Opinión

Lealtad al Comandante Supremo a pesar de todo

Las Fuerzas Armadas han estado cumpliendo cabalmente con su misión, pero ¿hasta dónde es necesario el sacrificio de estas vidas humanas? | César Gutiérrez

  • 11/02/2020
  • Escuchar

El 9 de febrero vimos al Gral. Secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval González, utilizar la conmemoración de la Marcha de la Lealtad para reiterar la propia con el presidente de la Republica y comandante supremo de las Fuerzas Armadas. Habló por todos los militares del país, agradeciendo la confianza en ellos depositada, por el cumulo de trabajo y misiones que se les han encomendado, siendo un privilegio para el personal del Ejercito y Fuerza Aérea realizarlos. Pero, tal vez, a mi general secretario se le paso por alto algunas situaciones que se está viviendo en el día a día el personal militar. En estos últimos días hemos observado que el personal de oficiales y tropa de nuestras Fuerzas Armadas, está teniendo un desgaste mayor. Este personal táctico, ha estado cumpliendo cabalmente con su misión, pero ¿hasta dónde es necesario el sacrificio de estas vidas humanas? Actualmente, NO hay personal suficiente para los relevos y esto conlleva a que todo el personal comience a resentir los tiempos prolongados.

Los manuales no se equivocan, indican claramente cómo debe ser el desarrollo logístico y operacional para mantener la vida y operación de las unidades. El verdadero liderazgo debe garantizar el cumplimiento de cualquier misión, los comandantes de las pequeñas unidades deben acompañar los esfuerzos y fatigas que implican el desempeño del trabajo.

El éxito no solo son órdenes bien elaboradas, se fundamenta en la habilidad y conducción con firmeza de las tropas. Cuando realmente existe liderazgo se proyecta en la habilidad, disciplina, adiestramiento, cohesión y espíritu de cuerpo, anticipando las situaciones que ponen en riesgo la vida de las tropas, quienes están dispuestas a seguir por convicción a su líder hasta el mismo infierno cuando por la protección de la patria es necesaria.

Por lo tanto este próximo 19 de febrero es muy importante honrar a los militares caídos en el cumplimiento del deber. De igual manera, hay que ver por el personal militar que tan dignamente pasó a honrosa situación de retiro, y que tras años de lucha y entrega por su país, su institución, su amor a la carrera de las armas, termina siendo un número más en las innumerables matrículas que forman parte de nuestras Fuerzas Armadas.

No pasó desapercibido el hecho de que la Federación de Militares retirados “Gral. Francisco J. Múgica” A.C., convocara a personal militar retirado, familiares, simpatizantes y a la sociedad civil en general, a acompañarlos en la entrega del pliego petitorio al presidente de la Republica, en su carácter de comandante supremo de las Fuerzas Armadas, sobre los derechos de seguridad social al personal militar retirado. Esto lo hicieron sabiendo que un posicionamiento como el que estarán llevando a cabo es delicado y puede ser tomado como un acto de insubordinación por parte del alto mando, ya que conocen las leyes y reglamentos militares a los que está sometido todo el personal militar. Reconozco el acto de valentía que están realizando por el interés de proteger los derechos de sus hermanos militares que han pasado a la honrosa situación de retiro, y que muchas veces son olvidados después de haber ofrendado su vida al país y a la institución.

El nulo liderazgo de Durazo

Una parte sensible de liderazgo es que un líder no debe mentirle nunca a su gente. Hay una frase que deben entender los civiles: “el soldado puede estar donde sea, pero NO vivir como sea”. Hasta el momento, existe personal que sigue comisionado para la Guardia Nacional que no le ha sido gestionado el sueldo por las funciones que se le han asignado, no cuentan con instalaciones. El despliegue de proximidad y prevención del delito no logra atender con eficacia cada una de las problemáticas. La tarea no es sencilla, el reto principal es qué podemos hacer con lo que tenemos, optimizando el capital humano y recursos materiales, estableciendo objetivos alcanzables, realizando un eficaz ejercicio del mando. Entonces ¿por qué no puede tener resultados el señor secretario? Él dice que por la basura que le dejaron, pero el problema es de fondo. ¿Por qué no es efectiva la actuación de la Guardia Nacional? Simple, porque sigue la corrupción en cada entidad federativa. No se logra materializar el correcto ejercicio de la acción penal durante la investigación del delito a cargo del Fiscal del Ministerio Público, conductor de la investigación, coordinador de las Policías (estatales y municipales), así como de los Servicios Periciales; ante la falta de capacitación, no logran acreditar la existencia del delito y la responsabilidad de quien lo cometió. Lamentablemente el señor secretario sólo está pensando en justificar, en cobrar, en asistir a desayunos, y en la próxima gubernatura del estado de Sonora, pero nos queda a deber con sus resultados a todos los mexicanos.

El plan antihuachicol y la seguridad de Pemex

Derivado de los resultados presentados por el director general de PEMEX, se ha comprendido que es urgente y necesario mejorar la estrategia. El robo no puede ser realizado si no existen vínculos de corrupción en diferentes áreas y niveles. Esperemos que con la llegada del nuevo subdirector de Salvaguardia Estratégica, el Gral. Bgda. D.E.M. Pedro Almazán Cervantes, se realice una buena limpieza de personal y se proponga acciones de mando inmediatas. El antecesor del general Almazán, que fue enviado a la Dirección General de Defensas Rurales, (por su nula actuación), permitió que, con su omisión, siguieran operando los esbirros de Wenceslao Cárdenas Acuña, a su vez esbirro del General Trauwitz, incrementándose la falta de resultados y trasparencia. Por lo anterior, y ante tal escenario, es muy importante que el nuevo funcionario logre integrar un equipo de trabajo honesto, que realmente arroje óptimos resultados y se deshaga de la gente que solo busca beneficios e intereses personales, que siguen escondidos en la nómina de la institución de forma muy ágil y astuta.

¿Colapso de las instituciones de investigación?

Ayer pudimos ver cómo, nuevamente, el abogado de la nación, se cansó de contestar las preguntas de la prensa. El fiscal general de la Republica, el Dr. Alejandro Gertz Manero, después de contestar una serie de cuestionamientos, realizados inteligentemente por una reportera sobre el feminicidio y la falta de preparación de los fiscales de su institución para poder acreditarlo, dejó el micrófono y se fue a sentar, ¿tal vez se cansó?

El presidente López Obrador tuvo que salir al quite en la conferencia, conocida como mañanera, pero el detalle que no pasó inadvertido por quienes tuvimos la oportunidad de observar la actitud del fiscal general, deja claro que no se siente a gusto con tener que explicar los nulos resultados que su gestión, como abogado de la nación, ha dejado. Para los juristas, como el que escribe esta columna, nos había emocionado el hecho de que un abogado de su envergadura llegara a ocupar dicha posición. Sin embargo, con el pasar de los meses, solo hemos visto pasar esta oportunidad de transformación, ya que no ha habido resultados, ni trabajo de investigación y muchos menos capacitación jurídica a los fiscales que tienen que ir todos los días a defender carpetas de investigación ante las autoridades judiciales.

Las actuaciones de las autoridades, como hemos visto, son una burla, ya que por más que queramos culpar al Poder Judicial de liberar a los delincuentes, la realidad es que los Ministerios Públicos no tienen la menor idea de cómo acreditar los delitos a los imputados, en eso y muchas cosas más. Los miembros de la delincuencia organizada, en cambio, sí han sabido invertir y prepararse, cosa que no sucede con nuestras autoridades. Es hora de que se actualicen, de lo contrario que se preparen para el colapso de las instituciones de investigación y persecución de delitos en todo el país.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.