Opinión

La esperanza se llama Delfina

El fenómeno se refleja también en las encuestas.

  • 21/05/2017
  • Escuchar

Los grandes cambios sociales se generan a partir del consenso. La candidatura de la maestra Delfina Gómez para la gubernatura del Estado de México es una muestra de que el consenso por el cambio en esa entidad ya es un hecho.

La campaña de Delfina ha aglutinado la necesidad de los mexiquenses para terminar con 87 años de gobiernos del PRI y que la victoria política de Delfina Gómez la es la vía para lograrlo.

Este posicionamiento ha dado como resultado la formación de un amplio bloque de apoyo a su candidatura conformado por la suma de diversos sectores y personalidades a su plataforma política. Con Delfina confluyen prácticamente todas las corrientes del magisterio, tradicionalmente enfrentadas, y se suman sectores tradicionalmente oficialistas como el Sindicato del Metro.

Personajes históricamente ligados al PRD como Alejandro Encinas, ex candidato a la gubernatura mexiquense por ese partido, también convergen en la campaña de Delfina Gómez porque ven en ella la única posibilidad de derrotar al PRI.

Otra personalidad que se unió a la campaña de Delfina es Tatiana Clouthier, la hija del emblemático dirigente panista, Manuel Clouthier, quien llamó a los mexiquenses a no comprometer el destino de sus familias a cambio los 3 mil pesos que ofrece el PRI por el voto.

Incluso personajes tradicionalmente reacios a la cercanía con los partidos políticos en esta ocasión están decidiendo expresar su abierto apoyo a la maestra de Texcoco, tal es el caso del padre Alejandro Solalinde que le entregó una propuesta para la protección a migrantes e hizo público su respeto a la candidata de Morena:

Vine a expresarle mi respeto a la maestra Delfina porque es una persona fuerte, sólida y confiable. Vengo como ciudadano y como cristiano para decirle que nuestro Estado de México está cansado de tanta corrupción. Yo creo que merecemos un cambio”, dijo el sacerdote.

Este fenómeno se reproduce abajo, en cada municipio, en cada barrio, personas que tradicionalmente se asumen como apolíticas esta vez saldrán a votar por Delfina, lo mismo que quienes tradicionalmente emiten su voto por otros partidos esta vez lo harán por la izquierda.

El fenómeno se refleja también en las encuestas que señalan la caída del resto de los aspirantes, de tal forma que más allá de Delfina la competencia es por ver quién baja menos en las simpatías de los mexiquenses.

La ventaja de Delfina también ha provocado que se arrecie la guerra sucia en su contra, prácticamente todos los partidos en todos los tonos han enfilado sus estrategias a dañar la imagen de la maestra.

Al parecer, el interés de la clase política mexiquense ya no es evitar que el PRI continúe en el poder sino impedir a toda costa que Delfina triunfe. Sin embargo, la candidatura de Delfina Gómez es fuerte como un roble, porque representa la esperanza de millones de mexiquenses que ya decidieron terminar con la corrupción y el atraso en esa entidad. 


Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.