Opinión

Las memorias de Elba Esther Gordillo

¿Se imaginan “Las memorias de Elba Esther” o “Memorias de una guerrera”? Muchos temblarían, pero otros se van a sentir halagados. | Jorge Ramos

  • 19/11/2018
  • Escuchar

Elba Esther Gordillo Morales ha dicho que en su epitafio quiere que pongan la frase “Aquí yace una guerrera y como guerrera murió”. Lo dijo en 2013 cuando cumplió 68 años y los tambores de guerra por la reforma educativa sonaban con fuerza. La palabra “permanencia” en la ley desató una guerra que la llevó a padecer casi un sexenio en prisión. Los dos primeros años fueron atroces para ella, pues el aislamiento fue férreo.

La poderosa dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) tiene buena memoria. Va acumulando historias. Sus nexos con intelectuales, presidentes, dirigentes políticos en Estados Unidos, del Partido Demócrata. Ha vivido, o padecido, las presidencias desde Carlos Salinas, pasando por Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Precisamente con Peña Nieto fue cuando pareció que su estrella se apagaba. Duras acusaciones, dificultades de salud.

El 11 de noviembre La Silla Rota publicó en exclusiva un audio donde el yerno de la maestra, Fernando González, habla en distintas reuniones acerca de la serie de televisión que sobre la vida de la profesora se grabará el próximo año. Ahí el productor Pedro Torres habló de algo semejante a lo que hace Netflix, con “personajes cabrones”.

Lo interesante es que al describir a los “amores” de la maestra –por “admiración intelectual”–, Fernando González citó a dos renombrados personajes del gabinete del presidente electo Andrés Manuel López Obrador: Marcelo Ebrard y Esteban Moctezuma, uno canciller y el otro titular de la Secretaría de Educación Pública. ¿Quién fue y es puente con la cuarta transformación?

¿Brilla la buena estrella de Elba Esther Gordillo? No cabe duda que la vida es una rueda de la fortuna. Quizá este sea el caso.

Por lo pronto, si acaso naufragara la serie televisiva de Gordillo, ¿por qué no pensar en que ella esté escribiendo sus memorias? ¿Se imaginan “Las memorias de Elba Esther” o “Memorias de una guerrera”? Muchos temblarían, pero otros se van a sentir halagados.

¿Apostamos?

Punto y aparte. La grilla en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) está a todo vapor. El 30 de noviembre concluye su periodo de 15 años el ministro José Ramón Cossío. Y en febrero se va Margarita Luna Ramos. También está encima el relevo en la presidencia de Luis María Aguilar. Los dos posibles son Arturo Zaldívar, quien contaría con el respaldo de Norma Piña y Javier Laynez, así como el sucesor de Cossío. Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena tendría a su favor a Luis María, Jorge Pardo, Alberto Pérez Dayán y Luna Ramos. Hay dos votos indecisos: José Fernando Franco y Eduardo Medina Mora.

Punto final. Medina Mora, Pardo Rebolledo y Luis María Aguilar no son bien vistos en la cuarta transformación. Por cierto, la cuarta transformación va por una depuración en el Poder Judicial, y los ajustes son para transparentarlo y… ¿para tomar el control?

Enanismo opositor frente a López Obrador, ¿y los intelectuales?

@jorgeramos7773 | @OpinionLSR | @lasillarota

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.