Opinión

¿Las golondrinas para algunos bancos?

Entidades nuevas luchan por lograr el equilibrio en sus balances.

  • 22/03/2016
  • Escuchar

Las autoridades financieras siguen de cerca el desempeño y el cumplimiento del modelo de negocios de algunos bancos de reciente creación.

 

En corto, altos funcionarios aseguran que para muchos intermediarios “nuevos”, cumplir con sus metas y lograr la tan anhelada rentabilidad será un proceso largo, complejo y tortuoso. Las razones, muchas: La prolongada volatilidad en los mercados globales que llevaron al tipo de cambio a cerca de los 20 pesos por dólar; la inexperiencia y falta de conocimiento del negocio en muchos de los dueños y la dificultad para cumplir con los requerimientos regulatorios y de supervisión, los que cada vez son más estrictos.

 

Ya hay quienes vaticinan que ante la obligación que tienen las instituciones por homologarse con reglas internacionales, algunas decidirán no continuar, por lo que optarán por vender su cartera y activos a un banco de tamaño grande o mediano, tal y como ocurrió con Wal Mart, institución que a pesar de la marca global que la soportó, no funcionó y en sus cerca de 10 años de vida, nunca alcanzó números negros.

 

En la actualidad hay algunas otras entidades nuevas que luchan por lograr el equilibrio en sus balances, pero todavía registran pérdidas, tal es el caso de: Investa Bank, Bankaool, Dondé Banco, Inmobiliario Mexicano y PagaTodo

 

Pero eso no es lo único que ocupa a las autoridades. En algunos círculos hay desconcierto porque a pesar de los programas e iniciativas para la inclusión y la educación financiera, éstas no logran detonar ni llegan a los mexicanos de menores recursos.

 

Basta recordar que en la lista de acciones que no dieron resultados se incluyen los esquemas de pago con celular en donde las instituciones realizaron inversiones millonarias no sólo en lo individual sino a través del Fondo de Infraestructura para Medios de Pago (FIMPE) para  generalizar el uso del teléfono móvil en transacciones bancarias.

 

Nos cuentan que hay una evaluación permanente de programas por parte de las autoridades y de los mismos banqueros, así como el análisis de esquemas con probado éxito en otras naciones, con el fin de adoptar las medidas que sean necesarias para logar un mayor nivel de bancarización.

 

La última y nos vamos

 

Ya que hablamos de bancos, resulta que la Secretaría de Hacienda y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV)  prepara disposiciones para blindar aún más a los bancos y proporcionar más y mejor información al público para minimizar cualquier riesgo.

 

El asunto es que para dar cumplimiento a los Acuerdos del Comité de Basilea se adoptará una metodología para calcular la razón de apalancamiento de los bancos y su obligación de revelarla cada trimestre.

 

Lo que busca la autoridad es que al dar a conocer este indicador, se determine si el capital de las instituciones soporta bien a sus activos, lo que será de utilidad para los mercados y para la labor de supervisión. La medida entrará en vigor en junio de este año.

 

@rominarr

@OpinionLSR