Opinión

Legalización de la amapola

Salud y pacificación | Ricardo Mejía

  • 22/07/2018
  • Escuchar

La futura secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, durante su participación en el foro “¿Olvido, verdad o justicia?”, señaló que existe disposición de la nueva administración federal para lograr la pacificación del país, incluida la legalización de las drogas.

En ese sentido cabe señalar que la legalización de ciertas drogas y el debate inherente al tema no es reciente. En el ámbito internacional, por ejemplo, el 21 de abril 2016, durante la presentación pública de “Vías para la Reforma de la Política de Drogas 2016 más allá de la UNGASS sobre drogas“, Kofi Annan, ex Secretario General de las Naciones Unidas, señaló que si bien, las drogas son peligrosas, las políticas actuales de narcóticos son una amenaza aún mayor porque el castigo recibe una mayor prioridad que la salud y los derechos humanos; mientras que en el ámbito local, el 18 de marzo de 2016, en la entrevista con el periodista Calos Puig, el Gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, puso sobre la mesa la posibilidad de legalizar el uso de la amapola con fines médicos y científicos.

Amapola

En ese contexto, los integrantes del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano en el Congreso de Guerrero (principal Estado productor de la amapola del país) presentamos una iniciativa para legalizar el cultivo de papaver somniferum o adormidera con fines científicos y medicinales, en donde, además de prever la legalización de la amapola como una medida de pacificación, se abordan otros aspectos benéficos de dicha medida, que tienen que ver con derechos humanos, salud y desarrollo.

Existe una coincidencia en todas estas posiciones, la cual podemos resumir en el impacto negativo que ha dejado la política de prohibicionismo extremo asumida en torno al opio que ha cobrado una alta cuota de sangre, causando más muertes en México a consecuencia de su tráfico ilegal que las que se han registrado por su consumo; aunado a ello, se han generado desplazamientos forzados internos y violaciones graves a los derechos humanos.

Paradójicamente, no obstante la abundancia de sembradíos de amapola existe una crisis de medicamentos para el dolor agudo y crónico, para los que el insumo fundamental son los opiáceos que se extraen precisamente de esa planta.

Legalización

Existe, pues, un mercado ilegal de la drogas que genera muerte y violencia, y por otra lado hay un problema de abasto de medicamentos para brindar atención a los pacientes que requieren cuidados paliativos.

En Guerrero hemos sido los más afectados por el prohibicionismo extremo, es por ello que la propuesta de Movimiento Ciudadano para legalizar la amapola con fines médicos y científicos responde a las exigencias de erradicar la violencia y a la obligación del Estado de garantizar la disponibilidad de medicamentos controlados para sus poblaciones.

Dieciocho países del mundo ya cultivan amapola para fines medicinales y científicos, en lugar de desangrarse con el tráfico ilegal de esta planta han construido una industria legítima y legal orientada a fines medicinales y farmacéuticos. México tiene que dar un giro en su política de drogas con un enfoque preventivo y de salud pública; además de impulsar una política eficaz e intensiva de combate a las adicciones

Se deben romper con los prejuicios que envuelven a la papaver somniferum, para lograr su legalización con fines medicinales. El prohibicionismo extremo que se ha seguido ha sido contraproducente. Para atender grandes males se requieren decisiones audaces que mejoren la paz y la salud públicas y saquen al país y a entidades como Guerrero de la espiral de violencia en que vivimos. 

La extorsión: cáncer criminal

@RicardoMeb | @OpinionLSR | @lasillarota