Opinión

Las llamadas privadas del presidente

Resulta que la conversación telefónica de los presidentes Peña Nieto y Donald Trump del 27 de enero pasado fue de “carácter privado”.

  • 08/02/2017
  • Escuchar

Ahora resulta que la conversación telefónica de los presidentes Peña Nieto y Donald Trump del 27 de enero pasado fue de “carácter privado”, según presumió el “vocero” del presidente mexicano, Eduardo Sánchez en un medio televisivo.

 

¿Llamada privada? ¿hablaron de su guardarropa? ¿del color preferido de sus calcetines? todas las versiones que se han filtrado indican que no fue así.  Hablaron de temas de interés público, de interés nacional de los que necesariamente debemos estar informados los mexicanos.

Si hablaron de migrantes, del muro, del tratado de libre comercio, del narcotráfico, del envío de militares estadounidenses a nuestro país y de otros temas tenemos que estar enterados y nadie tiene derecho, ni siquiera un presidente de la Republica, a guardar información, por la repercusión en perjuicio de millones de mexicanos.

 

Es inadmisible que partes de la conversación, nos lleguen de medios de comunicación estadounidenses o de declaraciones del propio Donald Trump.  El colmo ha sido que éste presidente estadounidense ha puesto en evidencia a su par mexicano.

 

Peña Nieto reiteradamente ha negado categóricamente que se hablara en esa conversación telefónica de la amenaza del presidente norteamericano de enviar tropas a nuestro país para hacer frente a los carteles de la droga, sin embargo, el presidente Trump acaba de declarar en una entrevista en Fox News que el tema del envío de tropas si fue materia de esa conversación.

 

Es vergonzoso y reprochable que nuestro gobierno omita información de asuntos tan delicados. ¿Cuál fue la respuesta de Peña Nieto ante la barbaridad planteada por Trump?

 

Bill O’Reilly, animador de Fox News, en una entrevista con el presidente Trump le preguntó al presidente estadounidense:

 

“¿El señor Presidente (Enrique Peña) Nieto de México está abierto a la posibilidad de Fuerzas de Estados Unidos ayudándolo a combatir a los cárteles de la droga?”

 

Donald Trump respondió, según información que circula en diversos medios:

 

“Tenemos que hacer algo respecto a los cárteles. Hablé con él sobre eso. Quiero ayudarle con eso. Como el muy buen hombre que es él (Peña Nieto) y por ser alguien a quien respeto, yo preferiría que él respondiera eso.

 

Reconoce Trump que, si se habló de la posibilidad de disponer en territorio mexicano de fuerzas armadas estadounidenses y es un tema que un presidente mexicano no puede tratar de ninguna manera, ni siquiera como posibilidad, porque no tiene facultades para ello.

 

Trump se refirió a Peña Nieto como un “muy buen hombre”, esa afirmación es una mala señal; en mi tierra, a quién le dicen que es un “buen hombre” es a quién le falta voluntad, que no tiene fuerza ni entereza. ¿A qué se refiere Trump con ese calificativo de “buen hombre”?

 

Trump le avienta la piedra al presidente Peña, para que aclare la respuesta que dio en esa conversación “privada”, como la califica el “vocero” del presidente; el magnate no deja lugar a dudas en la entrevista con Fox News:

 

“Pero yo te digo que ciertamente le ofrecí ayuda a derrotar a los cárteles de la droga”

 

 ¿Qué clase de ayuda? ¿enviar militares? Esa es una intromisión muy grave que atenta contra toda soberanía nacional para enfrentar a esos que llama Trump: hombres malos, a los bad hombres.

 

Necesitamos como presidente mexicano a un hombre firme, que tenga convicciones sin vacilaciones en defensa de la Nación, que no oculte información, que no la tergiverse.

 

Tuvo que darse la versión de la periodista Dolia Estevez y de la agencia de noticias AP para revelar parte de la conversación telefónica que habrían mantenido ambos presidentes y que funcionarios mexicanos han desmentido y que ahora quedan en ridículo.

 

No se pueden aceptar argumentos de conversaciones privadas en temas trascedentes.  El presidente Peña Nieto debe ser citado por el Congreso de la Unión de manera inmediata para que dé toda la información de esa conversación telefónica; que diga que acuerdos tomó con Donald Trump, porque en estos temas nacionales nada puede tener carácter privado.

 

Es urgente que el presidente Peña Nieto responda estos cuestionamientos en estas horas en que se juega el destino de la Nación entera.

 

@Manuel_FuentesM

@OpinionLSR

 

> Lee más sobre el autor

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.