Opinión

Lo que me gusta de AMLO

Mi trabajo no consiste en amar u odiar a ningún personaje, sino observar lo que hace y a partir de eso investigar y/u opinar. | Pamela Cerdeira

  • 31/12/2018
  • Escuchar

El rencor y el miedo no distinguen ideologías. Por eso vemos que los insultos vuelan de un lado hacia otro, moviéndose con mucha mayor fuerza y rapidez gracias a la tecnología y el envalentonamiento que genera la distancia de las redes sociales.

Cuando asumimos que todas las opiniones están sesgadas por intereses determinados, estamos viendo el mundo en blanco y negro, negándonos a apreciar otras tonalidades, y a la vez perdiendo la oportunidad de encontrar algo que ignorábamos.

Por eso, el ejercicio propuesto por @Vampipe en Twitter me parece obligado para todos quienes estamos atentos a la vida política nacional y creemos que es a partir de nuestras coincidencias que podemos construir.

Él propuso

Ejercicio:

AMLOvers, digan algo que no les guste de AMLO.

Pejefóbicos, digan algo que sí les guste de AMLO. No se vale decir “nada”. No se amontonen.

Para empezar debo confesar que no me ubico en ninguna de las dos categorías. En primera instancia porque mi trabajo no consiste en amar u odiar a ningún personaje, sino observar lo que hace y a partir de eso investigar y/u opinar. Si pudiera ponerle un nombre a mi categoría sería AMLOTIGATOR. López Obrador me parece un personaje interesante para estudiar, no sólo he pasado años tratando de entrevistarlo, también he seguido con atención sus discursos, entrevistas y leído sus libros para conseguir algo que me interesa mucho más que amarlo u odiarlo: entenderlo. Por lo que aprovecharé para contestar las dos categorías.

Lo que me gusta de AMLO

- La tenacidad de Andrés Manuel debe ser ejemplo para todo aquel que decida emprender algo en su vida: conquistar a una persona, empezar un negocio, presidir un país. El mundo es de los que insisten y él es ejemplo vivo de ello.

- El liderazgo. Convencer, emocionar y lograr que las personas tengan fe en un proyecto es algo que sólo consigue el liderazgo. Puede o no gustarnos su estilo, pero es un líder poderoso, eso es indiscutible.

- Sobre su equipo y propuestas resumo aquí algunas: es el presidente que más mujeres tiene en su gabinete, por primera vez México tiene una Secretaria de Gobernación, que es además una mujer capaz, inteligente y con una agenda interesante; la política sobre las drogas que se dibuja está volteando a ver a la despenalización y eventual comercialización de la marihuana, no podemos esperar resultados distintos si seguimos haciendo lo mismo; y el Plan Nacional para acabar con el robo de hidrocarburos (mucho más poderoso e interesante que pedirles a las mamás de huachicoleros que eduquen a sus hijos).

- La voluntad. Una de las cosas que más se le criticó durante la campaña es que decía que iba a arreglar muchos de los problemas con voluntad. Tiene un punto. No es lo único que va a solucionar los problemas, pero sí es lo principal.

Lo que no me gusta de AMLO

- El discurso binario de buenos y malos, liberales y conservadores, conmigo o en mi contra. Encasillarse es malo, si sólo hay dos casillas es todavía peor.

- Las consultas a modo.

- La ligereza para usar algunas palabras. Es el presidente, un presidente todavía mucho más poderoso que sus antecesores no sólo por el apoyo en las urnas, sino por la fuerza que también tiene en el Congreso, con la autoridad y el peso que tiene, debería ser más consiente de las palabras que utiliza para referirse a los otros.

- Las contradicciones y decisiones de la entraña, aquí el NAIM es el mejor ejemplo. Vamos a ahorrar dinero, pero nos vamos a gastar un dineral en pagar un préstamo de una construcción que se va a ir a la basura porque el proceso estuvo lleno de corrupción, pero a los constructores les prometo el mismo volumen de obras, el nuevo aeropuerto lo construirá el Ejército (que por cierto construyó la barda perimetral del NAIM con escandalosas irregularidades), el Ejército que era culpable de nuestros males, pero que ahora nos va a cuidar a todos y va a construir lo que sea necesario. En la CDMX sí voy a terminar las obras de otras administraciones, porque de otra forma sería tirar el dinero a la basura.

Según @Vampipe estas fueron las conclusiones de su ejercicio:

AMLOvers: No les gusta su cercanía con Velasco, que no va a meter a los corruptos de otros sexenios a la cárcel y el NAICM.

Pejefóbicos: Les gusta su interés por los más necesitados y el Tren Maya.

Sin casillas ¿ustedes qué opinan?

Pensar pobre

@PamCerdeira@OpinionLSR | @lasillarota