Opinión

La Radio FM está en tu celular

Los celulares también tienen la capacidad de sintonizar transmisiones de FM directamente del aire.

  • 01/05/2017
  • Escuchar

El proceso de convergencia tecnológica ha estado modificando de forma extraordinaria el sector de las telecomunicaciones, afectando la forma en que concebimos y usamos los servicios, las redes y los dispositivos.

La convergencia se ha reflejado de una manera muy evidente en los dispositivos. Hace años, los teléfonos y las computadoras realizaban funciones totalmente distintas. Pero ahora existe una variedad de equipos –teléfonos móviles, tabletas, computadoras portátiles- que realizan prácticamente las mismas funciones. En muchos casos, las características que nos hacen elegir un dispositivo sobre otro son, más allá de las funciones que pueden realizar, su tamaño, peso y diseño, que los hacen más prácticos para algunas situaciones específicas.

El caso de los teléfonos móviles es particularmente interesante, pues actualmente estos equipos son esencialmente computadoras compactas que incluyen funciones de comunicación, gestión de documentos, fotografía, grabación y reproducción de audio y video, además de grandes capacidades de almacenamiento.

Lo que pocas personas saben es que desde hace varios años una gran cantidad de modelos de teléfonos móviles también han contenido receptores de radiodifusión sonora en FM. Es decir, los “celulares” también tienen la capacidad de sintonizar transmisiones de FM directamente del aire, como cualquier receptor de radio convencional, sin necesidad de conectarse a internet.

No obstante, esta función ha permanecido desactivada por regla general en los teléfonos, de forma que los consumidores se han visto privados de esta ventaja a pesar de estar latente en sus equipos.

¿Por qué ha sucedido esto? Es fácil comprender que cuando los usuarios aprovechan los receptores de sus teléfonos para sintonizar estaciones de FM, no requieren aprovechar los servicios de telecomunicaciones que les ofrecen los operadores. Pero cuando esa función se encuentra bloqueada, entonces la única forma de hacerlo es a través de aplicaciones que consumen datos de internet. De esta forma, el radioescucha que debería tener acceso gratuito al servicio de radiodifusión se convierte en un consumidor de datos de internet que deberá pagar a su operador de telecomunicaciones.

Cuando no existe cobertura de las transmisiones de radio en una localidad, las aplicaciones de internet que dan acceso a estos servicios son verdaderamente interesantes para los radioescuchas, quienes entonces no se ven limitados por su ubicación geográfica para acceder a las transmisiones de radio de cualquier localidad dentro y fuera del país a través de internet.

Pero cuando se trata de las transmisiones de radio que se encuentran disponibles de forma gratuita en la misma localidad en la que se ubica la audiencia, entonces es una ventaja poder acceder a las mismas sin necesidad de un pago y a través de un dispositivo que lleva consigo el usuario a lo largo de sus actividades diarias.

Por otro lado, cuando el acceso a las emisiones de radio FM a través del equipo móvil sólo puede hacerse a través de internet, si en la ubicación del usuario no hay disponibilidad o capacidad de banda ancha, entonces tampoco se podrá tener acceso a la radio FM a pesar de que sí haya cobertura del servicio de radiodifusión.

Por tal motivo, recientemente el Instituto Federal de Telecomunicaciones publicó la disposición técnica IFT-011-2017 que entre otros aspectos señala que en caso de que los equipos móviles cuenten con los componentes necesarios para funcionar como receptor de radiodifusión sonora en FM desde su fabricación, esta función deberá estar habilitada y activada para el usuario final, sin que exista ningún tipo de bloqueo o restricción para su uso.

Además, se ordena que el manual del equipo deberá contener información suficiente, clara y veraz de la funcionalidad de receptor de radiodifusión sonora en FM y los procedimientos de configuración, ajustes, operación y resolución de problemas.

Esta nueva regulación permitirá que los usuarios de telecomunicaciones móviles accedan a contenidos radiodifundidos en FM sin tener que incurrir en costos adicionales al aprovechar sus dispositivos de forma eficiente, utilizando toda la variedad de funciones con las que cuentan y eliminando obstáculos artificiales al proceso de convergencia de dispositivos. También contribuirá a salvaguardar el derecho de acceso a la información, al facilitar el acceso de los usuarios de telecomunicaciones a la radiodifusión sonora en su vertiente de FM.

Una ventaja adicional es que, en casos de emergencia o desastre, cuando las redes del servicio móvil pudieran dejar de funcionar, los teléfonos inteligentes serán capaces de recibir alertas relativas a estas situaciones manteniendo a la población informada a través de las transmisiones de FM, con lo cual se cumple una de las misiones de la radiodifusión en su carácter de servicio de interés público con función social.

La disposición técnica se publicó el pasado 27 de abril y entrará en vigor el 27 de julio. Para poder aprovechar sus ventajas, nos toca ahora como consumidores informados consultar los manuales de nuestros equipos móviles para confirmar si cuentan con receptor de radio FM, considerarlo también en nuestras próximas adquisiciones de dispositivos y poner en uso sus bondades.

@elenaestavillo

*Comisionada del IFT. Las opiniones expresadas son a título personal y no deben entenderse como una posición institucional.



Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.