Opinión

La oposición que le sirve a AMLO

La crisis de Aguascalientes para Marko Cortés es apenas la punta del iceberg. | Jorge Ramos Pérez

  • 14/11/2021
  • Escuchar

Marko Cortés está en un embrollo. Lleva algunas semanas acumulando resabios internos que Morena capitalizó en su beneficio, para empezar con el reconocimiento de derrota en cinco de seis gubernaturas el próximo año. Pero en un descuido también les entrega Aguascalientes.

Al arranque de noviembre, La Silla Rota y otros medios, dieron a conocer un audio donde el dirigente panista dijo a correligionarios en Aguascalientes:

“De verdad se los digo, no basta un triunfo interno. Se los digo en casa: la única gubernatura que tenemos posibilidades de ganar –reales, auténticas y bien ganada– es esta. No hay más. Está muy complicado Durango, Tamaulipas, Quintana RooHidalgo y Oaxaca, qué les cuento. La única que tenemos realmente posibilidades y muy buenas y contundentes de ganar, es Aguascalientes”.

El senador Gustavo Madero consideró entonces “desafortunada y anticlimática” la declaración del dirigente partidista. Lo acusó de negarse a “corregir y ceder el control del PAN a la ciudadanía con elecciones primarias abiertas. “Si no hacemos algo distinto, en el 2024 también estaremos perdidos”.

La visión de Madero no estaba lejos de la realidad. Enseguida el gobernador de Aguascalientes, Martín Orozco, balconeó a Marko Cortés:

“No me preocupa su declaración de si se pierde o no, ya veremos la campaña y los candidatos. Es un tema que no puedes anticipar si se gana un estado y otro, son muchos factores. Lo que siempre me ha preocupado es él, todos lo saben. Eso que dijo públicamente no sé si lo dijo un día antes o después de que estuvo conmigo en el Informe y en mi propia oficina el día del informe. En mi propia oficina, a un lado, me lo dijo: ‘no, es que aquí me la voy a pasar, en Aguascalientes porque es la única que voy a ganar ‘; eso ya me lo había dicho”.

Y agregó: “Haré dos comentarios extra. Uno anterior y otro que comentó a futuro, y le dije en ese momento: entonces qué andas haciendo buscando la presidencia del partido si me dices que se va a perder el 22 y el 24, porque me adelantó que el 2024 también lo iba a perder. No le dije así, pero pienso que qué descaro y desfachatez, dónde cabe reelegirse un presidente con esa visión de derrota. Y me dijo: Y le agrego algo –que seguramente también causará ruido, pero pues es el momento–, me dijo ‘no, es que es la realidad, y buscaremos impulsar y motivar a Diego (gobernador de Guanajuato), a Mauricio Vila –y que lo sepan mis compañeros porque los estimo– y a Maru, gobernadora de Chihuahua para ver qué logramos rescatar en el 2024’”.

La respuesta de Marko Cortés, vía Twitter porque entre panistas comentaban que el líder no estaba presente, fue esta:

“¡Mientes, Martín Orozco! No le hagas el juego a López Obrador, la gran batalla y el adversario está afuera, no adentro del partido. Ganamos en Aguascalientes en 2019 y 2021, no por ti, sino a pesar de ti, y ganaremos en 2022”.

En medio de estos dimes y diretes, el exgobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, dijo que “la derrota anticipada es, en política, entreguismo”, y llamó a Acción Nacional a “sacudirse la mediocridad”.

Tardó bastantes días el presidente panista para dar la cara. En una entrevista con El Universal, Marko Cortés aseguró que “trabajo mata grilla”, rechazó renunciar a la dirigencia del partido. “No podemos caer en distractores, hacerle el juego a Morena y a López Obrador”, sentenció.

Desde luego, en el inter, Mario Delgado, presidente de Morena, aprovechó el tropiezo y le dijo a Marko Cortés que su diagnóstico era cierto, pero le faltaba un datito: también le piensa arrebatar la gubernatura de Aguascalientes. Es decir, llevarse el carro completo.

En noviembre de 2018, Marko Cortés acababa de ganar la presidencia del PAN y me dijo en entrevista:

“Acción Nacional debe representar la fuerza de oposición, de contrapeso y contraparte de poder en México y muchos mexicanos, por no decir que una gran parte que no votó por él, tiene fincadas sus esperanzas en que el PAN los represente como esa fuerza de contrapeso. Por eso, definitivamente no”.

-¿La oposición no es enana frente a AMLO?

-Nos haremos escuchar cuantas veces sea necesario.

-¿De qué manera se harán escuchar por López Obrador?

-De todas las formas posibles. De la mano con la sociedad, con las causas en las que coincidamos. En las Cámaras del Congreso, y si es necesario, en las calles.

-¿Ves a los panistas en las calles protestando si es necesario?

-En las Cámaras y si es necesario, en las calles.

El 4 de febrero de 2019 en este espacio anticipamos la intención de políticos e intelectuales para tratar de integrar un contrapeso a López Obrador, que se comenzó a gestar semanas antes (El plan contra AMLO (lasillarota.com). Apenas veinte días más tarde, el sábado 23 de febrero Javier Corral, entonces gobernador de Chihuahua, en una entrevista publicada como nota principal del rotativo confirmó toda la información.

¿Qué pasó en estos tres años? ¿Dónde quedó la advertencia de Marko Cortés de salir a las calles a protestar? ¿Dónde están todos los políticos e intelectuales que comenzaron a formar el “contrapeso” a López Obrador apenas iniciado el sexenio? ¿Dónde está hoy Javier Corral… y con quién?

¿Acaso alguien impulsa dirigencias debilitadas en PAN y PRI, principalmente, porque el PRD se deshace solo, para desde esa plataforma hacer a un lado a los partidos y auparse como los verdaderos salvadores de la patria… sin partidos?

Porque la crisis de Aguascalientes para Marko Cortés es apenas la punta del iceberg. Y es justo la oposición que le sirve a AMLO, pero que no le sirve al país.

Punto y aparte. ¿Cuál es la conexión entre una precandidata a gobernadora del PAN, con Marko Cortés, contratos a empresas… y López Obrador?

Punto final. Una diputada de Morena que le dice “culera” a otra legisladora con una pancarta. Frases como “no vengas a decir estupideces que te mandan decir aquí” o “le pueden decir a la señora esta que se calle porque no me deja hablar” o “tranquilos, vamos a tomarnos un bacacho” o “son aquellos que se pegan, que son oportunistas y que se alimentan de las sobras, por eso es que se juntan, ¿o no es así?” o “narcodiputadas, borregos, histéricas, abortistas, verduleras” o “bola de cobardes” o “ya no digo borracho en tribuna porque media bancada del PAN pide la palabra por alusiones”. Disfraces de la Santa Muerte, de beisbolistas, de médicos. Qué manera de legislar. Y de todos los colores, unos peores que otros.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.