Opinión

Las mujeres y los hombres frente al covid-19

Por un enfoque de género en el análisis de esta pandemia. | Blanca Lilia Ibarra

  • 18/05/2020
  • Escuchar

Un estudio que realiza la Global Health 50/50, es una iniciativa a favor de la equidad de género en la salud global que ha mostrado diferencias en las tasas de mortalidad de 20 países respecto a los fallecimientos de hombres y mujeres debido al coronavirus covid -19. Esta investigación académica evidenció que, en Italia el 68% de los fallecimientos correspondían a varones. En tanto, China, España y Alemania mostraron tendencias de 65% de mortalidad masculina respecto al covid-19.

Como un virus nuevo que tomó por sorpresa a todos los sistemas de salud y a los gobiernos del mundo, la comunidad científica aún se encuentra buscando respuestas a todas las incógnitas que devela la evolución de esta pandemia: el comportamiento del coronavirus, su tratamiento y una posible vacuna. Por ello, aún no se han encontrado certezas respecto a la tendencia de mortalidad encontrada por género. No obstante, se han considerado que los hábitos de salud, factores biológicos, historial de enfermedades crónicas, fortaleza de los sistemas inmunológicos y hasta los rasgos de conducta podrían ser elementos para explicar el comportamiento de este virus sobre la población masculina. Indudablemente, será necesario el involucramiento de académicos y científicos de varias ramas del conocimiento para saber con certeza todas las interrogantes que el covid-19 ha levantado.

En esa tesitura, como autoridades será imprescindible la generación de datos desagregados, desde un enfoque de género e interseccionalidad. Es decir, contar con datos e información que puedan medir los impactos diferenciales de dicho coronavirus sobre hombres y mujeres, así como las diferencias entre los factores de raza, etnia, edad y clase socioeconómica.   

En este aspecto, el Informe "Covid-19 en la vida de las mujeres. Razones para reconocer los impactos diferenciados" de la Organización de Estados Americanos (OEA) destaca los efectos específicos sobre las mujeres, al indicar que las desigualdades de género, la violencia dentro del hogar y las acciones diferenciadas en los hospitales, trabajos y en los espacios públicos se potencializan ante las pandemias y crisis. Si bien, las medidas de confinamiento han ayudado a evitar el colapso de los sistemas de salud, también han develado a los hogares como espacios poco seguros para las mujeres, menores de edad y adultos mayores, asimismo, han incrementado en las mujeres la carga de trabajo relacionada con cuidado y atención de niñas, niños y personas mayores, así como la desigualdad en el reparto de las tareas del hogar.

En México, más de 19.1 millones de mujeres han enfrentado violencia por parte de sus parejas. Ante la contingencia se ha evidenciado, de acuerdo con las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, que durante marzo de 2020 las llamadas de emergencia al 911 relacionadas con incidentes de violencia contra la mujer han registrado su mayor alza desde que se tiene registro con 26 mil 171 llamadas a nivel nacional, lo que representa un incremento de 20.5% respecto al mes anterior.

Un enfoque de género y de interseccionalidad para el análisis de esta crisis resulta una herramienta que podría ayudarnos a encontrar respuestas para enfrentar otras pandemias. Más aún cuando en esta contingencia, las niñas, adolescentes y mujeres están siendo sujetas a mayores índices de violencia, por lo que resulta relevante  en este momento la promoción de espacios para fortalecer el derecho a saber de las mujeres y de la ciudadanía en general, con el fin de utilizar este derecho llave para proteger su salud, pero también la integridad física y emocional de las mujeres. Con relación a esto, el Instituto Nacional de Transparencia participó junto con organismos de Colombia, Chile, El Salvador y Uruguay, en un taller encaminado a construir un proyecto de Incorporación del enfoque de género en las políticas de transparencia y acceso a la información pública de América Latina, el cual es impulsado por el Programa para la Cohesión Social en América Latina de EUROsociAL, y la Red de Transparencia y Acceso a la Información Pública (RTA).

Contar con información oportuna, oficial y veraz será fundamental para conocer la actuación gubernamental ante esta contingencia sanitaria, además de servir como insumo para la generación de políticas y acciones que nos posibiliten prever estas desigualdades de género en el futuro. Sumarnos a estas iniciativas nos ayuda a potencializar oportunidades para la participación igualitaria de hombres y mujeres, para así disminuir las brechas  en el acceso y la toma de decisiones a los espacios públicos.