En los últimos meses hemos sido testigos de una serie de chantajes y bajezas políticas que dejan poco decir de sus actores, pero, por lo visto, quienes las realizan se quedan con muchas palabras y siguen declarando y acusando a cuantos pueden por sus actos.

Se trata de la retórica del secuestrador; una forma de hablar en la que se busca responsabilizar a otro de las atrocidades propias, transfiriendo no sólo la responsabilidad, sino la culpa… es el discurso de “si usted no nos paga cierta cantidad usted va a matar a su familiar”una forma perversa de transferir la responsabilidad y la culpa.

Los mismo pasa en la política, algunos casos a reflexionar:

·         El lunes el presidente Peña Nieto declaró que los mexicanos teníamos la culpa de ver corrupción en todos lados… ¿En serio? ¿Nosotros tenemos la culpa? Y cuando Peña se pone triste pensando esas cosas, seguro va a llorar a su Casa Blanca. Evidentemente el temblor no es causado por la corrupción, pero los derrumbes, el socavón, la gran estafa y tantas cosas más que se han visto en este sexenio sí lo son. No es culpa de las redes ni de las personas que hablan de ello, es culpa de los ladrones que rodean al Presidente.

·         El señor Raúl Cervantes dijo al renunciar a la PGR que su pase automático a la fiscalía no seguiría siendo escusa de parálisis legislativa. ¿En serio cree que su nombre y el pase automático es el problema y su renuncia la solución? ¿Estará esperando que alguien le pida perdón y le pida que vuelva a la PGR? El problema con la PGR y con el señor Cervantes es la corrupción y la impunidad. La oposición no le registró un Ferrari ilegalmente para no pagar tenencia, creo que cualquier mexicano que lo hiciera debería enfrentar un proceso legal, pero el señor Cervantes dijo que era un error administrativo y ahí se acabó el problema. La oposición no fue la responsable de integrar los casos de Odebrecht, de los Duarte, de Borge y miles que más que siguen en inconclusos o completamente impunes. El único responsable del fracaso en la PGR es el que está renunciando y tirando culpas.

·         Los Senadores Gil y Lozano presumiblemente del PAN han repetido en diversos medios que Anaya está dividiendo al PAN”… ¿Anaya? ¿No fue Margarita la que renunció y con ello generó una división en el PAN? ¿No fueron los senadores mencionados y otro par los que eligieron aliarse con el PRI para impedir que dos mujeres valiosas del PAN ocuparan la Presidencia del Senado? No es posible comprar, responder o creer un discurso que se plantea en términos de amenaza... Decir: “si no es como yo digo me voy y vas a estar dividiendo tú al PAN”.

Quienes buscan la responsabilidad de sus actos y decisiones en otras personas, no deberían estar al frente de ninguna institución ni representar a nadie; no son líderes de verdad ni personas que puedan asumir la responsabilidad de nada.

El chantaje y la lógica del secuestrador es propia de criminales, pero no hay que confundirse, el que mata siempre es el secuestrador, no el que no pagó el rescate.

@JulioCastilloL | @OpinionLSR | @lasillarota



Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información