Opinión

¡Lo que se robó AMLO en un año!

Nos robó la naciente democracia, atenta contra libertades básicas, canceló la división y equilibrio de poderes. ¿Es el gobierno que queríamos? | Ricardo Alemán

  • 29/11/2019
  • Escuchar

¿Qué hemos perdido, los ciudadanos mexicanos, a manos del gobierno de López Obrador?

La pregunta obliga porque buena parte de la sociedad mexicana expresa, en el día a día, un creciente rechazo al gobierno que no sólo ha sido el más votado en la historia sino que creó las más altas expectativas.

Por eso debemos hacer el recuento de los daños, de lo que perdimos los mexicanos, todos, en sólo 365 días.

1.- El gobierno de AMLO nos robó la tranquilidad de salir de la casa sin miedo, sin la zozobra de ser asaltados en "la micro", en el autobús; despojados en el atasco de autos; robados al caminar por la calle, al subir al metro, al viajar en una carretera; secuestrados a cualquier hora y en todo lugar. Hoy todos cargamos una porción de miedo heredado del gobierno de AMLO.

2.- Nos robó la confianza en la autoridad, en el Ejército y la Marina, que eran la última contención contra el crimen organizado, al dejar en libertad al "Chapito" y al no perseguir a los jefes de las bandas criminales; al producir más de 35 mil muertes violentas, la cifra más alta en la historia.

3.- AMLO nos robó la confianza en la palabra presidencial, ya que el mandatario mexicano es el jefe de Estado más mentiroso del orbe; distintos especialistas contabilizan más de 20 mil mentiras en un año.

4.- El presidente Obrador nos robó libertades fundamentales, como la libertad de expresión; en su gobierno han sido despedidos por críticar al gobierno de López una decena de periodistas, mientras que 18 de ellos han perdido la vida, sin que se investigue un sólo caso.

5.- El presidente mexicano nos robó la división de poderes, plasmada en la Constitución. Y es que hoy el presidente Obrador es dueño de la voluntad de todos o casi todos los diputados y senadores del Congreso y de todos y casi todos los ministros y jueces de la Corte y de la Judicatura.

6.- López Obrador nos robó el equilibrio entre poder y los contrapesos institucionales –los órganos autónomos que fueron cooptados por AMLO–, sino que la mexicana es la democracia de "los carnales"; un Fiscal General "carnal", ministros "carnales", jueces "carnales", gobernadores "carnales" y hasta medios de comunicación "carnales".

7.- Y el mejor ejemplo del robo de contrapesos –por parte de AMLO–, es la cooptación ilegal, tramposa e inconstitucional de la CNDH; organismo que en manos del poder presidencial legaliza la violencia del Estado.

8.- López le robó a la sociedad mexicana no sólo 2.5 millones de empleos sino un futuro prometedor para millones de ciudadanos que tendrían mejor fuente de empleo y mejor futuro con el NAIM, con la licitación de energías renovables y la apertura de Pemex, cancelada igual que Texcoco.

9.- El presidente Obrador le robó la salud a millones de mexicanos, a los que quitó el seguro popular, medicinas para el cáncer y presupuesto para todo el sector salud; millones de padres a los que quitó guarderías y refugios para mujeres. Y es que resultó un engaño el eslogan de "primero los pobres".

10.- Obrador privatizó, en los hechos, la educación pública oficial. Y es que al tirar la Reforma Educativa condenó a seguir en la miseria a millones de mexicanos pobres que no tendrán educación básica de calidad, no tendrán oportunidad de salir de la pobreza y menos competir por los mejores puestos.

11.- AMLO se robó la confianza en la Constitución y sus leyes, ya que a pesar de que protestó "cumplir y hacer cumplir la Carta Magna y sus leyes", todos los días violenta el máximo ordenamiento.

12.- Y el mejor ejemplo de esa violación legal y constitucional es la persecución vengativa y tramposa de políticos opositores, como Rosario Robles y empresarios como Carlos Ancira, entre muchos otros.

13.- Al llevar al país a la recesión económica, López Obrador secuestra el futuro de millones de mexicanos de los estratos más pobres, ya que habrá más desempleo, menos bienestar, menos salud pública, menos inversión y serán más los pobres.

14.- López Obrador nos robó la tolerancia, el Estado laico y la capacidad de convivir como iguales, luego de sembrar feas e irresponsables campañas de odio entre los mexicanos; odio que sirve para perseguir a críticos y opositores.

15.- Y, por si fuera poco, Obrador pretende quitarnos al INE.

En suma, el gobierno de Obrador nos robó la naciente democracia, atenta contra libertades básicas, canceló la división y equilibrio de poderes, sembró odio entre hermanos y rindió la plaza ante los grandes criminales.

Hoy todo parece de cabeza, incluso las víctimas, como los Le Barón, son perseguidos. ¿Ese es el gobierno que queríamos?

Al tiempo.