Opinión

Lo que Mancera no informó: fotomultas, inseguridad, especulación inmobiliaria…

Mancera no aludió a ninguno de los problemas fundamentales que sufren la ciudad de México y sus habitantes.

  • 20/09/2016
  • Escuchar

Enmarcado por las alabanzas de los partidos del Pacto por México: PRI, PAN y PRD, Miguel Ángel Mancera presentó su IV Informe de Gobierno ante la Asamblea Legislativa, el cual ni remotamente se trató de una veraz rendición de cuentas a la ciudadanía.

 

En efecto, fue mucho más lo que el jefe de Gobierno calló, que aquello que a lo que aludió. Porque Mancera no informó a los capitalinos a cuánto asciende la recaudación por concepto de fotomultas, ni qué porcentaje de éstas se les paga a las empresas concesionarias de éstas. Tampoco mencionó los proyectos en que descansan los Cetrams, Centros de Transferencia Modal, cuando bien se sabe que el verdadero objetivo de éstos es favorecer a consorcios inmobiliarios, casi siempre trasnacionales, los cuales obtienen multimillonarias ganancias a costa de la privatización de espacios públicos.

 

Miguel Ángel Mancera no aludió a ninguno de los problemas fundamentales que sufren la ciudad de México y sus habitantes. Tampoco habló, a profundidad, de la manera en que debería atacarse la inseguridad, pese al creciente índice de ilícitos que asolan a la capital y a los capitalinos. Ni del problema ambiental y la consecuente contaminación. Complaciente consigo mismo, sólo tocó temas ligeritos, los que a él le conviene tratar.

 

Cabe la reiteración: pese a las crecientes críticas de colectivos ciudadanos contra la imposición de fotomultas, Miguel Ángel Mancera le dio la vuelta al tema. Sobre ellas no dijo ni media palabra. Tampoco informó sobre el número de Cetrams concesionados a empresas privadas. Ni aludió a las Zodes, es decir a las Zonas de Desarrollo Económico y Social impuestas por su administración, las cuales han atentado en contra de los derechos humanos de los vecinos, y que se han caracterizado por la exclusión ciudadana y la falta de transparencia.

 

El doctor Mancera nada mencionó acerca de las medidas que tomará su administración para que los ciudadanos no sufran los dañinos efectos de las contingencias ambientales en el invierno venidero.

 

En resumen, hizo caso omiso de los problemas primordiales que imperan en la ciudad. Eso sí, habló una hora de programas y de programas, pero no los vemos articulados ni existe prueba alguna de que hayan incidido en el mejoramiento de las condiciones de vida de los capitalinos.

 

Lo que sí es a todas luces transparente, fácil de comprobar, es que la política del gobierno de la Ciudad de México ha sido contraria al bienestar de los capitalinos. Y como éstos son quienes sufren las consecuencias de la estrategia antipopular del jefe de Gobierno, según las encuestas siete de cada diez desaprueba su mandato.

 

El rechazo popular obedece a que la administración de la ciudad favorece los intereses de los consorcios inmobiliarios, que han privatizado áreas fundamentales del hábitat capitalino, esenciales para la vida del ecosistema en la ciudad.

 

Sobresale, en este contexto, la lamentable actitud asumida por PRI y PAN. Porque se trata de dos fuerzas partidarias que, dicho sea de manera hipotética, deberían ser de oposición, pero que en sus intervenciones ante la tribuna de la Asamblea se dedicaron a aplaudir, a cubrir de alabanzas a Mancera.

 

Perdida la compostura, al PRI, que actúo como compinche del gobierno, sólo le falto agradecerle a Mancera la exoneración de ese distinguido militante priista llamado Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre. Acción Nacional, entretanto, no vertió una sola crítica a la administración capitalina.

 

De tal manera, en la ceremonia del IV Informe de Gobierno, se hizo evidente que Morena es el único partido de oposición en la Asamblea Legislativa, el único que representa los temas fundamentales de la ciudad, y el único que transmite la voz de los ciudadanos.

 

A pesar de todo, como lo hemos hecho desde que asumimos el honroso cargo de legisladores, en el presente periodo ordinario de sesiones, el grupo parlamentario de Morena obedecerá el mandato ciudadano para la elaboración de la Ley de Ingresos y del Presupuesto de Egresos 2017 de la Ciudad de México. A las otras bancadas legislativas y al jefe de Gobierno les pedimos seriedad en la realización de estos documentos sustanciales para el bienestar de los capitalinos. Porque lo que está en juego es ni más ni menos que la prosperidad de la ciudad y de sus habitantes.

 

@craviotocesar

@OpinionLSR

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.