

Otro más de los cuatro originales es el alemán Walter Brandmüllerocupa el cargo de presidente emérito del Comité Pontificio de Ciencias Históricas; también al italiano.

También están en el grupo el alemán Gerhard Ludwig Müller, que desde el 2012 y hasta el 1 de julio de 2017 fue prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, hasta que Francisco lo desplazó del cargo.

Ludwig Müller es un teólogo de 70 años, ex obispo de Ratisbona y creado Cardenal en el primer Consistorio del Papa Francisco en febrero de 2014.

La decisión tomada por Francisco de quitarlo del cargo no tiene precedente; es por donde quiera que lo veamos un golpe durísimo al conservadurismo de la Curia.

En su lugar Francisco nombró a su hermano, el jesuita español, Luis Francisco Ladaria Ferrer.

Todavía el cardenal alemán no le perdona eso al papa Francisco...

Sorpresa en Roma...

También está Angelo Scola, ex arzobispo de Milán, a quien el papa le aceptó la renuncia al cumplir 75 años de edad, Milán es la arquidiócesis más importante del mundo tanto por su antigüedad como por su extensión y su estructura eclesial; es la más numerosa de Europa, cuenta con 2 mil sacerdotes diocesanos, 800 religiosos y 6 mil religiosas. En ese espacio Francisco nombró a Mons. Mario Enrico Delpini.

Scola es el cardenal que entró como Papa al Cónclave del 2013 y salió como lo que era: cardenal.

Entonces las casas de apuestas los veían como sucesor de Benedicto XVI; de haberse concretado se pagarían a 2 libras esterlinas por cada una apostada según una comparación de las principales casas de apuestas británicas.

No quedó como papa y quedó resentido.

Hay otros más, como el australiano George Pell, Prefecto de la Secretaría de Economía, actualmente enfrenta un juicio por  haber encubierto múltiples abusos sexuales en contra de niños en el pasado. En 2014 Francisco lo designó como tesorero del Vaticano, con lo cual se convirtió en la tercera persona más poderosa del catolicismo.

Pell se encuentra apartado de su puesto en el Vaticano para enfrentar el proceso legal. 

Como vemos Viganò es de bajo nivel si se compara con los otros

Pero, ¿quién es Carlo Maria Viganò?

Un hombre perverso que de entrada violó el juramento de fidelidad al papa, y ello tiene consecuencias...

Es un hombre de intrigas, perverso y mentiroso, eso lo confirma su propio hermano jesuita.

Nació el 16 de enero de 1941 en la ciudad de Varese, al norte de Italia, en una familia rica. Se ordenó sacerdote en 1968, tiene un doctorado en derecho civil y canónico, ingresó al servicio diplomático de la Santa Sede en 1973 y trabajó en las legaciones de la Santa Sede en Irak y el Reino Unido. En 1992, fue nombrado nuncio apostólico en Nigeria y arzobispo de Ulpiana por Juan Pablo II en 1992…

En 1998 se unió al cuerpo diplomático de la Iglesia, una de las fuentes tradicionales de poder en el Vaticano, lo que le dio acceso a mucha información; fue delegado para las representaciones pontificias, función que mantuvo hasta que en 2009 cuando Benedicto XVI lo designó secretario del Governatorato del Estado de la Ciudad del Vaticano, nombramiento que lo llevó a convertirse en uno de los más cercanos al papa Benedicto XVI.

Después traicionó a su jefe…

En 2010 la Tv italiana publicó documentos secretos dirigidos al papa Benedicto XVI

La filtración masiva fue denominado Vatileaks y contenía cartas de Viganò dirigidas al papa en el que denunciaba “corrupción, prevaricación y mala gestión en la administración del Vaticano y el encubrimiento de algunos de sus miembros tras supuestamente encontrar un déficit millonario…

Se considera a Viganò como el filtrador de las notas que desencadenaron el escándalo de filtración de documentos reservados del despacho del papa que algunos creen que llevó a Benedicto XVI a retirarse en vida.

Pudiera ser...

Las grillas del personaje llevaron a que la Secretaría de Estado lo sacará de Roma y fuera designado nuncio en Washington, DC. Error...

Ocupó el cargo desde el 19 octubre 2011 al 12 abril 2016, y ahí se acercó a los grupos conservadores, identificados con la derecha republicana, contrarios a las políticas del entonces presidente Barack Obama, y obsesionados con el aborto y los homosexuales...

En enero de 2016 Viganò, presentó su renuncia al cumplir los 75 años, Francisco se la aceptó casi de inmediato, su lugar lo ocupó el ex nuncio de México, Mons. Christophe Pierre.

Hay muchas reacciones a favor del papa Francisco...

En tanto, a Viganò los ha dejado, salvo algunos como Jean-François Lantheaume, ex asesor de la nunciatura en Washington: " Viganò dijo la verdad, eso es todo", expresó a la agencia de noticias católica CNA.

Ahora bien, nos enteramos que la carta de 11 páginas -14 en español-, fue redactada por el periodista italiano Marco Tosatti, quien estuvo en el La Stampa y hoy se dedica a escribir para blogs conservadores, dijo que tras su primer encuentro, hace unas semanas, Viganò no estaba preparado para hacer pública su denuncia.

Explicó que ayudó a Viganò a escribir, reescribir y editar su testimonio  apuntando que pasaron tres horas sentados en una mesa de madera en la sala de estar del ex nuncio el pasado 22 de agosto.

¿Y dónde está el ex nuncio que pidió la renuncia del papa?

Ha guardado silencio y se desconoce su paradero. 

Por otro lado, Edward Pentin, corresponsal en Roma del National Catholic Register señaló el 25 de agosto que ese diario “independientemente confirmó que las acusaciones contra McCarrick ciertamente eran conocidas por Benedicto y que el Papa Emérito recuerda haber dado instrucciones para que el Cardenal Bertone impusiera las medidas pero no recuerda su naturaleza exacta”. 

Empero, el secretario personal de Benedicto XVI, arzobispo Georg Gänswein, aseguró que el papa Emérito no ha confirmado el testimonio del ex nuncio Viganò; en declaraciones al diario alemán Die Tagespost el 28 de agosto, Gänswein dijo que la afirmación de que Benedicto XVI confirmó el testimonio de Viganò es “fake news”.

Como vemos corresponde al periodismo de investigación sacar conclusiones.

PD...

Viganò saca a relucir el encubrimiento del padre Marcial Maciel...

En la temeraria carta testimonio encuentro algo para la reflexión; en las siguientes líneas el ex nuncio apostólico aborda el tema de Angelo Sodano y el padre marcial Maciel, y dice cosas simples sin pruebas; leamos:

"Es bien sabido que Sodano intentó encubrir hasta el final el escándalo del padre Maciel: incluso destituyó al Nuncio de Ciudad de México, Justo Mullor, que se negaba a ser cómplice de sus maniobras de encubrimiento de Maciel y en su lugar nombró a (Leonardo) Sandri, entonces Nuncio en Venezuela, que en cambio estaba muy dispuesto a colaborar. Sodano consiguió incluso que la Sala de Prensa del Vaticano emitiera un comunicado en el que se afirmaba una falsedad, a saber: que el papa Benedicto había decidido que el caso Maciel tenía que considerarse cerrado. Benedicto reaccionó, a pesar de la infatigable defensa de Sodano...”.

No hay nuevo, eso todo mundo lo supimos, pero, ¿y dónde la prueba de encubrimiento?

La salida de Justo Mullor de México no fue por el caso Maciel, al contrario, don Justo se jactó en una entrevista de ser él quien llevó a Maciel a bajarlo de los altares…

Su salida tuvo otros motivos; y eso lo supe porque emití entonces una opinión con fuertes reacciones de Don Samuel Ruiz Garcia, obispo de San Cristobal de las Casas....

Una simple declaración al periódico El Universal (13/02/2000) generó una fuerte reacción de Don Samuel. 

El problema surgió a raíz de un reportaje exclusivo para el periódico La Jornada, donde se publicó una foto en primera plana con Don Samuel ordenando a 100 diáconos casados con sus respectivas compañeras. 

El 18 de enero del 2000 Raúl Vera y Samuel Ruiz ordenaron diáconos casados. Por un reportaje periodístico –sobre todo la foto– en exclusiva para La Jornada se interpretó como una ordenación de diaconisas. Esa ordenación le costó al nuncio su traslado a Roma, y aunque se iba como presidente de la Pontificia Academia Eclesiástica, perdía la batalla ante el denominado Club de Roma:

Sobre este particular, emití una opinión ante una pregunta expresa de un reportero del periódico El Universal. Ello provocó una dura e inusual respuesta del obispo Samuel Ruiz.

Personalmente y por petición de un amigo común evite dar mi réplica, semanas después tuve un encuentro personal con Don Samuel, con quién aclaramos las cosas.

Afortunadamente el error había sido del reportaje del periódico, no de mi interpretación como analista. Y es que resultó significativo recordar que contrariamente a la tradición vaticana, que mantiene a sus nuncios al menos cinco años en sus sedes, Mullor fue removido a poco más de dos años de su llegada. 

Sé que el reportaje de La Jornada -sobre todo la foto-, de alguna manera aceleró la salida de Don Justo. Nada que ver con lo que dice Viganò...

De dolor y vergüenza la primera reacción del Papa

@fredalvarez  | @OpinionLSR | @lasillarota