Opinión

La inmadurez de Maduro

El 70% de los venezolanos cobra el salario mínimo, apenas 18 dólares en un escenario hiperinflacionario. | Jorge Iván Garduño

  • 02/03/2019
  • Escuchar

Maduro no es Chávez, carece de su carisma y de su ascendente político. El Fondo Monetario Internacional calcula que la caída del Producto Interno Bruto venezolano alcanzará el 68% en 2023. Hablamos del país con las mayores reservas conocidas de petróleo, pero en el que se cierne una gran sombra respecto a su futuro inmediato en lo referente a su economía y, por ende, estabilidad política.

Estados Unidos quiere un cambio de estructuras políticas en Venezuela, de eso nadie tiene duda, aunque bien es sabido que sucede con aquellos países en donde los norteamericanos intervienen en nombre de la libertad y la justicia: los empresarios estadounidenses del petróleo ya calculan los beneficios que pueden obtener de la nación latinoamericana.

No es sencillo saber dónde está la verdad en medio de tanta desinformación. Es seguro que Venezuela padece una grave crisis económica, sólo superada por Siria y Yemen, ambos destrozados por guerras. La responsabilidad de Nicolás Maduro en el desastre es más que irrefutable. Erró casi todas las medidas de rescate durante la caída del precio del petróleo. Hoy, el 70% de los venezolanos cobra el salario mínimo, apenas 18 dólares en un escenario hiperinflacionario.

¿Es Venezuela una dictadura?

Tal vez no como la muestran la mayoría de los medios de comunicación, pero definitivamente la detención del periodista Jorge Ramos en medio de una entrevista que le realizaba al mandatario venezolano, Nicolás Maduro, no ayuda en la crisis que vive y enfrenta Venezuela.

Jorge Ramos y la cadena Univisión denunciaron el encierro del equipo de periodistas encabezados por Ramos en el Palacio de Miraflores. Le encerraron durante varias horas en un cuarto oscuro, robándole el material de trabajo. Les robaron su trabajo, eso sí que no es nada amigable de un gobierno que dice no ser una dictadura.

Ramos es uno de los periodistas más célebres de América Latina. Sólo hay que recordar cómo enfrentó a Donald Trump en una rueda de prensa de la que salió a empujones.

El autoproclamado Juan Guaidó hace esfuerzos por ampliar el discurso, pero a la vez proclama su deseo de que Estados Unidos lance una operación militar.

La oposición no es un bloque homogéneo, en ella conviven extrema derecha, democristianos, socialdemócratas, izquierda y chavistas hasta hace cinco minutos. La mayoría esgrime ánimo de revancha. Para ellos, lo único bueno de Chávez es que se murió en 2013.

Crisis

Hugo Chávez fracasó en tres frentes, como los anteriores gobiernos: no creó una Administración profesional, no supo contener la deuda y no frenó la corrupción, y en esos mismos frentes es donde Nicolás Maduro ha fracasado y no se ve ni por dónde ni cómo pueda sacar del escollo a Venezuela que son los venezolanos. A pesar de que algunos medios puedan mostrar la tranquilidad que se vive en el país latinoamericano, la realidad es que la inflación no permite al 70 por ciento de la población de gozar de lo básico, y eso sí que tiene un culpable.

Como dijera un analista político recientemente: Estados Unidos tiene tres opciones a mediano y largo plazo: estrangular el régimen (entre sanciones, embargo y cuentas congeladas Venezuela ha perdido 38 mil millones); invadir (poco probable tras la experiencia iraquí) o, crear una contra desde Colombia y Brasil formada por desertores venezolanos y mercenarios.

El asunto es que existe una posibilidad más: un golpe de estado que cada día se antoja más probable y que se alimenta de la inmadurez de un Nicolás Maduro que sueña con gobernar por inspiración chavista.

Yasar Kemal: de la tradición oral a la escritura épica

@plumavertical | @OpinionLSR | @lasillarota