Opinión

Los cuarteles de la Guardia Nacional

La presencia de la Guardia Nacional en todo el país es un paso sustantivo para acercar la función de seguridad pública a las personas. | Jorge A. Lumbreras*

  • 21/03/2020
  • Escuchar

La construcción de la Guardia Nacional constituye un ejercicio de alta complejidad administrativa, técnica, jurídica y operativa. A estas fechas la Guardia Nacional dispone de prácticamente 80 mil elementos capacitados en la función de seguridad pública que sirven a la ciudadanía en 150 Coordinaciones Territoriales de nuestro país. Por primera vez la federación dispone de un cuerpo de seguridad pública con capacidades de transporte, comunicaciones, adiestramiento y formación en valores capaz de recuperar la paz y la seguridad perdidas, considerándose que esto sólo será posible si las policías estatales y municipales que tienen el mayor estado de fuerza policial hacen la parte que les corresponde, la cual es mayor, puesto que los gobiernos locales tienen la responsabilidad de atender los delitos del fuero común que son poco más del 95 por ciento del total de los delitos que se comenten en el país a cifras anuales. 

La Guardia Nacional deberá cumplir metas que constituyen un desafío para cualquier administración estatal del mundo, entre estas, establecer 266 Coordinaciones Regionales, edificar 236 Cuarteles para el año 2021, y reclutar 50 mil elementos en sólo tres años, para llegar a 150 mil elementos propios de la Guardia Nacional en el año 2024. Para lograrlo dispone del apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) y de la Secretaría de Marina Armada de México (SEMAR) con base en lo dispuesto en el decreto de reforma a nuestra Constitución en materia de Guardia Nacional del 26 de marzo del año 2019. 

Uno de los retos para despliegue de los elementos de seguridad pública en el territorio fue por años, décadas, la falta de espacios para el trabajo táctico y operativo, es conocido por la opinión pública que los elementos federales debieron pernoctar en hoteles que por sus características no podrían disponer de espacios adecuados, además de los riesgos que suponía para su integridad física, y del alto costo fiscal que implicaba desplazar miles de elementos a las entidades federativas. 

Más allá de estas consideraciones, un tema central derivado de la falta de cuarteles era la dificultad de establecer una adecuada proximidad social, es decir, a) la capacidad de interacción con autoridades y ciudadanía, b) el conocimiento del terreno, c) la sensibilidad sobre los problemas que se enfrentan, y d) la propia convivencia con las comunidades. La apropiación social de los cuerpos policiales es una de las tareas más difíciles de lograr porque se requiere un alto grado de institucionalidad, permanencia, capacidad de estar y de escuchar, así como de resultados que cultiven la confianza de personas y comunidades. 

Los 236 cuarteles que se construirán en nuestro país son similares y dispondrán de una comandancia, aulas, sala de juntas, comunicaciones, áreas de acondicionamiento físico, parque vehicular, comedor y alojamiento para 120 elementos. Con esto se fortalecen las capacidades tácticas y operativas de la Guardia Nacional, pero sobre todo, permiten la presencia permanente, internarse en la vida de las comunidades, trabajar con las autoridades locales y generar inteligencia policial

Los espacios en que una persona o colectivo se encuentran para realizar determinada actividad son esenciales, pues permiten disponer de un referente físico para generar identidad, cohesión e interacción para desarrollar las funciones asignadas y sobre todo contar los elementos necesarios para cumplirlas. Los espacios de trabajo en cualquier profesión se relacionan con el desempeño y mejor rendimiento de las personas, en este caso de las mujeres y hombres que tomaron la decisión de seguir la carrera de Guardia Nacional

La construcción de una institución de seguridad pública civil al servicio de la ciudadanía está en marcha, en medio de grandes desafíos, se trata de un proceso constante, acelerado y complejo, hay muchas cosas por hacer y poco tiempo, lo cierto es que la presencia de la Guardia Nacional en todo el país es un paso sustantivo para acercar la función de seguridad pública a las personas, para generar confianza y sobre todo para recuperar la paz

*Dr. Jorge A. Lumbreras Castro

Académico de la FCPyS – UNAM