Opinión

La lumbre del periodismo; el incendio del Bel 429

Accidente de César Duarte marca otro signo del declive y deterioro de su gobierno caracterizado por la corrupción, la mentira y el abuso del poder.

  • 11/10/2015
  • Escuchar

Julio Scherer García, fundador y director de Proceso, postulaba que "no hay abrigo para la mentira. Tarde o temprano manos hábiles la desnudan". Sabía el enorme periodista que mientras se pusieran en juego las habilidades del olfato reporteril, el rigor de la búsqueda y el valor del deber periodístico estarían derrotados los escondrijos del abuso del poder, la injusticia, el saqueo y la mentira.

 

México está urgido de ese periodismo de investigación, acucioso e intrépido; por la época de demolición política, cinismo y corrupción que vivimos. La regresión política ha tocado el ejercicio de nuestras libertades; el derecho a la información vuelve a encontrar férreas resistencias, y la libertad de expresión está a la venta, donde la publicidad oficial -carretadas de dinero para toneles sin fondo-, se lleva el mayor número de acciones convertidas en silencio, adulación y manipulación mediática. Hace falta un periodismo que vaya al fondo de las cosas, que descienda al riesgo de encontrar la verdad y darla a conocer.

 

Por eso es de celebrar una investigación como la que acaba de realizar el periodista Sergio Valles, el fundador y director del Canal 28 de Televisión abierta en la Ciudad de Chihuahua, sobre la historia oculta en el accidente de helicóptero que tuvo César Duarte, gobernador de Chihuahua. Esfuerzo encomiable en medio de vicisitudes y limitaciones económicas, Sergio Valles, un ex reportero de Televisa que emprendióhace 11 años su propia ruta en el periodismo independiente, catedrático y abogado, ha logrado consolidar una audiencia local capaz de competirle, en los espacios noticiosos, al duopolio de la Televisión. Se ha convertido en una auténtica excepción en los medios electrónicos de comunicación del Estado de Chihuahua.

 

El reportaje desnuda la treta del mandatario estatal en torno de las causas del accidente y de la explosión de la aeronave, con las que ha lanzado una de las más penosas campañas de medro político y magnificación del accidente. Primero pretendió desprender de su "sobrevivencia" la historia de un valor humano excepcional, y luego, el penoso, inescrupuloso manejo mediático del accidente -incluida la profusa difusión de su imagen convaleciente en spots y carteleras-, para causar sentimientos de compasión entre la población que lo desprecia profundamente. La corrupción política de Duarte ha desatado las peores expresiones de la gente que jamás haya escuchado de político o gobernante alguno.

 

Pues ahora sabemos que el supuesto desplome "como licuadora" del helicóptero fue un sentón de 5 metros con motor encendido, y nunca explotó, sino que lo mandaron quemar. ¿Quién lo ordenó? Lo único que falta afirmar al reportaje es que fue el propio Duarte, así como la razón de ello, pero esas son respuestas que el ministerio público debe completarle a la misión periodística.

 

El reportaje estáen YouTube: https://youtu.be/iRBCMQxxJZk. Son 22 minutos sin desperdicio.  Narra la historia oculta de esos hechos que el pasado 14 de agosto ocuparon la atención de los medios nacionales: el "desplome" del helicóptero bel 429, donde además del gobernador chihuahuense viajaba su esposa Bertha Olga Gómez y la conductora de programas de televisión, Lolita Ayala. De siete tripulantes, sólo el gobernador sufrió lesiones.

 

Así se ha informado, e incluso, derivado de las "delicadas consecuencias médicas" en las que presumiblemente se encuentra la salud del gobernador Duarte, éste tuvo que suspender la rendición de su Quinto Informe de Gobierno. El personalmente lo anunció en un video "selfie" que hizo circular por las redes, advirtiendo un reposo de tres semanas más, y para no enfrentar "una tercera cirugía". El video es de llamar la atención, tiene el propósito destacado de que se vea él y su cama destendida en la habitación personal.

 

El reportaje empieza por el trayecto absurdo que tomóla aeronave: De Morís a Balleza, donde Duarte tiene uno de sus varios ranchos inexplicables. La finca parece llevar en el nombre, la grotesca consigna de los aparejos que rodean al gobernador: "El agua puerca". El accidente tuvo lugar a 200 metros de la pista aérea con la que cuenta el Rancho, a 14 Km. de la cabecera municipal. "El viaje se agendó de acuerdo a las actividades que desarrollaría la periodista Lolita Ayala en el Sierra Tarahumara. Un comunicado de Prensa señala las actividades a desarrollar: el  Viernes, inauguración de una clínica en Moris y el sábado entrega de estufas ecológicas en Bocoyna".

 

"El trayecto del viaje en consecuencia no justificaba que después del evento en Moris se hiciera un desvío de 254 km para pernoctar en el Rancho del Gobernador, cuando Bocoyna o la propia Cd. de Chihuahua se encuentran a 95 km  y 162 km de distancia de Morís, respectivamente.  Hay quien afirma que la vanidad del Gobernador fue lo que los  llevó a su lujosa propiedad. En este, como en muchos otros casos, el Gobernador utilizaba el Helicóptero oficial para uso privado".

 

"Entre el grupo de pilotos de las aeronaves del Gobierno de Chihuahua existe inconformidad porque dicen que  el autoritarismo del Gobernador los obliga constantemente  a volar en condiciones de alto riesgo violando las normas de la aeronáutica civil".

 

Este vuelo tampoco fue la excepción, pues no obstante todos los factores de riesgo, el gobernador ordenó su ruta, y de noche, violentando protocolos, normas y lineamientos de la Aeronautica Civil. Además al momento de despegar se registraba una intensa lluvia que obligó a interrumpir el evento en Morís. Por si fuera poco las precipitaciones y el viento no cesaron durante todo el trayecto. El helicóptero viajaba con el peso máximo permitido 7 pasajeros, equipo de televisión y maletas, pero sin copiloto.

 

El reportaje sostiene que el trayecto hasta el rancho del gobernador, junto con los factores de altitud, lluvia, viento y el máximo de peso, agotaron el combustible. El piloto advirtió al gobernador sobre la necesidad de hacer un aterrizaje por la falta de combustible, al no autorizarlo, decidió volar con un solo motor. El Gobernador al  ver lo cercano de la pista le motivaba diciéndole “no se raje”.

 

Lo interesante es la forma en la que el Canal 28 logró contrastar las declaraciones del piloto y el gobernador sobre diversos aspectos del accidente, en las que uno y otro sostienen versiones distintas, incluso el piloto contradice a Duarte. Sobre el aterrizaje, la hora del vuelo, el tiempo del rescate, los daños, y la versión sobre la explosión del helicóptero.

 

Cuando el avión se impacta, el gobernador afirma que el helicóptero se movió como una licuadora. El capitán desmiente esta situación. El gobernador en su crónica habla sobre el rescate que hizo de los pasajeros a los que jaló 100 metros ante el temor de una explosión. El Capitán no coincide con el Gobernador. Tampoco coinciden con el tiempo de rescate, ya que el gobernador habla de mucho tiempo, el que estima en una hora. El capitán calcula lo contrario, fue rápido, !porque había personas esperando su llegada!

 

¿Y porqué tanto enredo? Esa es la madeja que desmenuza el reportaje de Sergio Valles y su equipo de investigación. El asunto más delicado: La explosión que nunca existió, pues se hizo destruir el helicóptero. Las explicaciones son contrastadas, en su lógica absurda y en su imposibilidad material. Explosión que nunca vieron los tripulantes, sólo escucharon la detonación cuando subían a los vehículos que los trasladaban tras el rescate.

 

La voz de Sergio Valles afirma: "Fuentes extraoficiales plenamente identificadas por el canal 28, cuya identidad es protegida por el secreto profesional, confirman a este medio que el helicóptero nunca explotó, esa noche no se incendió. Al siguiente día inexplicablemente, se le prendió fuego  intencionalmente hasta carbonizarlo". En el rancho del gobernador se encontraban centenares de litros de turbosina.

 

En el reportaje se muestran las imágenes de cómo quedó en cenizas el motor y la cabina del helicóptero,  que Joaquín López Dóriga mostró en exclusiva para el país. Las imágenes son comparadas con fotografías que proporcionó la fiscalía  a medios de comunicación locales y en las que se puede observar que la supuesta explosión y el intenso fuego que destruyó y carbonizó por completo el motor y  la cabina, no afectó al pasto seco ubicado a escasos 2, 5 centímetros del mismo helicóptero siniestrado, pero sí quemó equipo electrónico, asientos, equipajes, videocámaras, etcétera. Hay áreas donde ese pasto seco, casi toca los restos quemados del helicóptero. Además la explosión no esparció segmentos del aparato como plásticos, fierros o equipo electrónico.

 

El accidente de César Duarte en el helicóptero bell 429, con un costo de 6 millones de dólares, marca otro signo del declive y deterioro de su gobierno caracterizado por la corrupción, la mentira y el abuso del poder; abre un nuevo flanco a las investigaciones que realiza la PGR en relación a la denuncia penal interpuesta en su contra por diversos delitos, entre ellos, enriquecimiento ilícito y peculado. Si el gobernador forzó al piloto a realizar un vuelo en condiciones adversas, agotado el combustible y con sobrepeso, tiene una responsabilidad directa. El incendio del aparato aparece aquí como la razón más posible para evitar que el peritaje así lo concluyera. Recordemos que de la primera versión, fallas en la aeronave, se pasó a un descuido del piloto; primero se había ponderado su destreza que evitó un percance mayor, luego recayó en él la causa del abrupto aterrizaje.

 

Esta investigación se difunde precisamente cuando, en contraste, se despliega la más intensa campaña de propaganda y promoción del gobernador chihuahuense y su obra "descomunal" en beneficio del Estado. Dos semanas de desvarío y vanidad, cinismo y demagogia, a partir de entrevistas en varios de comunicación que han mostrado el servilismo de otra parte del periodismo  chihuahuense sin respeto por si mismo. César Duarte escoge a unos cuantos para hacer un balance de sus cinco años de gobierno y llenarse la boca de vituperios. Los escogidos corresponden: Preguntas a modo, cuestionarios sin sustancia, no interrumpen, agradecen, secundan, felicitan. Duarte adquiere tiempos privilegiados en radio y televisión, y son suyas las primeras planas de la prensa escrita.

 

El periodismo cabal no se explica sin la libertad, pero también Don Julio Scherer aclaraba: “La libertad es una lumbre que necesita de muchas lumbres para ser lumbre verdadera”. Lo triste en que haya tan pocas lumbres, habiendo incluso tantos incendios de tal magnitud, como el del Helicóptero Bel 429. 

 

@Javier_Corral