Opinión

Libertad de expresión en México a 4 años del asesinato de Miroslava Breach

En memoria de Miroslava Breach, recordamos su labor profesional y su ferviente activismo a favor de la libertad de expresión. | Blanca Lilia Ibarra

  • 21/03/2021
  • Escuchar

El jueves 23 de marzo de 2017, la periodista Miroslava Breach Velducea fue asesinada afuera de su domicilio en Chihuahua. Miroslava Breach corresponsal de La Jornada y directora editorial de El Norte de Ciudad Juárez, centró su trabajo periodístico en la investigación de actos de corrupción, los derechos de las mujeres y los despojos de tierras a las comunidades indígenas en su entidad federativa, así como en la cobertura de asuntos relacionados con el crimen organizado. A cuatro años de este lastimoso suceso y en su memoria, recordamos su labor profesional y su ferviente activismo ejercido a favor de la libertad de expresión.

A manera de antecedente cabe considerar que en agosto de 2016, –unos meses antes del asesinato de Miroslava Breach Velducea–- el Mecanismo de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas había notificado al gobierno de Chihuahua la adopción de una alerta temprana para prevenir agresiones, la cual respondía a una solicitud realizada por 24 organizaciones civiles. Dicha solicitud expresaba la preocupación por futuros ataques a personas defensoras de los derechos humanos y periodistas a raíz de tres aspectos: la presencia del crimen organizado y el incremento de la violencia en la entidad federativa, así como la realización del proceso electoral del 5 de junio de 2016. Es importante mencionar que, a partir de un diagnóstico de la situación y en coordinación con los colectivos y organizaciones civiles, la Secretaría de Gobernación conformó un Plan de Contingencia en el que se establecía –en su punto 5.1– las acciones a implementar para garantizar la libertad de prensa y la seguridad de los periodistas.

Lo anterior dio muestra de la suma y la acción colaborativa entre la ciudadanía organizada y las autoridades para conformar esquemas que garantizaran los derechos humanos, la seguridad y las libertades de los profesionales del periodismo y a las personas defensoras de los derechos humanos. No obstante, a 5 años del comienzo de esta movilización, en memoria de Miroslava y de todos los colegas periodistas que han perdido la vida en el ejercicio de su profesión, conviene reflexionar y exponer algunos datos que evidencian la situación que aún sobrellevamos en esta materia.  

Por ejemplo, un análisis emitido por la Misión Internacional en México: Impunidad y otros Retos del Periodismo en México, conformada con representantes de 17 organizaciones internacionales a favor de la promoción de la libertad de información e información, resaltó que México continúa siendo el país más mortífero para las y los periodistas  en el hemisferio occidental. Además, subrayó la deuda histórica con la libertad de expresión y con el ejercicio del periodismo libre, independiente y sin temor a represalias. Otro dato que muestra esta lastimosa realidad lo encontramos en el Índice de Impunidad Global del CPJ que posicionó a México como el sexto país del mundo donde más asesinatos de periodistas quedan impunes. Asimismo, el “Informe de la Situación de la Defensa de los Derechos Humanos y la Libre Expresión en México a partir de la Pandemia por Covid-19” identificó la intensificación y diversificación de los ataques en contra de las personas defensoras de los derechos humanos y periodistas. En el caso de las y los periodistas se dio cuenta de 112 agresiones en contra de la prensa que da cobertura a la pandemia, así como el asesinato de seis periodistas durante 2020. 

En relación con lo anterior, coincidimos con el Dr. Sergio García Ramírez –presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en el periodo de 2004 a 2007—, las y los periodistas son un grupo vulnerable y vulnerado, cuyo desempeño libre, profundo y genuino debe preocupar y ocupar a los Estados. Por lo que, la plena garantía de sus derechos humanos y la protección de la libertad de expresión no sólo garantiza las prerrogativas de las y los periodistas, sino que también tiene un efecto multiplicador para las comunidades en su conjunto. El Instituto Nacional de Transparencia, como órgano garante del derecho a la información estrechamente vinculado con la libertad de expresión, se pronuncia como un aliado, promotor y defensor de la causa de los periodistas y del derecho de todas las personas a expresarse, a la libertad de prensa.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.