Opinión

La guerra comercial llegó

¿Qué tan seguro es una guerra comercial con nuestro mayor socio comercial? | Jorge Iván Garduño

  • 08/06/2019
  • Escuchar

El Gobierno mexicano intenta desactivar a toda costa la amenaza, de aceptar la imposición de los aranceles en cascada –del 5% inicial hasta el 25%– de su mayor socio comercial, lo que precipitaría una espiral recesiva de una economía exhausta, la mexicana, poniendo al gobierno de López Obrador contra la pared.

Estados Unidos mantiene su decisión de aplicar los aranceles, e incluso ha reiterado su postura incluyendo nuevas condiciones. El inquilino de la Casa Blanca abrió este pasado viernes a medio día la puerta a un posible acuerdo a través de un tuit, pero añadió a las exigencias en el control migratorio nuevas condiciones comerciales: “Si finalmente llegamos a un acuerdo, y hay buena disponibilidad para ello, México deberá comprarnos productor agrícolas y ganaderos a precios muy altos”.

El presidente de Estados Unidos quiere guerra, guerra comercial, y es que es claro el anuncio que realizó en su cuenta de Twitter (como es ya su costumbre) sobre presionar a México con aplicar de manera unilateral aranceles a todos los productos mexicanos. Por otro lado, Estados Unidos plantea ahora nuevas condiciones comerciales, además de las exigencias de endurecer el control migratorio en la frontera, lo que tiene a AMLO en vilo.

Donald Trump se jactó de que Estados Unidos tiene las de ganar en un pulso mercantil al afirmar desde el año pasado que, “cuando un país está perdiendo miles de millones de dólares en comercio virtualmente con cada país con el que tiene negocios, las guerras comerciales son buenas y fáciles de ganar”.

El fondo de las palabras y el tono de Trump en su mensaje de Twitter son políticos, lo que nos recuerda que este fue uno de los elementos centrales de la agenda económica en la candidatura del neoyorquino. Ahora inicia su campaña rumbo a la reelección presidencial, y utilizará lo que ya le funcionó, así que los aranceles serán efectivos, la economía mexicana es frágil.

Los economistas mexicanos llevan meses temiendo el proteccionismo de Donald Trump y ya tiene medidas preparadas para la guerra comercial que ha abierto el mandatario estadounidense. Pero ¿qué tan seguro es una guerra comercial con nuestro mayor socio comercial?

Mientras, al otro lado del mundo China y Rusia unen fuerzas para contener a Donald Trump.

Estamos ante un escenario que pondrá a temblar al mundo político, comercial y social.

La guerra que llegó es una guerra comercial.

La relevancia de las bibliotecas

@plumavertical | @OpinionLSR | @lasillarota