Opinión

Las amenazas y las acciones

¿No hay ley laboral que los ampare?

  • 07/11/2015
  • Escuchar

A finales de la semana pasada el conflicto magisterial pasó a otro nivel, escaló. La Secretaría de Educación Pública decidió ejercer acción penal contra cuatro miembros del magisterio de Oaxaca, en una acción que intenta demostrar la fortaleza del régimen aunque sólo logra hacer evidente que no tiene argumentos para negociar, además de su debilidad e incapacidad para dar paso a otras opciones, empeñado como está en ser el poseedor de la verdad absoluta. Tan les preocupa la reacción, que suponen violenta, que se envió un avión con 1,500 elementos de la policía federal a la entidad para contener la protesta (perdón, para “garantizar la seguridad de la ciudadanía”).

 

Los miembros de la Sección 22 mostraron sus capacidades y no han caído en el juego, perverso juego, que busca llevarlos al uso de la violencia. ¿Tan graves son los delitos de los maestros que los recluyen en el penal de “alta seguridad” (recordemos a Joaquín Guzmán Loera) del Altiplano, en un intento de doblegarlos y de fracturar la lucha magisterial? ¿No hay ley laboral que los ampare? ¿Qué hacen los miembros del SNTE, tan adocenados que se han vuelto? ¿Quedarse callados para que no los toquen y conservar con sus prebendas?

 

El sistemático ataque

La lucha magisterial no es fácil de acabar y no será la cárcel lo que la termine, antes al contrario será un acicate para radicalizar sus acciones. ¿A qué aspiran las autoridades? ¿Es una minoría la que impide la aplicación de la reforma o es una minoría la que intenta imponerla? ¿Si estuviéramos en el primer supuesto entonces por qué la acción represiva?

 

Ochenta órdenes más hay en Michoacán listas para ejercerse: Cincuenta para normalistas y treinta para maestros. Aunque no lo digan, el Estado considera que los maestros o los aspirantes a serlo, son sus enemigos, evidente desde hace ya un poco más de un año, con los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, para empezar. En una historia que se repite, parece que estamos a finales de los años cincuenta y no hemos avanzado en encontrar el modelo educativo que una sociedad democrática requiere.

 

El que hay ahora busca, entre otras cosas, la vinculación entre la escuela y las empresas, como si el fin último de la educación fuera la de proveer mano de obra estandarizada para el beneficio de los capitales financieros e industriales y no para el pleno desarrollo humano. ¿Qué recursos legales tienen los maestros para poder modificar los términos de la reforma?

 

¿Protesta o rebelión?

Tan claro es el asunto que los miembros de la anterior legislatura confundieron la protesta con la rebelión y no fueron capaces por su ignorancia sobre el tema, que consideraron que los maestros son responsables de todas las fallas del sistema educativo. Lo peor del asunto es que han logrado que una gran franja de la sociedad los avale. Por supuesto no podemos considerar que los maestros no han tenido errores en sus acciones, pero los medios se han dedicado a denigrar su función y, sobre todo, la de la escuela pública y socavar las bases de la educación gratuita, laica, humanista, científica, ha sido una tarea de muchos años y de ir, poco a poco, satanizando a esa educación para privilegiar los intereses particulares de los empresarios educativos donde los maestros no tienen prestaciones y son objeto de innumerables vejaciones.

 

¿Es verdad que la educación privada es mejor que la pública?Habrá que ver pero es claro que la decisión de las horas de escuela, de las materias que se imparten, de la dosificación de los conocimientos no es responsabilidad de los maestros, instrumentos de las políticas de los funcionarios de la SEP, siempre.

 

Cuatro maestros hoy, muchos más que seguirán pero la protesta, la resistencia a una reforma que no es tal, seguirá, no lo dudemos. ¿Qué sigue? ¿Quién sigue? ¿Los mineros? ¿Los petroleros? ¿Los agricultores? ¿Quién, suponen, después de estas acciones se enfrentará al Estado?  ¿Los legisladores? ¿Seguirán traicionando a sus electores?

 

Mientras, en un acto de distracción, lo que no significa que no hubiera que discutirlo, los medios se han volcado a inducirnos al tema de la aprobación del uso con fines “lúdicos” de la mariguana, en principio para cuatro personas que promovieron un amparo, como acción estratégica. Es un tema que si bien tiene repercusiones de salud, tiene grandes repercusiones económicas, una vez que pudiera aprobarse su legalización. ¿En manos de quién quedará la siembra a gran escala? ¿Qué se hará para que no sea fuente de blanqueo de dinero?

 

De pilón…

Ser legislador en 1913 y además defender la vigencia de la República y atacar al usurpador, le costó la vida a Belisario Domínguez. Hoy, en su memoria hay una medalla que otorga el Senado y, me pregunto ¿En serio Roberto Bailleres es digno de ella? ¿Qué méritos propios tiene el dueño de Peñoles, del Palacio de Hierro, promotor del ITAM como defensor de la democracia de la libertad de expresión? Flaco favor al país le hacen los senadores. ¿También se devalúan los reconocimientos?

 

Facebook: carlos.anayarosique

Twitter: @anayacar

(Obviedades es un ejercicio de reflexión que comparto con mucho gusto no para que estén de acuerdo sino para hacer conciencia de las contradicciones de un régimen… que puede ser cualquier  régimen, no importa el partido, por supuesto)