Opinión

La sonrisa anarquista de Fo

Dario Fo, un actor, escritor de teatro y crítico que, como muy pocos se atrevieron a denunciar los males del sistema · Jorge Iván Garduño

  • 21/04/2018
  • Escuchar

Las letras y la política siempre han mantenido una estrecha relación dentro del pensamiento social, máxime cuando el ejercicio intelectual de la literatura se convierte en un primer momento en ese vehículo promotor tan buscado de lucha para la política opositora de los viejos convencionalismos, en segunda instancia cuando se vuelve en un estilo de vida a fin de hacer frente al aparato represor y finalmente el ser una manera de denuncia ante las injusticias cometidas por los estratos políticos más altos.

La historia nos habla acerca de grandes escritores, periodistas, luchadores sociales y pensadores que han utilizado la pluma, el papel y sus ideas para formar una legión de literatos, que han encontrado en los libros un enorme refugio que ha soportado las férreas asperezas provenientes de quienes ellos han denunciado.

Tales son los casos de Mario Benedetti en Uruguay, Albert Memmi en Túnez, Gao Xingjian en el territorio chino, Shalman Rusdie en la India o Dario Fo en Italia, donde este último adquirió con el gobierno de su país una posición encontrada, debido a su ideología izquierdista y radical en cuanto al quehacer político se refiere que mantuvo en vida.

Y es que las obras de este escritor de teatro italiano, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1997, son conocidas como irreverentes, desvergonzadas, mordaces, anarquistas o revolucionarias, porque la escritura con la que están plasmadas tienen un único objetivo: criticar sin piedad al poder político cuando este busca el poder por el poder mismo.

Un despertar de conciencias


Lo que Fo logra en sus libros, es un despertar de conciencias muy perturbador que solo la sagacidad, de quien es también actor y dramaturgo, puede lograr gracias a su lucidez, donde la vorágine provocada por el capitalismo no escapa a su pluma, en la que la hiedra venenosa de la mafia lo ha atrapado y para no ser devorado la combate escribiendo sobre ella y finalmente, el juego de moralidad que el Vaticano practica lo denuncia en sus decenas de obras sin callarse nada.

Nacido en San Giano el 24 de marzo de 1926 y fallecido el 13 de octubre de 2016, Dario Fo forjó una sólida carrera en el mundo de la actuación desde su juventud, ya que estudió en la Academia de Bellas Artes de Brera en Milán, y al egresar de este instituto comenzó su vida teatral, en la que pronto dio muestra de su talento como escritor y denotó un estilo inagotable de controvertidas sátiras políticas.

A pesar de que esporádicamente incursionó en el mundo de la televisión y de la radio –literariamente–, por razones de censura siempre volvió al mundo del teatro, lugar en el que debido a la comodidad con la que se desenvolvió, le permitió presentar los problemas políticos de nuestro tiempo en obras animadas escritas desde el punto de vista de la izquierda política.

Dario Fo poseyó un talante abrupto e ingobernable, que el tiempo fue perdonando, convirtiendo su cinismo en arte, su socarronería en una habilidad para cautivar con el poder de la palabra escrita y actuada, y su ingobernabilidad en la conquista privilegiada de millones de estanterías en todo el mundo.

Junto a su esposa, la actriz Franca Rame, promovió en distintas etapas del tiempo diversas compañías de teatro, siendo las más sobresalientes la Dario Fo-Franca Rame, que se mantuvo por casi diez años; posteriormente conformaron una cooperativa teatral asociada al Partido Comunista, Nuova Scena, brindando espectáculos en fábricas y clubes de trabajadores, lamentablemente los desacuerdos políticos con el partido los llevaron a nuevos proyectos.

Entre las obras más conocidas y controvertidas de Fo se encuentran Los arcángeles no juegan a las máquinas de petaco (1959), Muerte accidental de un anarquista (1970), Aquí no paga nadie (1974), El país de los Murciélagos (2002) y en el 2003 publicó L’anomalo bicéfalo, un libro en el que presenta un retrato irreverente y crítico del primer ministro italiano Silvio Berlusconi.

Dario Fo, un actor, escritor de teatro y crítico que, como muy pocos se atrevieron a denunciar los males del sistema en el que viven y que, como muchos, padecieron las consecuencias de sus propios actos.

Invariablemente un artista total que siempre mantuvo en vida una sonrisa en el rostro por la dicha de la vida y por la alegría de desdoblarse en la escritura.

Zulfikar Ghose, el reflejo de la identidad en el exilio

@plumavertical · @OpinionLSR · @lasillarota

Esta semana en DIORAMA, aquí mis recomendaciones literarias:

“50 discursos que cambiaron el mundo” (Turner), Andrew Burnet, editor. Hablar en público en la asignatura pendiente de muchos políticos: convencer, mezclar lo personal y lo general, crear un estado de ánimo en la audiencia, es una de las claves del éxito. Tanto como elegir lo que se dice, dónde se dice y cuándo se dice.

Los cincuenta personajes cuyos discursos se recogen en este libro compartían esta habilidad, y no todos ellos para bien. Los sueños transformadores de Martin Luther King o Malala han movido tanto el mundo como los delirios de Hitler o de Stalin. Las palabras emocionantes de una feminista precoz como Emmeline Pankhurst aparecen aquí junto a un discurso amenazante de Bin Laden: el lector puede compararlos y sacar conclusiones. Y algunos discursos tan concisos y medidos como el «Puedo prometer y prometo», de Adolfo Suárez, tuvieron una importancia comparable a las largas filípicas de Ronald Reagan o de Fidel Castro.

50 discursos que abarcan las ideas y momentos más importantes de los siglos XX y XXI, ordenados cronológicamente, anotados con mucha información interesante para entender el contexto, el momento y el personaje, y acompañados de fotografías. Discursos políticos antes o durante las guerras, charlas de científicos o inventores, conferencias de grandes intelectuales, empresarios o líderes, algunos conmovedores, otros espeluznantes, algunos contados casi en secreto, otros presenciados en directo por millones de personas, todos ellos capaces de «hacer época».

Un libro para aprender, disfrutar, recordar y contar. Por favor, úselo para el bien.

Una mezcla perfecta de curiosidad, diversión y aprendizaje.

“Las canciones de los árboles” (Turner) de David George Haskell. En su anterior libro, David George Haskell narraba lo que vio, oyó y sintió tras pasarse un año entero sentándose cada día en la misma piedra del mismo bosque. Inesperadamente, ese libro le hizo ganar fama mundial y los premios más prestigiosos, además de miles de lectores en todos los idiomas.

En este esperadísimo segundo libro, Haskell sigue mirando y escuchando, pero recorre el mundo para relatar las historias de una docena de árboles muy distintos entre sí: en reservas naturales, en parques urbanos, en las aceras de la metrópolis o en un montecillo japonés, encuentra el sonido de la naturaleza comunicándose y creando lo que él llama «la comunidad de los seres vivos». Y con su característica mezcla de poesía y ciencia, nos habla de raíces y recuerdos, de luz y de gravedad, de clima y de minerales, de conservación y de destrucción, y finalmente de lo que importa: de la comunidad de los seres vivos, vinculados por las historias fascinantes que nos cuentan los árboles.

David George Haskell, biólogo y poeta, es profesor en la University of the South y autor de varios ensayos de divulgación científica. Vive en Sewanee (Tennessee), donde él y su esposa gestionan una finca dedicada a la agricultura orgánica.

“El paraíso es tu casa” (Vergara) de Diana Quan. En la línea del best seller La magia del orden, Diana Quan va un paso más allá para tratar, además del orden en el hogar, todo aquello que ayuda a convertirlo en un spa emocional que promueva la armonía interior y exterior de los que viven el él: aspectos esenciales como la luz, el color, la disposición de los muebles y objetos, los sonidos, los aromas e incluso los hábitos diarios, son la clave para hacer de nuestro hogar un templo de felicidad.

No hay nada como el hogar. De nosotros depende que sea como queremos. Y si bien es cierto que inevitablemente acaba siendo una manifestación de nuestra personalidad, también lo es que, con una preparación adecuada, una estrategia relativa a los objetivos, tenacidad, rigor y buena voluntad, podemos cambiar el estilo del lugar donde vivimos. Y, al mismo tiempo, nos cambiaremos también un poco a nosotros mismos. De hecho, no hay ninguna transformación que introduzcamos en nuestro entorno que no nos afecte de manera directa.

Este libro habla precisamente de todo esto y de mucho más. Concebido como una guía, encontraremos en él información para saber qué dice de nosotros nuestro hogar; orientación sobre los cambios que podemos hacer para transformarlo a fin de obtener el mayor bienestar; las características de cada estancia para saber cuáles generan vitalidad, relax o concentración e inspiración; consejos para sanar o mejorar nuestro estado de ánimo a través del sitio en que vivimos y para conseguir llenar de positividad nuestra vivienda; detalles prácticos sobre los mejores materiales para crear un hogar saludable e ideas para conseguir que en él reinen siempre la armonía y la tranquilidad.

“El regreso del Joven Príncipe” (Océano) de A. G. Roemmers. El regreso del Joven Príncipe es un libro para todas las edades. Es una historia sencilla y poética en la que se intento transmitir las experiencias y los conocimientos que he ido atesorando a lo largo de los años. Yo interpreto la vida como una gran oportunidad en la que lo más importante es la evolución espiritual. Uno quiere preservar la inocencia, pero a la vez se pregunta qué hacer frente a las grandes injusticias, la maldad, las traiciones...

Este libro, que escribí en nueve días de aislamiento y que salió de lo más profundo de mí mismo, pretende dar algunas respuestas. Aunque originalmente circuló entre un restringido grupo de personas próximas y queridas, pronto cambió su designio. El interés y el entusiasmo que generó lo consagró a un público cada vez más amplio. Fue la respuesta de los lectores lo que me hizo comprender que debía compartir esa búsqueda y experiencia vital. La evolución de mi propia vida.

El efecto de esta obra ha sido absolutamente transformador: me permitió cerrar una etapa de hombre triste y deprimido que pude dejar atrás, para acceder a otra, la del hombre exitoso y feliz que he logrado ser.

Alejandro G. Roemmers nació en Buenos Aires, Argentina en 1958. Siendo ya un exitoso hombre de negocios, tras la publicación de El regreso del Joven Príncipe recibió también aclamación universal como autor.

“Contra el cáncer” (Grijalbo) del Dr. Joseph Mercola. Durante muchos años hemos aceptado que el cáncer es causado por malformaciones genéticas y daños en los cromosomas. Pero, ¿y si el cáncer, después de todo, no fuera una enfermedad genética? ¿Y si supieras que, en realidad, es causado por un desbalance metabólico producto de una disfunción mitocondrial?

En este libro paradigmático, el primero en su tipo, el doctor Joseph Mercola nos explica por qué casi todas las enfermedades son causadas por procesos metabólicos disfuncionales. Con él comprenderás, de manera fácil y accesible, cómo funciona el cuerpo humano a nivel molecular y aprenderás a seguir un plan de alimentación cetogénica: una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas saludables para optimizar los procesos bioquímicos que suprimen la enfermedad y promueven la curación.

Contra el cáncer, bestseller instantáneo en Estados Unidos, es ya el libro más vendido del gurú definitivo en el campo de la medicina natural: ¿qué esperas para sumarte a los miles de lectores que gracias a él han cambiado su vida?