Opinión

¿Le deben quitar al #PRI los colores de la bandera?

La posibilidad de que ningún partido político pueda usar los colores de la Bandera podría beneficiar, paradójicamente, al “tricolor”. | José Antonio Sosa Plata

  • 27/09/2018
  • Escuchar

La iniciativa de ley que presentaron los legisladores del bloque Morena-PT-PES con el objetivo de quitar los colores de la Bandera Nacional a la imagen institucional del #PRI no provocó ningún interés político o periodístico.

La noticia fue irrelevante.

Entérate: Presentan iniciativas para quitar colores de la bandera al PRI.

Vamos, los mensajes que dieron en tribuna los senadores Félix Salgado Macedonio y Ana Gabriela Guevara tampoco generaron las reacciones que con seguridad esperaban. Y en las #RedesSociales fueron pocos los que decidieron opinar sobre el asunto.

Pero más extraña fue la reacción de la dirigencia del tricolor.

La debilidad de su respuesta contrasta con la importancia que tiene el uso de los símbolos en la lucha por el poder. Así que una de dos: o los priístas están concentrados en otras prioridades de su agenda política, o saben de antemano que esta batalla ya la perdieron.

El  #PRI podría estar desaprovechando una gran oportunidad

Cierto es que a muy pocos ciudadanos les interesa el diseño de la identidad gráfica de los partidos. Pero también lo es que detrás de un símbolo se define mejor una causa, una misión, una visión, una guía o el cumplimiento de un objetivo que nos conduzca a un futuro mejor.

El #PRI lo entendió bien durante el siglo pasado.

Así lo demostraron los fundadores del PNR (Partido Nacional Revolucionario) y el PRM (Partido de la Revolución Mexicana). Tanto Plutarco Elías Calles como Lázaro Cárdenas, por ejemplo, identificaron el enorme valor de utilizar los colores de la bandera y el concepto “revolución” en la identidad institucional del partido.

Los dos elementos marcaban la ruta de la conciliación y la unidad.

Después de una Revolución que no logró resolver de manera significativa el problema de la injusticia y la desigualdad, el sistema de partido hegemónico y la propaganda oficial se convirtieron en las herramientas principales para evitar las confrontaciones armadas y las divisiones que aún amenazaban al país.

Los colores de la Bandera representaban la unidad de los diversos.

Te sugerimos: Francisco Martín Moreno: ¡El PRI no debe usar los símbolos patrios!

Por donde se le viera, la #Estrategia era perfecta.

Y sobre esta base, los priístas mantuvieron el control durante casi 70 años. El nacionalismo, el orgullo de haber nacido en esta tierra y los beneficios del llamado desarrollo estabilizador se vieron cobijados por el significado del verde, blanco y rojo de nuestro lábaro patrio.

Los colores también tuvieron un valor táctico en las elecciones

Te recomendamos: Símbolos políticos y transiciones políticas.

Por supuesto que éstos influyeron positivamente en el estado de ánimo de la ciudadanía. Claro que el manejo hábil de los símbolos fue esencial en la comunicación masiva del partido. Y no hay duda que su fuerza política estaba sustentada en una maquinaria propagandística única en América Latina.

Pero el modelo se desgastó y no se tuvo la capacidad para renovarlo.

Con el fortalecimiento de la oposición política hubo varios intentos por quitarle al #PRIsus colores”. Sin embargo, en más de 20 años ninguno de los embates tuvo éxito. Por lo que se ve, hoy sí están dadas las condiciones para lograr el objetivo con la mayoría que tiene #Morena en el Congreso.

Entérate: Campaña para arrebatarle al PRI los colores de la bandera.

¿Cómo reaccionará el #PRI?

Es difícil saberlo por lo errático de su primera respuesta. Lo que sí se puede asegurar es que la imagen institucional, los emblemas y logotipos tienen fecha de caducidad. Y que si bien el simbolismo político se ha transformado con la irrupción del nuevo ecosistema de comunicación, al partido tricolor se le ha abierto la posibilidad de acelerar su transformación, adaptándose a un nuevo modelo simbólico y aprovechando el conflicto con #Morena para tratar de recuperar parte de lo perdido.

Te recomendamos: Así cambian los logos de los partidos.

Preguntas y comentarios sosaplata@live.com

@sosaplata  | @OpiniónLSR | @lasillarota

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.