Opinión

La niña de sus ojos la perdió

La alianza Va por la CDMX pusieron en jaque al bastión más importante del lopezobradorismo. | Lourdes Mendoza*

  • 07/06/2021
  • Escuchar

Así me lo adelantó Andrés, pero no, no estoy hablando del presidente López Obrador, sino de Andrés Atayde, presidente del PAN en la CDMX, en enero de este 2021.

No sólo pronosticó que iban a refrendar Benito Juárez y Cuajimalpa, sino que podían recuperar Álvaro Obregón, Miguel Hidalgo, Coyoacán y Magdalena Contreras.

¿La Cuauhtémoc es un tema perdido?, le pregunté en aquel inicio de año; “Cuauhtémoc es una alcaldía donde Morena ha venido decreciendo, o sea, de 2015 a 2021 ha venido cayendo. La suma de los tres quizás aún no nos da para darle vuelta pero, si sigue cayendo como va cayendo, no descartaría nada”. ¡Quihúboles, cómo vidente!

Y ojo, en aquellos tiempos aún no sucedía la tragedia de la Línea 12 del Metro.

Así pues, Andrés Atayde (PAN), Nora Arias (PRD) e Israel Betanzos (PRI) pusieron en jaque no sólo al gobierno de la doctora Sheinbaum, sino al bastión más importante del lopezobradorismo.

Choque de trenes…

Nunca mejor dicho, pues desde la tragedia, su pésimo manejo y la poca empatía con la ciudadanía, los heridos y cómo fueron perseguidas sus familias, ayer en las encuestas de salida también se tambaleaban Tlalpan, Milpa Alta y Tláhuac.

La oposición en la CDMX logró el objetivo de equilibrar el poder público, pues me advertía Atayde: “Si en 2021 no se logra equilibrar lo que hoy está visiblemente desequilibrado, todo esto, que solamente es discurso, de desaparecer organismos autónomos, de minimizar prensa que quizá no respalda a ciegas al gobierno, por supuesto partidos de oposición, la ley Sheinbaum, eso va a pasar de ser discurso a ser un hecho”.

“La estrategia se divide en dos: por un lado, está retener todo lo que la oposición representa, y, por el otro lado, conquistar como si jugaras Risk. Retener impide que aquéllos conquisten y conquistar es echarlos para atrás. Cuando juegas Risk, y es un soldado contra dos soldados, pues no tiras dados, tu probabilidad es pequeña; pero cuando tienes 15 soldados y los otros tienen 10, sí te animas a echar tres veces los dados, por eso ir juntos donde podemos ganar es para mí lo más importante”.

Tras ver el socavón en la CDMX

¿Qué pensará o se cuestionará el presidente López Obrador de la niña de sus ojos?

Una opción es que meditará: ¿si perdió la CDMX podrá ganar la Presidencia en el 2024?

Otra opción es que podría estarse arrepintiendo de su muy desafortunada declaración “al carajo” tras la tragedia de la Línea 12 del Metro en Tláhuac, la cual sin duda pasará a la historia.

¿Será que la tlayuda que nos presumió al día siguiente en video desde Oaxaca ayer se le indigestó? ¿Ustedes qué creen?

No puedo dejar de mencionar que, en una de ésas, AMLO también se está arrepintiendo de sólo tomar nota sobre las acusaciones de trata en contra de su candidato en la alcaldía Álvaro Obregón, Eduardo Santillán. Obvio, no estoy menospreciando la gran campaña que se aventó Lía Limón, eh, abanderada de la alianza, quien se comprometió a llamar a cuentas a Layda Sansores y regresarle a las mujeres de la demarcación las estancias infantiles.

Adiós a los Bejarano

De acuerdo con las encuestas de salida, puedo comentarles que la proeza la realizó Giovanni Gutiérrez, candidato de la alianza, quien se aventó una campaña de propuestas. Mauricio Tabe padeció toda la campaña al morenista Víctor Romo, quien le metía un día sí y otro también el pie. Pero ni así lo logró.

La soberbia

Es un pecado capital del cual pecó la científica al pelearse con Ricardo Monreal y Marcelo Ebrard; los resultados están a la vista.

Como la humedad

Así la democracia en esta elección, pues en el Edomex, la alianza, también con encuestas de salida, se recuperó el corredor azul (Naucalpan, Atizapán, Izcalli). Romina Contreras arrasó en Huixquilucan y además se quedaron con Metepec y Toluca.

Nadie pierde para siempre ni nadie gana para siempre

El presidente tiene enfrente el 22 y el 24 y su cabeza deberá estar: ¿en qué fallé, qué hice mal, qué debo modificar, cómo se perdió el bono democrático que me había dado el pueblo bueno y sabio? Pero lo que verdaderamente le preocupará es qué debe hacer para garantizar su triunfo. Sin duda deberá cambiar a Mario Delgado, así mata dos pájaros de un tiro, lo castiga por los malos resultados y tiene un primer culpable para la Línea 12. ¿Si no basta con él?, se preguntará. Pues a todos, a la ovacionada en la OPEP, jajajaja, la Nahle; al magnate inmobiliario Bartlett, o al florero Sánchez Cordero, por dar algunos ejemplos, pues todos de una u otra manera lo han jalado con sus malos resultados y le han provocado esos editoriales de los periódicos en inglés, francés, alemán y español, de todos los colores y tendencias en el mundo mundial.

La columna de Lourdes Mendoza Peñaloza se publicó originalmente en El Financiero, reproducida aquí con autorización de la autora.

* Lourdes Mendoza Peñaloza es una periodista mexicana especializada en finanzas, política y sociales, con más de 20 años de experiencia en medios electrónicos, impresos, radio y televisión.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.