Opinión

La Iglesia católica debe disculparse con los homosexuales: Papa Francisco

“Si una persona es gay y busca al Señor, y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarlo?”: Papa Francisco.

  • 30/06/2016
  • Escuchar

Nuevamente el Papa Francisco nos vuelve a sorprender. El domingo 26 de junio a bordo del avión que lo llevaba de Armenia a Roma, una vez concluido el 14º viaje de su pontificado, respondió a las preguntas que le hicieron los periodistas de la fuente que le acompañan siempre. Fueron muchos los temas abordados, como el conflicto de Armenia y Azerbaiyán, el resultado del referéndum en Reino Unido; la creación de la comisión de las mujeres diaconisas, lo del Papa emérito y la importancia de pedir perdón a los homosexuales.

 

Recordemos que días antes el cardenal alemán Reinhard Marx, aseguró en una conferencia en Dublín, Irlanda, por cierto, días antes de la masacre ocurrida en Orlando, Florida, que esta comunidad debe recibir disculpas de la Iglesia católica. Aprovechando los dichos del cardenal alemán la veterana periodista Cindy Wooden, del National Catholic Reporter, le pregunta directo:

 

Santidad (...) muchos dicen que la comunidad cristiana tiene algo que hacer con este odio a estas personas. ¿Qué cosa piensa?”

 

Y el jesuita como si esperará la pregunta contestó de modo similar a como lo hizo en aquella rueda de prensa del lunes 29 de julio de 2013 cuando volvía de Río de Janeiro a Roma tras haber participado en la Jornada Mundial de la Juventud. Entonces, afirmó lo siguiente que se ha quedado como doctrina: “si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarlo?”

 

Jorge Mario Bergoglio refrendó su argumento y dijo lo siguiente: “Repetiré lo mismo que he dicho en el primer viaje. Repito lo que dice el Catecismo de la Iglesia Católica. No son discriminados, deben ser respetados, acompañados pastoralmente”.

 

Señaló que los homosexuales “se pueden condenar pero no por motivos teológicos sino por motivos digamos de comportamientos políticos o por ciertas manifestaciones demasiado ofensivas para los otros, pero estas son cosas que no entran en el problema”.

 

Y agregó que “el problema es una persona que tiene esa condición, que tiene buena voluntad y que busca a Dios. ¿Quiénes somos nosotros para juzgar? Debemos acompañar bien, eso es lo que dice el Catecismo, es claro el Catecismo”.

 

Y precisó que “hay algunas tradiciones en algunos países (¿México quizá?), en algunas culturas, que tienen una mentalidad distinta en este problema”.

 

“Creo que la Iglesia no sólo debe pedir perdón como ha dicho ese cardenal marxista (ello provoco risas), no sólo debe pedir perdón a las personas gays que ha ofendido, sino que debe pedir perdón también a los pobres, a las mujeres explotadas, a los niños explotados en el trabajo, debe pedir perdón por haber bendecido muchas armas”.

 

Y agregó que “la Iglesia debe pedir perdón por no haberse comportado muchas veces. Los cristianos, la Iglesia es santa, los pecadores somos nosotros. Los cristianos debemos pedir perdón por no haber acompañado tantas opciones…”.

 

Y aquí comentó una anécdota que ocurrió en su natal argentina hace años:

 

“Recuerdo que de niño en la cultura católica cerrada de Buenos Aires de donde vengo, no se podía entrar en la casa de una familia divorciada. Estoy hablando de hace 80 años. La cultura ha cambiado, los cristianos deberíamos pedir perdón, perdón, sobre muchas cosas, es una palabra que olvidamos mucho”.

 

“Esto es verdad. Muchas veces el padre patrón, y no el padre que es padre. Está el padre que bastonea y no el padre que abraza. Pero hay muchos que sí lo hacen. Están los padres de las cárceles, padres santos que no se ven porque la santidad es pudorosa. Hay muchas organizaciones de gente buena y gente no tan buena, de gente que porque uno da una bolsa un poco grande y se mira a otro lado como hicieron las potencias internacionales con los tres genocidios (el armenio, el de Hitler y de Stalin)”.

 

“Nosotros los cristianos, padres, obispos, hemos hecho esto, pero nosotros los cristianos tenemos a una Teresa de Calcuta y a muchas Teresas de Calcuta, hay muchos matrimonios santos. Está el grano y la cizaña. Debemos rezar al Señor para que esta cizaña termine.

Recordemos que todos somos pecadores, yo primero, de acuerdo. No sólo debemos pedir disculpas sino perdón”.

 

Así es Francisco, para algunos grupos conservadores es durísimo en sus dichos. Para otros, no.

 

Un día antes de su declaración hubo en la Ciudad de México una gran marcha del orgullo gay, seguramente si la declaración de Francisco se hubiera dado un día antes, habría muchas muestras de apoyo de dicha comunidad con el Papa argentino.

 

 

¿Cómo recibirán la lección del Papa Francisco algunos obispos católicos?

 

En México hay muchos jerarcas y curas pederastas, concubinarios y homofóbicos. Uno de ellos recientemente tuvo que pedir perdón públicamente por sus comentarios fuera de tono en contra del presidente de la República.

 

En una carta dirigida al Ejecutivo federal, Monseñor Jonás Guerrero se refirió a su "desafortunada declaración" hecha en Los Mochis sobre el tema de los matrimonios igualitarios.

 

En su misiva dijo:

 

“A través de esta misiva, ofrezco públicamente a usted y a su señora, sincera y amplia disculpa por la desafortunada declaración realizada en Los Mochis, Sinaloa".

 

“Reitero que un servidor y la diócesis de Culiacán que presido somos respetuosos de las instituciones civiles y sus representantes, y estamos comprometidos con una relación institucional de respeto, tolerancia con el Estado en función del bien común”.

 

Seguramente otros prelados harán un acto de contrición privado y pedirán perdón.

 

De repente me vino a la mente aquel comentario hecho a finales de 2009 por el cardenal mexicano Javier Lozano Barragán cuando afirmó que los homosexuales “no entrarán nunca en el Reino de los Cielos...” (Véase El IX Cardenal mexicano /Fred Álvarez en Código Topo de Excélsior, 4 de enero de 2010).

 

En una entrevista -con el periodista italiano Bruno Volpe (difundida el 2 de diciembre de 2009 por la página http://www.pontifex.roma.it), y que causó una fuerte conmoción mediática, el cardenal Lozano afirmó que los transexuales y homosexuales no van al cielo porque su elección de amores "ofende a Dios".

 

La pregunta y respuesta textual fue: “Eminencia, pasemos a otro tema caliente. ¿Cómo valora la homosexualidad y los transexuales?”.

 

La respuesta fue “los transexuales y homosexuales no entrarán nunca en el Reino de los Cielos, y no lo digo yo, sino San Pablo”.

 

-         Pero, ¿si una persona nace homosexual?, inquiere el reportero.

 

La respuesta fue -"No se nace homosexual, sino que se llega a ser. Por variedad de causas, por motivos de educación, por no haber desarrollado la propia identidad en la adolescencia; a lo mejor no son culpables, pero actuando contra la dignidad del cuerpo, ciertamente no entrarán en el Reino de los Cielos. Todo lo que consiste en ir contra la naturaleza y contra la dignidad del cuerpo ofende a Dios".

 

Eso dijo. Después intento componer las cosas.

 

¿Qué dirá hoy ante lo expresado por el Papa Francisco?

 

 

 

Al margen:

 

La enseñanza católica respecto de la homosexualidad está resumida en tres artículos del Catecismo de la Iglesia Católica; 2357, 2358 y 2359. En estos artículos la Iglesia enseña que:

 

Los homosexuales "deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta".

 

La homosexualidad, como tendencia es "objetivamente desordenada", que "constituye para la mayoría de ellos (los homosexuales) una auténtica prueba".

 

Apoyado en la Sagrada Escritura "la Tradición ha declarado siempre que "los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados", "no proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual" y por tanto "no pueden recibir aprobación en ningún caso".

 

"Las personas homosexuales están llamadas a la castidad" y "mediante el apoyo de una amistad desinteresada, de la oración y la gracia sacramental, pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección cristiana".

 

Y en la exhortación apostólica Post sinodal Amoris Laetitia el Papa Francisco dice que “la Iglesia hace suyo el comportamiento del Señor Jesús que en un amor ilimitado se ofrece a todas las personas sin excepción”, por lo que reiteró que “toda persona, independientemente de su tendencia sexual, ha de ser respetada en su dignidad y acogida con respeto” evitando toda forma de agresión y violencia.

 

 

PD. Duele Estambul.La noche del martes 28 de junio de 2016 un grupo terrorista atacó al Aeropuerto Internacional de esa hermosa ciudad matando a 41 personas e hiriendo a 230 más. Los terroristas emplearon potentes explosivos y fusiles tipo Kalashnikov. Hasta este momento nadie reivindicó el ataque pero todo apunta al autodenominado Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS).

 

PD2. Sigue sin avanzar el caso Oaxaca y continúan los bloqueos. El secretario de Gobernación advirtió ayer que el gobierno actuará para desbloquear las vías de comunicación: “Tenemos un mandato de regresar a la normalidad y estamos abriendo los espacios; no se ha cancelado el diálogo, pero sí lo digo con toda claridad, tenemos que dejar, generar las condiciones, si no se dan éstas por la vía del diálogo, entonces tenemos que actuar porque no pueden seguir así las cosas, las condiciones como ahora están”, dijo en entrevista radial. Anoche estaba convocada una reunión la tercera entre autoridades e integrantes de CNTE, tras los hechos violentos del pasado domingo 19 de junio en ese municipio. Esperemos que haya resultados.

 

@fredalvarez

@OpinionLSR