Opinión

La impunidad mata: Fiscalías inoperantes

La sociedad vive con miedo y a merced de la delincuencia.

  • 08/10/2017
  • Escuchar

Decía Eduardo Galeano que “la impunidad premia el delito, induce a su repetición y le hace propaganda: estimula al delincuente y contagia su ejemplo”, palabras contundentes y certeras del fallecido escritor que ilustran el binomio impunidad - inseguridad que crece cada día en nuestro país y en algunos estados se ha vuelto alarmante.

El Índice Global de Impunidad (IGI) 2017[1], señala los siguientes datos duros:

1.   México tiene el primer lugar en impunidad en América Latina;

2.   México tiene 69.21 puntos y ocupa el cuarto lugar en impunidad en el Mundo;

3.   México cuenta con sólo 4.2 jueces por cada cien mil habitantes, cifra muy por debajo del promedio global. Croacia, país con el índice más bajo de impunidad, cuenta con 45 jueces por cada cien mil habitantes.

4.   La mitad de la población detenida no ha recibido sentencia (43%);

5.   Lo que crea la impunidad son los sistemas de seguridad locales y federales mal preparados y con deficiente funcionamiento, así como un sistema de justicia colapsado y ajeno a la rendición de cuentas externo.

La impunidad ha hecho que la inseguridad se dispare en algunas entidades federativas. Analizaré en este artículo el caso del estado de Guerrero, la entidad suriana encabeza el primer lugar en homicidios dolosos, tal como lo indica el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en cuanto al reporte mensual del número de víctimas de homicidios dolosos en carpetas de investigación iniciadas por las agencias del ministerio público de cada entidad federativas de enero a agosto de 2017, Guerrero tiene 1,643 víctimas de homicidios dolosos, siendo julio el mes con mayor número de homicidios dolosos con 250 víctimas[2].

Estas cifras oficiales se han disparado por el alto grado de impunidad que prevalece en la entidad, con una Fiscalía General del Estado cuyo Titular en lugar de procurar justicia, procura impunidad. Esta creciente impunidad ha propiciado que alrededor de 25 universitarios hayan sido asesinados en los últimos 4 años, algunos de ellos y ellas son los siguientes:

1.   Francisco Javier Ramírez García, auxiliar administrativo de la Facultad de Psicología;

2.   Jeany Rosado Peña, integrante de la Comisión Mixta Paritaria de Becas del Comité Ejecutivo Central del Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad Autónoma de Guerrero (STAUAG);

3.   Aidé Fuentes Nava, estudiante de la escuela de Ciencias de la Educación;

4.   Manuel Juárez Flores, estudiante de la preparatoria número 33;

5.   Juan Carbajal Merino, subdirector de la preparatoria número 5;

6.   Ángel Mendoza Ocampo, estudiante de la Facultad de Medicina;

7.   Suzy Nava Cruz, estudiante de la preparatoria número 26;

8.   Adriana Ramos García, estudiante de la Facultad de Enfermería Numero 2;

9.   Darwin Raymundo Barrientos Miranda, alumno de la escuela de artes[3];

10. Samuel González Saavedra, estudiante de la preparatoria 32;

11. Cristian Jesús Santiago Navarrete, estudiante de la Facultad de Ciencia de la Comunicación;

12. Jahaziel Gálvez Ayatle, estudiante de la escuela de Filosofía y Letras;

13. José Villanueva Arce, Director de la preparatoria 2

Los universitarios han sido vilmente atacados y cobardemente asesinados, pero en su mayoría han quedado en la impunidad dichos homicidios y la Fiscalía General del Estado de Guerrero lo único que ha hecho es abrir y archivar carpetas de investigación.

Junto con miles de guerrerenses, periodistas, defensores de derechos humanos, dirigentes políticos, ex alcaldes y ex diputados han sido víctimas de diferentes delitos, el más grave el de homicidio doloso.

Hasta ahora permanecen en la impunidad los asesinatos de Armando Chavarría Barrera, presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso del Estado, Moisés Villanueva de la Luz, conocido como el Diputado “500”, de Demetrio Saldívar, Ex Secretario General estatal del PRD, de Ambrosio Soto, Alcalde de Pungarabato, Francisco Torres Rendón, periodista, Eli Camacho Goicochea, ex diputado local, Roger Arellano Sotelo, ex diputado local, Cecilio Pineda, periodista; y de Ángel Vergara Chamú, ex coordinador regional de Movimiento Ciudadano en tierra caliente.

Aunado a lo anterior el día 26 de septiembre se publica la Encuesta Nacional de Victimización sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2017, Principales Resultados Guerrero, en el que da cuenta de la grave situación de inseguridad en el que se encuentra la población.

El ENVIPE menciona que en relación a  la prevalencia delictiva se estima que 39% de los hogares del estado de Guerrero tuvo, al menos, una víctima del delito durante el año 2016. La tasa de víctimas por cada cien mil habitantes en el estado fue 32 589 hombres y 31 600 mujeres.

Es de destacar que Guerrero, se mantiene en el primer lugar en cuanto al delito de extorsión, seguido de robo o asalto en calle o transporte público y de esto dan cuenta los medios locales, en el que informan que la población en general se encuentra en constante acecho de los criminales para extorsionarlos.

Y de los 1 083 057 delitos estimados, en 74.6% de los casos la víctima manifestó haber sufrido algún daño, mismos que puede ser económico, emocional, psicológico, físico o laboral, por desgracia la realidad menciona que muchas de las veces son físicos. 

La cifra negra: De acuerdo a la ENVIPE en Guerrero se denunció 2.8% de los delitos cifra menor del año 2015, las cuales el Ministerio Público inicio la carpeta de investigación en 62.5% de los casos, el total de delitos que se iniciaron fue del 1.7% de los casos, esto demuestra que se vive en impunidad en la entidad, ya que del 1.7% de los casos la mayoría no tiene sentencia condenatoria.

Esto demuestra que en Guerrero los delincuentes cometen un delito y no son castigados, esto genera un clima de impunidad y en consecuencia la sociedad se encuentra en estado de indefensión.

La impunidad llama a más violencia, la Fiscalía General del Estado es inoperante y con ello fomenta la inseguridad. Urge cambiar de Titular. Esta situación lamentablemente pasa también en otros estados donde la sociedad vive con miedo y a merced de la delincuencia.


[1] http://www.udlap.mx/cesij/resumenejecutivo.aspx

[2] http://secretariadoejecutivo.gob.mx/docs/pdfs/victimas/Victimas2017_082017.pdf

[3] http://www.proceso.com.mx/488226/mayo-mes-funesto-la-uagro-cinco-estudiantes-asesinados-video.