Opinión

Lo recurrente, las sorpresas

¿No hay capacidad de negociación?

  • 28/11/2015
  • Escuchar

Es terrible ser testigos de la construcción de una guerra de grandes dimensiones. Ojalá me equivoque pero me parece que el sistema económico imperante la requiere para poder salir de la crisis. La acumulación de capitales y la feroz competencia entre naciones por unos mercados que necesitan crecer ante el riesgo de quebrar, son las bases de esa premisa. No está claro quién puede detener esta espiral y hay afrentas de todo tipo que pagaremos las sociedades, los ciudadanos en particular, por las ambiciones del poder de unos Estados que han cedido su soberanía a los capitales financieros.

 

México, por su parte, no se escapa a esa lógica y vemos cómo el secretario del trabajo presume que en los dos últimos años no ha habido una huelga, lo que en realidad es una muestra de la sumisión y control sindical a los dictados exclusivos de la política empresarial, que no se refleja en beneficios para los trabajadores. Se celebra que se acuerde la "desindexación" del salario mínimo que sólo será posible si la mayoría de los congresos estatales lo avalan y no es prioridad del ejecutivo como en el caso de las llamadas "reformas estructurales" donde los congresos sancionaron las cosas incluso a los diez minutos de ser presentadas.

 

Lo recurrente

Crisis interna, crisis externa, falta de crecimiento, incremento de la deuda pública, dependencia en los tratados de comercio, crisis política, económica, de seguridad. ¿Qué nos falta?: Una crisis social amplia. No ayuda en nada que para “evaluar” a los profesores (lo que eso signifique) tengan que usarse helicópteros para el traslado o que tengan que encerrarlos en hoteles y después llevarlos a los centros de evaluación o que la policía federal, (diez mil dice el secretario de educación), "cuide" el desarrollo del proceso en Oaxaca o que la policía de Veracruz y grupos de choque repriman las protestas en Xalapa o en Boca del Río. ¿Estamos ante la amenaza de una rebelión? ¿Qué saben que nosotros no? ¿No hay capacidad de negociación? No es con discursos, con bravuconerías, como puede resolverse el tema educativo. No es con represión, con encarcelamientos, con intimidaciones como puede realizarse una transformación educativa... si es que la evaluación se dirigiera para allá, pero tampoco.

 

Ya no entiendo

Resulta que la intención de la reforma educativa, que suponíamos transformaba el proceso educativo, modificando su estructura hacia una educación de calidad (dicen) no es como nos la pintaron en los grandes y elocuentes discursos del Pacto por México, esa gran traición de la clase política nacional; no es tampoco una reforma laboral, como muchos hemos dicho. Hace unos días, Aurelio Nuño dijo que “(la reforma) tiene componentes laborales, pero en realidad es una reforma política que cambia una estructura de poder clientelar, corporativo y opaco”. Ahora sí, ya salió la verdad, aunque el tiro desviado: resulta que la estructura clientelar es la de la CNTE y no la de la propia SEP, o la del SNTE, estructura cobijada por el poder desde siempre o ¿acaso por haber enviado a la cárcel a Elba Esther Gordillo ya limpiaron su conciencia, su maltrato, sus crímenes?

 

Las sorpresas

¿Qué sucede en las “altas esferas del gobierno”? ¿Es posible que al secretario de gobernación se le hubiera escapado que al flamante subsecretario Arturo Escobar, ex dirigente del Partido Verde,  le tenían lista una investigación? Nombrado el pasado 9 de septiembre para  la subsecretaría de prevención y participación ciudadana, no le duró el gusto tres meses y tuvo que presentar su renuncia el día de ayer. ¿Tendremos que creer en la autonomía de la Fiscalía especializada para la Atención de Delitos Electorales? ¿Todo fue impoluto? Tres años se tardó la FEPADE en investigar y consignar a un responsable, el único porque era el representante legal de ese partido; sin embargo, no veo cómo hacernos ilusiones: El castigo es para él, no peligra el registro de esa franquicia familiar y mucho menos el del PRI. ¿No sería suficiente esta hebra para deshebrar la madeja completa del fraude y del excesivo gasto de campaña de las elecciones del 2012 y, por tanto, sancionar al partido que iba en coalición con ellos? ¿Tiene legitimidad un presidente electo gracias a las acciones de coaligados que violentan la ley? ¿Ellos no?

 

De pilón…

Son lamentables los atropellamientos de ciclistas y en la discusión sobre movilidad (que incluye  los cambios de criterios de la verificación o el cruce de los autotransportes de carga por cualquier lado a toda hora del día), hay un punto que se olvida: La ciudad son sus habitantes y la prioridad son los peatones, poco respetados por los medios de transporte. ¿Cuántos peatones han sido atropellados por bicicletas, motocicletas, autos, microbuses, camiones, transportes y hasta el Metrobús? Las autoridades tienen la responsabilidad de ordenar el tránsito, los espacios públicos, y de responder a la ciudadanía por las grandes fallas. Y por cierto, no es con el incremento a las sanciones como va a solucionarse el tema: Hay que empezar por limpiar a la propia autoridad, hace falta.

 

Facebook: carlos.anayarosique

Twitter: @anayacar

(Obviedades es un ejercicio de reflexión que comparto con mucho gusto no para que estén de acuerdo sino para hacer conciencia de las contradicciones de un régimen… que puede ser cualquier  régimen, no importa el partido, por supuesto)