Opinión

La importancia de los medios de comunicación en elecciones

Los medios de comunicación, hoy más que nunca, son un pilar fundamental en nuestra democracia. | Fernando Díaz Naranjo

  • 22/02/2021
  • Escuchar

Los medios de comunicación ya sean digitales o impresos son instrumentos que se han caracterizado durante muchos años, por integrar contenidos informativos de diversos temas que se transmiten para conocimiento de la población, con lo cual, la misma conoce el acontecer de su entorno y, consecuentemente, le ayuda a entender y comprender diversos fenómenos e inclusive, puede constituirse como parte importante para alguna toma de decisiones.

Su trascendencia es vital para cualquier país y más cuando prevalece en él un sistema democrático como el nuestro en donde la libertad de expresión permite que las ideas y contenidos fluyan justamente en libertad en favor de las audiencias.

La importancia de los medios de comunicación inclusive sobre la vorágine creciente de las llamadas redes sociales radica en que la estructura organizacional de los principales medios que difunden noticias, buscan contar con fuentes válidas, con notas fundamentadas y opiniones que puedan sostenerse, con lo que van logrando legitimidad ante la opinión pública.

Por ello, y ante la cercanía de las elecciones más grandes que se hayan registrado en nuestro país, resulta fundamental que los medios de comunicación estén plenamente preparados para comprender, entender y, sobre todo, transmitir a la población de forma correcta todo lo que encierra un proceso electoral.

En este 2021 el país estará renovando la Cámara de Diputados a nivel federal, pero a nivel local y de forma concurrente habrá elecciones en las 32 entidades federativas del país destacando que en 15 de ellas se elegirán gobernadores o gobernadoras.

En este sentido y sólo para exponer algunos temas en que los medios deben poner especial atención señalo algunos:

· Las y los candidatos que, finalmente, presenten tanto los partidos políticos como las coaliciones;

· El desarrollo de las campañas electorales que están en puerta y con ello, comprender los alcances de la norma federal con las normas locales, así como los acuerdos que los Organismos Públicos Locales Electorales generen al respecto y lo que determine el Instituto Nacional Electoral (INE), como son las posibles denuncias entre los actores políticos competidores, el correcto uso de los recursos públicos, etc.;

· La utilización de urnas electrónicas y los resultados de su funcionalidad en los estados de Coahuila y Jalisco a pesar de que se integrarán en una proporción menor;

· El sistema por internet que, además del voto postal, se estará utilizando para que, en 11 entidades federativas las y los mexicanos residentes en el extranjero puedan votar por diversas figuras de representación popular;

· Los protocolos en materia de seguridad que se instrumentarán para proteger a la población en estas elecciones;

· El cumplimiento por parte de los partidos políticos para atender la paridad de género y toda la normatividad que el INE ha ido construyendo para erradicar la violencia política contra las mujeres en razón de género;

· La postulación de candidaturas indígenas en los distritos electorales con población indígena por parte de los partidos políticos, así como de afromexicanos y afromexicanas, de la diversidad sexual y personas con discapacidad;

· Los diversos grados de participación o abstencionismo que se presenten en la elección;

· Los resultados que, al final se obtengan en cada una de las elecciones y, en su caso, los conflictos electorales;

· Los medios de impugnación que se vayan registrando y los alcances de los mismos, entre tantos aspectos más.

Consecuentemente, hoy los medios de comunicación tienen el enorme reto de estar a la altura de estas elecciones para poder informar a la ciudadanía con oportunidad, con veracidad y, respetando la normatividad electoral, sobre su desarrollo.

Por ello, los medios de comunicación, hoy más que nunca, son un pilar fundamental en nuestra democracia, sin ellos la realidad no podría comprenderse o entenderse en su justa dimensión.  Son parte de la columna vertebral que coadyuva a nuestra democracia a contar con equilibrio y equidad en las contiendas electorales.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.