Opinión

La parcialidad del IEDF

La ley marca que las precampañas no pueden ir más allá del 18 de febrero y que no pueden durar más de 30 días.

  • 25/01/2015
  • Escuchar

 

Desde el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) se ha impulsado una campaña de desinformación sobre las actividades de los precandidatos de Morena en la ciudad de México.

 

Algunos consejeros particularmente Pablo Lezama, aseguran que los precandidatos de Morena no pueden participar en el periodo de precampaña ya que son precandidatos únicos. Sin embargo, sus dichos no tienen respaldo legal. Por eso, en sus intervenciones en los medios de comunicación no citan la ley, artículo o jurisprudencia alguna.

 

Sin embargo, las precampañas que desarrollan los aspirantes a distintas candidaturas a cargos de elección popular por parte de Morena se llevan a cabo en tiempo y forma, y están respaldadas en marco legal vigente e incluso se apoyan en la jurisprudencia electoral.

 

La ley marca que las precampañas no pueden ir más allá del 18 de febrero y que no pueden durar más de 30 días. Por eso, en Morena las precampañas no llegarán hasta el 18 de febrero, sino hasta el 11 de febrero y durarán los 30 días que establecen los ordenamientos jurídicos.

 

Por otra parte, sí puede haber precampañas con precandidato único toda vez que la ley no lo impide. Existen jurisprudencias, tesis y acuerdos del IFE que así lo afirman.

 

Un caso emblemático es el de Andrés Manuel López Obrador que fue precandidato único a la presidencia en 2012 y realizó campaña en tal condición, lo mismo que otros abanderados de distintas fuerzas políticas, porque la ley vigente así lo permite.

 

Apenas hace 15 días se dio una resolución judicial en la que sólo se restringe el acceso a radio y televisión para las precampañas, pero no prohíbe que los precandidatos únicos puedan hacer actividades de promoción.

 

Es decir, Morena actúa bajo el marco de la legalidad porque sigue al pie de la letra los lineamientos en el tema. Cabe resaltar que, aunque haya precandidaturas únicas, éstas se oficializarán hasta que haya una sanción definitiva de los órganos directivos del partido. Hasta que eso suceda, es cuando los aspirantes pueden considerarse candidatos definitivos.

 

En este contexto, los consejeros del IEDF, principalmente Pablo Lezama, actúan como empleados del PRD y se extralimitan en sus funciones. Al declarar que Morena no puede llevar a cabo precampañas, no respaldan sus dichos en la ley sino en consignas de sus jefes políticos. Con estas declaraciones asumen actitudes partidistas que no son correctas ni permisibles en quienes están encargados de conducir un proceso electoral.

 

En consecuencia, la dirigencia de Morena solicitará formalmente la remoción del consejero Lezama toda vez que su actuación es parcial y favorece a un partido político.

 

¿Por qué están tan interesados en frenar a Morena en la capital? Es una pregunta obligada que deberían contestar en el IEDF.

 

@martibatres

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.