Opinión

Las contradicciones, las palabras vacías

Esta semana fue del titular del poder Ejecutivo. Recibió un premio como estadista extraordinario y fue nombrado presidente de la alianza para el Gobierno Abierto.

  • 27/09/2014
  • Escuchar

Esta fue una semana cargada de dichos y hechos. Se realizaron conferencias, propuestas, diálogos manifestando toda la voluntad del Estado para combatir la trata de personas, hasta llegar a la propuesta del coordinador del Partido Verde en la Asamblea del Distrito Federal que propone cerrar los sitios donde haya desnudos y semidesnudos, como si estos fueran sinónimos de lugares de origen de todo tipo de delitos: ¿Ser obtuso es un principio para ser de ese partido? ¿Y el niño verde qué propondrá? ¿Serán verdaderamente ecologistas?

 

Si esos son absurdos, más lo son las declaraciones de Monte Alejandro Rubido, el Comisionado Nacional de Seguridad que justifica plenamente la revisión a los niños, para protección de todos ¿qué tal que traigan bombas, o no usen pañal? ¿Podemos hablar de protección a las mujeres y las niñas (y los niños), para la prensa nacional e internacional y al mismo tiempo justificar las violaciones a sus derechos, que según dice él fue legal? (Lo peor es que comenta que se volverá a hacer…).

 

Los símbolos patrios

Mientras, aquí nuestros amables diputados disponen que a partir de enero de 2015 ya no habrá honores a la bandera en las escuelas (y a ver cómo le hacemos para aprendernos el himno, reconocer el valor de la bandera y de paso del escudo nacional, que nos guste o no, son los símbolos que dan objetividad y cohesión a la nación).

 

El panista promotor de la iniciativa dijo que el himno promueve la belicosidad y no responde a las demandas de la sociedad ya que está lleno de elementos de guerra, palabras más palabras menos (entonces ¿por qué la suspensión de toda la actividad de los honores si sólo era el himno?). Mientras, el presidente avisa que México integrará elementos militares a las fuerzas de paz de la ONU, los cascos azules, que no siempre han servido para los objetos de la paz y muchas veces sí para justificar las intervenciones de los Estados Unidos: ¿un nuevo himno y una nueva relación con el mundo? Adiós a la doctrina Estrada: no intervención y autodeterminación de los pueblos.

 

Los atentados

También en la semana hubo grandes discursos para celebrar la interculturalidad. La ONU fue, entre otros, el escenario para hablar de integración social, pluralidad mientras aquí no es sólo Mario Luna, el vocero yaqui el detenido, sino también Fernando Jiménez, otro yaqui y por los mismos cargos; en el sur, en Chiapas, son detenidos tres indígenas tzeltales, inculpados de haber lesionado a un policía el pasado 16.

 

Los derrames en Sonora, para seguir documentando la contradicción, siguen a la orden del día y las autoridades federales se apresuran a declarar que no son hechos graves, aunque la propia presa del gobernador Padrés, fue destruida, en lo que parece un atentado, o auto atentado; las fugas de materiales pesados siguen y se dice nuevamente que se debe a las intensas lluvias: si así fuera el menor cargo es por incompetencia y omisión; sin embargo, sin importar que esto suceda, México, en voz de su andarín presidente, se declara dispuesto a luchar contra el cambio climático, y ofrece diez millones de dólares para combatirlo: Nueva York le aplaude supongo, aquí no estoy seguro.

 

Las fiestas

Está claro, esta semana fue del titular del poder Ejecutivo. En su fructífero viaje a la ciudad de los rascacielos, la de los atentados del 11 de septiembre de 2001, recibió un premio como estadista extraordinario y fue nombrado presidente de la alianza para el Gobierno Abierto, un convenio de más de sesenta países que buscan hacer transparente la acción y conducta de los funcionarios públicos; mientras aquí la palabra corrupción sólo tuvo dos menciones en el pasado informe de gobierno y las páginas de los periódicos están llenas de casos de opacidad en la administración y la justicia.

 

Contradicciones por todas partes. Para rematar hasta al Secretario de Hacienda la revista Euromoney lo premia como el mejor ministro de finanzas por su participación en el logro e implementación de las reformas estructurales… ¿En serio? ¡Ya se “implementaron”?¿Hay algo que ellos saben y que nosotros no?

 

De pilón…

Y nuestros diputados, tan dados a envolverse en la bandera (a ver ahora cómo le hacen) decidieron enviar una iniciativa al Senado para que los títulos de educación media superior queden fuera del precio único de la Ley del Libro, se modifique el artículo 26 y puedan venderse más barato. Demagogia y desconocimiento.

 

Supongamos un libro de texto de bachillerato con 256 páginas con un precio promedio de 50 pesos: El precio por página es de 0.195 centavos, mientras un cuaderno con 100 hojas (doscientas páginas), cuesta 32 pesos, es decir, 0.16 centavos por página. La única diferencia, que parece no importar, es que el libro tiene contenidos, hechos por uno o varios autores, ilustraciones, trabajo de diseño, revisión, corrección, mientras el cuaderno sólo tiene hojas rayadas, o blancas ¿cuántos cuadernos, por materia, se compran al año? ¿Dichos y hechos?

 

Facebook: carlos.anayarosique

Twitter: @anayacar

 

(Obviedades es un ejercicio de reflexión que comparto con mucho gusto no para que estén de acuerdo sino para hacer conciencia de las contradicciones de un régimen… que puede ser cualquier régimen, no importa el partido, por supuesto.)

 

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.