Opinión

La generosidad del PAN

México no está paralizado, el rumbo tomado es bastante peor que si se hubiera quedado como lo dejaron los gobiernos anteriores.

  • 22/01/2020
  • Escuchar

En días pasados me tocó escuchar por la radio la nueva campaña institucional del PAN que bajo el concepto de que México está paralizado hacía una narrativa sobre los fracasos y errores del gobierno de López Obrador y aunque la producción y las ideas son buenas, creo que en el fondo es un mensaje sumamente generoso con el gobierno.

Si México llevara un año paralizado estaríamos mucho mejor de lo que estamos porque la inamovilidad es más positiva que el retroceso o que la decadencia y hoy, no existe un sólo indicador de que estamos igual o mejor que en el 2018, explico el punto:

· Si simplemente no se hubiera hecho nada y estuviera paralizado el país, hoy tendríamos un nuevo aeropuerto de primer mundo con el 30% de avance en la obra; en cambio tenemos el 30% de una obra inundada, una primera piedra en Santa Lucía y una gran cantidad dudas sobre la utilidad, viabilidad y fin de la obra en Santa Lucía.

· Si simplemente no se hubiera hecho nada y estuviera paralizado el país seguiríamos teniendo Seguro Popular; política pública exitosa implementada en los gobiernos del PAN que servía para atender la salud de los mexicanos más vulnerables de forma gratuita, en lugar de eso tenemos el INSABI que no funciona, no tiene esquemas claros de financiamiento y funcionamiento, no tiene reglas de operación, no tiene ni siquiera claridad en quiénes son sus beneficiarios y ha dejado morir a cientos de personas por no poder pagar la atención. La simple parálisis en este caso hubiera sido más que positiva.

· Si simplemente no se hubiera hecho nada y estuviera paralizado el país no se habría entregado la educación a las mafias sindicales, se seguiría evaluando a los maestros y velando por la calidad educativa; en cambio tenemos un sistema educativo hincado ante los intereses laborales (no educativos) de los maestros, tres programas diferentes conviviendo en las escuelas de forma simultánea y el sacrificio de al menos una generación de mexicanos que será víctima de la última reforma.

· Si simplemente no se hubiera hecho nada y estuviera paralizado el país habría unos 5 mil mexicanos más vivos. Es la diferencia de asesinatos entre el 2018 y el 2019 que ha sido el año más violento del que se tenga registro, y eso sin contar extorcxiones, feminicidios, secuestros, la extraña reducción en la cantidad de estupefacientes incautados y la extraña estrategia (si es que la hay) de combate al narcotráfico.

· Si simplemeente no se hubiera hecho nada y estuviera paralizado el país estaríamos entre los 10 países más atractivos para invertir, hoy no lo estamos.

· Si simplemente no se hubiera hecho nada y estuviera paralizado el país no estaría enfocada la inversión gubernamental en la extracción y refinación de petróleo, idea setentera que el presidente López Obrador considera una forma de riqueza y que no es funcional por muchas razones, la primera es que las refinerías que tenemos no se están utilizando al 100% y para cuando la nueva este lista vamos a tener que importar petróleo para reciclar... claro si todavía sirve de algo el petróleo porque el mundo va en otra dirección más cuidadadosa con el medio ambiente.

Todos estos ejemplos demuestran que México no está paralizado y que el rumbo tomado es bastante peor que si solemante se hubiera quedado en pairo como lo dejaron los gobiernos anteriores. El PAN está siendo sumamente generoso como principal fuerza de oposición al decir que México está paralizado porque la realidad es lejana a la parálisis y demuestra que a veces es mejor no hacer nada, cuando menos mejor que ir en retroceso. Las consecuencias de las decisiones y acciones que se han tomado durante el año pasado (especialmente en las materias educativa, de seguridad y energética) nos perseguirán al menos por unos 20 años y eso tomando en cuenta que se corrija el rumbo en 4 más.