Opinión

La hipocresía de los medios, el juicio sobre la sociedad

Una sociedad no puede apelar a unas reglas morales particulares cuando está llena de inmoralidades.

  • 16/08/2014
  • Escuchar

A lo largo del tiempo, en artículos periodísticos y reportajes gráficos, han sido documentadas las trapacerías de Romero Deschamps y los excesos de sus hijos, uno con autos carísimos y la niña con sus viajes alrededor del mundo, en primera clase y acompañada de sus perritos.

 

¿Puede un líder petrolero, a través de un trabajo honesto lograr que la familia goce de esos lujos? ¿Es el modelo de todo trabajador y el ejemplo del camino a seguir? ¿Qué sucede con los otros líderes sindicales? ¿El de Teléfonos de México, Hernández Juárez, alguna vez considerado un líder moderno? ¿La hoy defenestrada lideresa del SNTE? ¿El líder Gamboa Pascoe? Así podríamos seguir en una interminable lista que desde hace muchos, muchos años ha sido la tónica de los liderazgos sindicales.

 

La sociedad, sobre todo la sociedad política, lo ve como un hecho consumado, como parte de la cotidianidad y no como resultado de la corrupción, del abuso y la connivencia con el poder. Nadie se rasga las vestiduras; sin embargo, hay otra parte que los medios usan pues rompe con "los valores morales" de la sociedad y desde ahí se descalifica a un diputado o diputada o a algunos miembros de un grupo parlamentario que deciden hacer una fiesta (lo importante a saber es con qué recursos: públicos o privados) y las voces “morales” de ese partido conservador, de los medios impresos y electrónicos, y a través de ellos de la sociedad, se hacen eco de la indignación y juzgan y descalifican y logran la muerte civil de los implicados, que no tienen defensa posible, con base en esos “valores”.

 

Los otros casos

Unos medios hipócritas que castigan los asuntos que salen a la luz pública no los hechos ni las actitudes cotidianas de la relación y abusos de género o la corrupción. Esos, lamentablemente, pueden ser ensalzados: Recordemos el caso de Pancho cachondo y el humor con el que se abordó el punto (y al PRI con Cuauhtémoc Gutiérrez). En el fondo tenemos unos medios que se esconden en el juicio a los otros para evitar el juicio propio; unos medios sin ética y sí con unos principios morales superficiales que intentan imponer a la sociedad: Vicios privados, virtudes públicas.

 

Hoy ya nadie se pregunta quién difunde, por qué se difunden, para qué se difunden, en qué momento se difunden los videos. ¿Hay un grupo de "salud pública" dedicado a denunciar los excesos "morales" de las personas? Una sociedad no puede apelar a unas reglas morales  particulares cuando está llena de inmoralidades, porque no otra cosa significa la corrupción y los abusos de los cargos, del poder; los acuerdos en lo obscuro o los arreglos con las mafias; los asesinatos de periodistas y de la población o los saqueos a las comunidades.

Los excesos en las fiestas, son cuando mucho, hechos que cada individuo tendrá que enfrentar en el ámbito de su vida privada. ¿Las fiestas afectaron las decisiones de los participantes en su actuar público? Vaya usted a saber.

 

La realidad

¿Conocen el turismo de paso? Es cuestión de recorrer algunas avenidas y salidas de la ciudad para ver cuántos hoteles “de paso” existen y darse cuenta que los autos de los turistas tienen placas del Distrito Federal ¿Qué nos asusta? ¿El descubrimiento de lo que es preferible tener oculto? En Veracruz, por cierto, en los hoteles de “paso”, se dan el lujo de anunciar el costo del “ratito”: “rato, 250 pesos”, dicen los anuncios.

 

El tema no es ese, por supuesto. La distracción provocada por el asunto permitió que Televisa realizara la compra total de una de las empresas que daban el servicio de televisión de paga en una zona del país, y de la cual ya tenía un parte, dos días después de que entrara en vigor la nueva ley de telecomunicaciones, que no determina preponderancia en ese ámbito. Así, la mayor empresa generadora de contenidos televisivos logra tener, cuando menos, 70% de ese nicho de mercado: Lo que nuestros diputados, entre ellos el hoy ex coordinador del PAN, Villarreal, dijeron que no sucedería sólo soportó “un ratito”.

 

De pilón…

¿Distracción para que la Secretaría de Energía pudiera impulsar las rondas cero y uno, que con gran despliegue anunciaron como si fuéramos unos expertos para saber lo que significan? Según el anuncio del presidente, a raíz de la promulgación de las leyes secundarias, de inmediato  se daría las reuniones para una y después para la otra; nuestros funcionarios, más papistas que el papa, decidieron hacerlas al mismo tiempo, pues la venta del país no puede esperar, parece.

 

El secretario de Energía es consultado por el presidente del Consejo de Administración de Pemex sobre lo que va a quedarse en la empresa y éste le dice que sí, que le parece bien: Lo único que aquí no caza es que el secretario de Energía y el presidente del Consejo son la misma persona: Pedro Joaquín Coldwell: ¿y nos preocupa una fiesta?

 

Facebook: carlos.anayarosique

Twitter: @anayacar

La Silla Rota

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.