La transparencia absoluta

Uno de los principales retos de las Instituciones públicas de México, es la recuperación de la confianza social. Por ello, es de suma importancia ver en el contexto sociopolítico actual la oportunidad de sentar las bases para reconstruir la confianza de la ciudadanía hacia sus instituciones y así, potenciar la motivación de la acción social colectiva.

Lo anterior solo será posible en la medida en que terminemos con los esquemas y marcos que han naturalizado la corrupción al amparo de unos cuantos, y que borraron las fronteras entre lo legitimo y lo ilegitimo.

Precisamente por ello, se crearon diversos mecanismos cuya intención es delimitar y transparentar las funciones entre los sistemas que componen a la sociedad y de esta manera, evitar esa combinación en donde lo jurídico está politizado y viceversa.

Sin duda, uno de los problemas más arraigados en nuestro país es el de la corrupción. Son múltiples los ejemplos de cómo este problema ha vulnerado los Derechos fundamentales, por ello, es necesario dimensionar la importancia de las Instituciones que con sus funciones combaten este fenómeno.

En virtud de este escenario y con la idea de fortalecer la legitimidad institucional para que el ciudadano común encuentre un escenario plausible que le permita construir nuevas formas de confianza social, surgió el Instituto para la Transparencia, Acceso a la Información, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México (INFO).

Ciertamente, instituciones como el INFO, se muestran como un evidente parámetro de la confianza social, en la medida en que garantiza la efectividad de la transparencia, el derecho de acceso a la información, la protección de datos personales y rendición de cuentas y en este sentido, reduce la incertidumbre social evocando a la certeza a través de la máxima publicidad.

Una de las labores intrínsecas del INFO, es ofrecer las herramientas a la ciudadanía que faciliten su camino hacia la toma de decisiones, dicho de otra manera, el INFO es un puente de legitimidad que afianza la relación entre los ciudadanos y sus instituciones.

De esta manera es importante que los ciudadanos tengan satisfecha la condición básica de credibilidad para con todos los que participan en la actividad política, en otros términos, que la condición de confianza permee cada uno de los espacios de la Administración Pública y esto solo es posible con una suma de esfuerzos entre los que trabajamos por y para la ciudadanía.

Un ejemplo de este esfuerzo es la firma del Convenio Marco entre el Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México (INFO) y las alcaldías, signado estos días, cuya finalidad es asumir conjuntamente el compromiso de fomentar, proteger y garantizar los derechos de acceso a la información pública y protección de datos personales; así también, la próxima firma de Convenio con el Congreso de la Ciudad de México.

Contar con información es un derecho humano que nos garantiza el beneficio y goce a un ambiente sano, de ahí que sea tan importante, pues como lo declara la UNESCO, el derecho universal de acceso a la información resulta esencial para el funcionamiento democrático de las sociedades y para el bienestar de toda persona.

Es así como defendemos la convicción de que la transparencia deber ser absoluta, pues una transparencia fragmentada abre paso a la incertidumbre social y a la corrupción. Así, custodiamos la idea de una transparencia total, pues a mayor publicidad, menos espacio para la corrupción.

En el INFO, tenemos la convicción de provocar en el ciudadano su participar de manera informada en la vida democrática del país, bajo este nuevo escenario que supone un auténtico desafío para el modo de concebir la transparencia y el derecho de acceso a la información, pues reconocemos en el tiempo actual la ocasión precisa para ajustar nuestros valores democráticos y rediseñar las herramientas que lo encausen a operar de manera compatible con la sociedad mexicana.

La vida del Estado moderno está marcada por el proceso de publicitación del poder, con ello, y con el reconocimiento del contexto complejo de la sociedad mexicana, nos proponemos visualizar la transparencia y el acceso a la información como una adquisición evolutiva que abre paso a decisiones colectivamente vinculantes de la relación entre el gobierno y la sociedad, para así, comunicar temas que en el ámbito de lo político-social, estabilicen la frágil sensibilidad de la opinión pública.

Bajo esta idea, no deberíamos excluir la posibilidad de que el nuevo paisaje político nos representa una oportunidad para llevar a cabo esa renovación, pues sostenemos que sólo una transformación de nuestros conceptos políticos en torno a la transparencia y el derecho de acceso a la información, nos permitirá entender lo que está en juego: la vida democrática de México.

De esta manera y en defensa de la democratización, participamos activamente para que la reconstrucción de la relación de los ciudadanos y el gobierno sea más horizontal y transparente, una relación que fomente un ambiente de pleno desarrollo y alimente el ejercicio de gobernanza que nos permita avanzar inclusivamente a favor de la sociedad mexicana.

¡La transparencia en la capital va y va en serio!

@JulioCBonillaG | @OpinionLSR | @lasillarota



Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información