Opinión

Llegaron las #precampañas

El inicio de las precampañas marca también el comienzo de la lluvia de spots | La columna de Carla Humphrey

  • 15/12/2017
  • Escuchar

Ayer comenzaron las precampañas en el país. El periodo legal para esta etapa inició el 14 de diciembre y deben terminar, a más tardar, el 11 de febrero de 2018.

La ley determina que las precampañas, cuando se elige el poder ejecutivo federal, no pueden durar más de sesenta días.

Lluvia de spots

El inicio de las precampañas marca también el comienzo de la lluvia de spots.

A partir de ayer, al Instituto Nacional Electoral se le otorgan 48 minutos diarios en cada canal de televisión y estación de radio, de los que 30 minutos corresponden a los institutos políticos que el INE debe distribuir entre los partidos y coaliciones con procesos internos de selección de candidaturas, el 30% de forma igualitaria y el 70% restante, en función del porcentaje de votación que obtuvieron en la última elección para conformar la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.

Regulación de precampañas

La regulación de las precampañas comenzó hace una década, como un intento por impedir que partidos y eventuales candidatos incurrieran en actos anticipados de campaña para llamar al voto de las y los ciudadanos, violentando la equidad en las contiendas electorales.

Hoy la etapa de precamapaña tiene una regulación específica respecto a su duración, a las actividades que las y los aspirantes pueden realizar, al tope de gastos y a las obligaciones que tanto precandidatos como partidos políticos deben cumplir ante las autoridades electorales.

En octubre pasado, el Consejo General del INE aprobó el acuerdo por el que se determinan, de conformidad con la fórmula establecida en la ley, los topes de gastos de campaña y precampaña para las elecciones de federales: presidencia y diputaciones al Congreso de la Unión. El tope de gastos aprobado para las precampañas a la presidencia de la República es de 67 millones 222 mil 147 pesos; para las diputaciones federales el tope es de 252 mil 008 pesos. El tope de gastos de precampaña para las senadurías, de acuerdo con la ley, se definen en cada entidad federativa.

La ley define las actividades de precampaña como las acciones, que incluyen promoción de eventos, actos públicos y acceso a los tiempos oficiales en radio y televisión, que lleven a cabo las y los aspirantes, los militantes y los partidos políticos con el objeto de obtener unas candidatura a un cargo de elección popular. La ley establece que la propaganda que se difunda durante esta etapa deberá señalar claramente que se refiere a un precandidato dentro de la etapa de precampaña.

Los resultados de las precampañas para seleccionar candidatos a la elección presidencial están ya definidos. Tres de los contendientes que aparecerán en la boleta ya fueron acordados por sus partidos y coaliciones, los restantes provendrán de la ciudadanía. Hace seis años, las precampañas sí cumplían con la función de dar a conocer a las y los aspirantes y sus propuestas, para que después de estas se eligieran a las personas que ocuparían una candidatura por un partido o coalición. En la actualidad, esas decisiones ya fueron tomadas y las precampañas serán el escenario para la promoción legal de los que estarán en las boletas antes del inicio de las campañas electorales.

Una vez concluidas las precampañas, los partidos políticos deberán, de conformidad con el método elegido, seleccionar a las personas que serán registrados como candidatos y presentar los informes finales respecto de los ingresos y egresos utilizados en esta etapa. A nivel federal, la falta de presentación de estos informes o su entrega fuera de los plazos establecidos en la norma, tiene como consecuencia que los candidatos ganadores no puedan ser registrados ante la autoridad electoral o si ya fueron registrados, que pueda cancelarse el registro de un candidato en caso de que haya violentado el tope de gastos de precampaña.

Bombardeo mediático

Ha comenzado la etapa del proceso electoral en el que las y los aspirantes realizan actos de propaganda y públicos que, sin llamar al voto para un cargo de elección popular, les permitan obtener el registro por su partido o coalición.

Legalmente escucharemos y veremos a las y los aspirantes en los medios de comunicación promoviendo su precandidatura. A partir de ahora y hasta fines de junio del año que entra, salvo los periodos de veda establecidos en la ley, estaremos bajo el constante bombardeo mediático de partidos y candidatos. Las campañas comenzarán hasta el 30 de marzo, pero es aquí donde comienzan a delinearse y probarse las principales estrategias de campaña de los contendientes.

¡Ojalá que escuchemos propuestas serias y novedosas para solucionar los principales problemas a los que se enfrenta nuestro país!

@C_Humphrey_J | @OpinionLSR | @lasillarota

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.