Libertad para Dafne ¡Ya!

Dafne sintió una fuerte necesidad de acudir al baño, pues toda la tarde había sentido molestias mientras cubría su turno laboral en la tienda Liverpool de San Juan del Río, Querétaro. Acudió a la enfermería pero nadie le atendió y esas ganas de ir al baño no cesaban, por el contrario, se incrementaban, al igual que los dolores en el vientre. No aguanto más y salió de su área de trabajo para dirigirse al baño.

Allí, se llevó la sorpresa de que mientras estaba sentada en el retrete dio a luz. Desconocía que estaba embarazada y no había presentado sintomatología previa. Debido a que padece hipotiroidismo, algunas situaciones como la irregularidad de sus períodos era normal. Además no subió de talla y no reconoció ningún síntoma similar al vivido durante su primer embarazo.

Por lo espontaneo del parto, tuvo un desgarre de segundo grado y perdió mucha sangre, presentando un choque hipovolémico y múltiples desmayos.

Liverpool

A los pocos minutos llegó al sanitario el personal de enfermería de la tienda departamental, un encargado de seguridad y algunas compañeras de trabajo. No supieron que hacer a ciencia cierta y alguna de las presentes llamó a la Cruz Roja, pues Dafne continuaba tirada en el piso, bañada en sangre, y la bebé en la taza de baño.

El cuerpo de paramédicos llegó alrededor de las 18:10, 40 minutos de los hechos, pero el personal de seguridad de la tienda les impidió el ingreso bajo el argumento de que ya era atendida al interior de la tienda por su cuerpo médico.

Entre tanto, Dafne permaneció en el piso por dos horas al igual que su bebé. Casi a las ocho de la noche se permitió el acceso al grupo de paramédicos para ser trasladada al hospital.

Allí le comunicaron que su bebé había perdido la vida. Ella se pudo recuperar y regresar a casa. Encontró otro empleo, pues tiene otra hija, y parecía continuar su vida hasta que en mayo, tres meses después de lo sucedido, personal del Ministerio Público de Querétaro la localizó y la detuvo bajo la acusación de haber cometido "homicidio calificado" de su propia bebé.

Dafne

Por ese hecho, se le impuso una pena de 16 años de cárcel, de los cuales ya lleva un poco más de tres en la cárcel, pues los hechos ocurrieron en 2015. Durante la audiencia para resolver su caso, en medio de una catarsis, Dafne afirma una y otra vez que ella no sabía lo que estaba pasando ni sabía cómo reaccionar ante el aborto espontáneo que tuvo y que su vida no ha sido fácil a partir de ese momento.

"Tuve miedo, tuve miedo" es la frase que repitió una y otra vez durante la audiencia.

La respuesta que obtuvo fue que esa teoría de que ella no tenía conocimiento del embarazo no era válida y que una vez viendo que había nacido la bebé era su deber protegerla "por que ni una perra hace eso. Ve que su hijo nació y va a protegerlo y no a procurarle la muerte. Es por instinto", afirmó el fiscal del caso, Gustavo Dolores Acosta.

Tiempo después, el fiscal fue sancionado por sus comentarios, pero el caso de Dafne Mcpherson Veloz no fue revisado.

Acompañada por el Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social, ha denunciado las anomalías ocurridas en el 22º Tribunal Colegiado del Estado de Querétaro y ha buscado la revisión de su sentencia para que el caso vuelva a ser investigado con una perspectiva de género.

Parte de los avances ha sido la obtención de un amparo por parte de un Tribunal Colegiado de Circuito en Materia Penal y Administrativa del Estado de Querétaro para que la sentencia quedara sin efectos y se volvieran a investigar los hechos.

Al respecto, el Instituto Nacional de las Mujeres, a través de Pablo Navarrete Gutiérrez, coordinador de asuntos jurídicos, ha hecho un exhorto al poder judicial queretano para

"revertir las lecturas que puedan haber de los hechos sesgadas bajo estereotipos de género" y apegarse a la recomendación 33 de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer referente al acceso a las mujeres a la justicia, que entre otras cosas, pide al personal de los juzgados dejar a un lado "estereotipos de género, la estigmatización, las normas culturales dañinas y patriarcales y la violencia basada en  el  género" para estudiar los casos y emitir resoluciones.

Tras audiencias suspendidas y diversos vericuetos, el próximo 21 de enero, el Tribunal de Enjuiciamiento de San Juan del Río, Querétaro dará su resolución al respecto.

El año de las lenguas indígenas

@leonardobastida | @OpinionLSR | @lasillarota



Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información